jueves, 31 de enero de 2013

Atalaya: Un rey para los republicanos


 
 
Así titulaba la prensa extranjera al Rey Juan Carlos en los primeros años de la transición. Juan Carlos, hasta ahora, ha dado prueba de su voluntad de hacer de España un espacio territorial e ideológico aceptable por todos los auténticos demócratas.

La noticia de la abdicación de la reina de Holanda, Beatriz (75) en su hijo, el príncipe heredero Guillermo (45) da pábilo a cierta ambigua prensa, que en estos momentos difíciles se insinúa como republicana. Para los círculos que se esconden detrás de esos medios, la República sería la mejor solución para el futuro de España. De momento, todos esperan ansiosos la abdicación de Juan Carlos (75) en su joven hijo, Felipe, Príncipe de Asturias. Creen que el príncipe no está lo suficientemente preparado para regir un país como España. Sería la oportunidad anhelada para proclamar la República.

Que nadie se engañe. La República que quieren los círculos derechistas sería en realidad una dictadura encubierta, como lo fue el franquismo arropado como “Reino”, curioso reino sin rey (el pretendiente dinástico al desierto trono español era don Juan, ( Conde de Barcelona y padre de Juan Carlos), exiliado en Estoril (Portugal). Con Alfonso XIII, el chusquero y africanista general Franco fue un servidor. Establecida su dictadura, el monarca de El Pardo, sin trono, se sentía y comportaba como amo absoluto de España, apoyado incondicionalmente por una mayoría de “súbditos” y por la nacionalcatólica Iglesia, la del brazo en alto.

Así, pues, que se anden con mucho ojo los auténticos republicanos.


 

Nuestra lengua: "El lubricán"





“El lubricán”. = (Literario): el ocaso, la puesta del sol.

“El punto”.= (Literario): el lugar (recóndito), el sitio, el paraje.

“Ultrajar”. = Forzar, violar. Herir el honor de alguien.

“A capela”. = Cantar sin orquesta. Quien lleva a cabo una obra sin herramientas.

“Habichuela”. = (col.) Pie muy grande.

“A lo gringo”. = Ir sin ropa interior.

“A popele”. = En pelotas, en pelota picada.

“Ser un vagoneta”. = Un tío vago, vaguísimo.

“El baranda”. = Funcionario de prisiones (jerga carcelaria).

“Vacíabotas”. = Soso, medio tonto (Andalucía).


 


Leído en la Prensa: Un respiro para Tembleque



El pasado 18 de enero les informábamos sobre la alegría que reinaba en Tembleque por el auto provisional que ordenaba la suspensión cautelar provisional del cierre de las urgencias nocturnas en 21 centros de salud en Castilla-La Mancha.

Hoy hemos visto en el telediario y leído en algunos periódicos digitales que, al menos tres de esos 21 centros médicos, con Tembleque a la cabeza, permanecerán, de momento, abiertos.

Según informa La Razón:
“Los centros médicos de dieciocho de las veintiuna localidades castellanomanchegas afectadas por el cierre de las urgencias nocturnas decretado por el gobierno regional dejarán de abrir sus puertas por la noche en los próximos días por decisión del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM).

Sólo permanecerán abiertos por la noche los puntos de atención continuada (PAC) de Tembleque (Toledo), cuyo Ayuntamiento presentó el recurso que ha motivado el contencioso, y los de Pobo de Dueñas y Budia (Guadalajara), aunque en este caso de forma "cautelarísima" hasta que el Tribunal decida si cierran o no.

En cualquier caso, la cuestión de fondo, es decir, si se ajusta a derecho la orden de la Consejería de Sanidad por la que se decretó el cierre de servicios nocturnos en los 21 PAC, se solventará en una sentencia que se dicte una vez terminado el procedimiento.

La decisión del Tribunal ha sido acogida con una "prudente satisfacción" por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha, que, no obstante, va a recurrir la medida de mantener las urgencias nocturnas en Tembleque, según ha avanzado el portavoz del Ejecutivo, Leandro Esteban.

La medida no se aplicará esta misma noche, según ha explicado el consejero de Sanidad, José Ignacio Echániz, quien también se ha mostrado partidario del recurso, si bien se ha congratulado de que se haya dado la razón a la Junta en buena parte de sus alegaciones.

Por su parte, el alcalde de esa localidad toledana, el socialista Jesús Fernández, ha recibido con "satisfacción contenida y sabor agridulce" el auto del TSJCM, pues él pensaba "que se iban a mantener abiertas en todos los municipios afectados".

Varios de esos municipios, una vez conocida la decisión judicial, han anunciado que presentarán sus propios recursos, algunos de ellos mañana mismo.
Entre los que han anunciado recursos están los municipios de Molinicos, Villalba del Rey, Castellar de Santiago, Villahermosa, Villanueva de la Fuente o Guadálmez, gobernados por el PSOE, y Sisante y Almonacid de Zorita, regidos por el PP.

Abiertos, aunque de forma interina, quedarán los PAC de Pobo de Dueñas y Budia, afectados por los recursos presentados por los Ayuntamientos de Adobes y Durón, respectivamente, por ser los centros de referencia en sus zonas básicas de salud.

Fuentes del TSJ han explicado a Efe que esos dos centros se mantienen abiertos hasta que el Tribunal se pronuncie sobre si procede mantener la medida cautelarísima o levantarla, es decir, hasta que tome una decisión como ha hecho hoy en el caso de Tembleque.

En la fundamentación de la decisión adoptada respecto al resto de los municipios, el Tribunal ha expuesto que el Ayuntamiento de Tembleque no está legitimado para solicitar el mantenimiento del servicio de urgencias nocturnas en el resto de la veintena de municipios afectados.

En sus fundamentos jurídicos, el tribunal ha aceptado las principales alegaciones presentadas por el Ejecutivo que preside María Dolores de Cospedal, que ha justificado en informes técnicos la necesidad de los ajustes presupuestarios ante la "situación gravísima" del Sistema Sanitario de la comunidad y a fin de evitar el "colapso", ya que en 2011 el gasto era de 580 millones de euros superior al de ingresos.

Asimismo, acepta también la "baja frecuencia" de pacientes que estos centros recibían por la noche y que la asistencia urgente queda garantizada por los medios disponibles de ambulancias, UVis y helicópteros.

El auto cuenta con un voto particular del magistrado José Borrego López, el presidente de la sección primera de la sala de lo contencioso-administrativo, que era partidario de haber levantado en su totalidad la medida cautelar y, con ello, haber permitido el cierre nocturno de todos los PAC.

Al margen de los ayuntamientos afectados, el auto ha provocado la decepción del presidente del Consejo de Colegios de Médicos de Castilla-La Mancha, Francisco Parra, y del sindicato CSIF, mientras que el PSOE, a través de su diputado Fernando Mora, ha solicitado a la Junta que revoque la orden y que no cierre ninguno de los 18 centros afectados por la decisión del TSJ.”

Hasta aquí, La Razón (larazon.es).

Veremos en qué queda todo. Según manifestó recientemente el secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page en una entrevista en Los Desayunos de TVE, "sólo con el dinero que el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, va a gastarse este año en propaganda se podrían mantener los 21 Puntos de Atención Continuada (PAC), que vieron reducido su horario”.

No es de extrañar que la desafección de los españoles con su clase política sea cada vez mayor. Parece como si se les hubiese borrado de la memoria (o puede ser que se fumasen las clases de Historia en el instituto) esa frase célebre y carente de toda sensibilidad atribuida a María Antonieta refiriéndose al famélico pueblo francés:“Si no tienen pan, que coman pasteles (bollos)”. Una gota que hizo colmar el vaso de la paciencia de nuestros vecinos que, poco después, conduciría a la toma de la Bastilla por el populacho, harto de los parásitos que vivían a su costa. El final ya lo conocen: La Revolución Francesa les costó la cabeza a ella, al inútil de su marido Luis XVI, así como a su descendencia y a miles de aristócratas y cargos privilegiados del reino.
M.R.

Ver también:
http://www.telecinco.es/informativos/sociedad/TSJCM-suspension-Orden-PAC-Tembleque-Pobo_de_Duenas-Budia-Duron-Adobes_0_1549275347.html

Pensamiento






 



"Si quieres que algo se haga, encárgaselo a una persona; si quieres que algo no se haga, encárgaselo a un comité".


Napoleón Bonaparte

miércoles, 30 de enero de 2013

Leído en la Prensa: Un asunto sospechoso

Han caído en mis manos algunos libros de texto escolares para niños de diez a trece años. Sólo fueron media docena, aclaro. Ignoro si todos tocan el mismo registro, o por una siniestra casualidad cayeron en mis manos sólo raras bazofias. El detalle es que con ellas se forman escolares en España. No sé si muchos o demasiados, pero da igual: con los que he visto estudian miles de niños. Todo lleva mucho dibujito, mucha estampita, mucho colorín. Como envoltorio. Y dentro, unos textos escritos con desgana, sin criterio. Superficiales y sin sentido. Hasta el punto de que su atenta lectura me deja en la tecla varias preguntas. ¿Quién los hace?, es la primera. ¿Nadie es responsable de su contenido?... Porque, aunque figuran nombres y editoriales, este aspecto parece más bien difuso. No queda claro si se trata de autores con implicación directa o de comités de lectura, supervisores apresurados de textos que redactan otros: mano de obra barata que debe cumplir plazos urgentes, negros sin cualificación y sin motivaciones. Porque dudo que gente solvente, seria, con autoridad docente, sea responsable de algunas de las cosas que he visto.

Resulta menos evidente en matemáticas, por ejemplo. En disciplinas donde dos y dos suman cuatro. Pero cuando se refieren a lengua, conocimiento del medio y cosas así, el desorden y la aparente improvisación saltan a la cara en cada página. Las ideas básicas se pierden en detalles accesorios, lugares comunes, vaguedades facilonas. La Historia se plantea sin cronología, con absurdos y confusos saltos adelante y hacia atrás que nada establecen. Tampoco hay lecturas, o muy pocas. Ni criterio. Sólo ideas simples sin contexto intelectual, ni contrastes. Los textos se limitan a cumplir, supongo, con programas generales; pero no ahondan en nada. Todo es falto de rigor, sin plan último. Sin establecer qué conocimientos debe tener un niño para entender el mundo en el que vive. Sin estrategia para determinar qué interesa que los niños sepan, y cómo lograr que lo sepan: sólo tácticas oportunistas que buscan hacerlo todo fácil y asumible. Hojeando esas páginas comprendo perfectamente por qué hay niños de trece años que conocen los ríos de Valencia o de Extremadura y no los de España. Por qué ignoran qué es una preposición o un adverbio, para qué sirven y cómo deben usarse. Por qué hemos quitado a los chicos la posibilidad de comprender, y de pensar usando lo que han comprendido.

Nadie lo dice porque suena retrógrado; pero cualquier educador serio lo reconoce por lo bajini: ¿cómo es posible que la ley de Educación de 1957, pese a su paternidad franquista, siga siendo -en el país de los ciegos, el tuerto es rey- la más seria y eficaz? ¿La que mejor preparaba a los niños en materias generales como lengua, historia, lectura, redacción, literatura, ciencias naturales?... ¿Cómo es posible que en todos estos años de democracia, con dos partidos alternándose en el poder, no se haya llegado a un pacto de Estado en materia de Educación? ¿Que cada intento de consenso nacional se haya abortado por la vileza política, la cobardía moral, la foto en prensa y el telediario? ¿Que todavía, en este país desmemoriado, absurdo y ruin, haya tontos que sostengan, sin despeinarse, que la actual generación es la más culta y mejor formada de nuestra historia?

¿Quieren saber mi conclusión, con esos libros en la mano? ¿Lo que pienso al considerar que el conocimiento se renueva cada década, pero nuestros textos escolares cambian de año en año?... Pues que a ciertos editores y a quienes eligen esos libros para sus alumnos les importa un carajo la calidad. Todo es banalidad y nada es cultura. Para beneficio, naturalmente, de oportunistas y de golfos. De la educación se ha hecho ideología; y de la ideología, negocio. Vivimos un presente absurdo, sin pasado ni futuro: hemos rebajado la calidad de la enseñanza, y cada comunidad, cada colegio, cada taifa, hace lo que quiere. Nadie combate las faltas de ortografía, la incapacidad expresiva. No se trabaja la lengua, la expresión, la sintaxis, la gramática. Los padres son los primeros en protestar si se aprieta a los chicos en eso. Nadie quiere enfrentarse, comprometerse. En la universidad aprueban exámenes que hace veinte años habrían suspendido en bachillerato. Y así, los chicos llegan a los quince años sin saber nada. Y sin querer saber. Lo que lleva a una última pregunta: los consejeros de Educación, los maestros que eligen esos textos, los colegios, las asociaciones de padres, madres y perritos que les ladren, ¿saben lo que hacen? ¿Tienen un método riguroso, o también en eso, como en tantas cosas, hay cajones que no convendría abrir, por si salen moscas?

Fuente: XL Semanal
Autor: Arturo Pérez Reverte

Nuestra lengua: “Ningún perro lamiendo engorda”





“Ningún perro lamiendo engorda”. = No hay que ser tacaño.

“Echarse los pies al hombro”. = Darse prisa (Jaén).

“Agachar el moño”. = En la jerga juvenil chilena significa someterse, resignarse ante alguien más poderoso (profesores, padres).

“Amachambrar”. = Ensamblar piezas o tablas de madera. En lenguaje carcelario significa esconder.

“Jambo”. = (Argot) Individuo.

“Me ha sabido a peras”. = (Irónico) Me ha sucedido algo muy doloroso o perjudicial.

“Ni te alborotes, ni te enfotes”.= Es tan malo montar en cólera de repente
como confiar en algo o alguien sin saber antes cómo es exactamente lo que se defiende a capa y espada.

“Apearse del macho”. = Convencerse de que algo en lo que antes se había tercamente creído es una opinión equivocada. Similar: “apearse del burro”.

“Más come la usura que la oruga”. = El usurero es todavía más voraz que esa larva de insecto que utiliza sus antenas para detectar la comida.

“Quien busca, halla”. = Para lograr lo que uno se ha propuesto, hay que ser trabajador y perseverante.





Pensamiento




 
Quien reniega de su pasado, falsifica su futuro.
 
M.M.
 
 
 

martes, 29 de enero de 2013

Televisión: Pesadilla en la cocina



La semana pasada se emitió el último capítulo de la temporada de “Pesadilla en la cocina”, un formato exitoso que nació en Inglaterra en el año 2004 bajo el nombre Hell's Kitchen (La cocina del infierno) y cuyo presentador, el escocés crecido en la pintoresca ciudad de Stratdford upon Avon, Gordon Ramsay, acumula 14 estrellas Michelin concedidas a sus diversos establecimientos hosteleros. Debido a la excelente acogida del programa, la cadena americana FOX compró los derechos y en 2007 Gordon Ramsay cruzó el charco para presentar la versión estadounidense llamada Kitchen Nightmares (Pesadilla en la cocina) que hemos podido ver desde 2010 en España los fines de semana en la Cadena NOVA con una audiencia muy respetable. Esto movió a La Sexta a preparar un programa calcadito al original Kitchen Nightmares, pero en ambiente español.

La versión cañí de “Pesadilla en la cocina” se estrenó el pasado 25 de octubre y ha venido emitiéndose todos los jueves a las 22.25 de la noche. El conocido chef madrileño Alberto Chicote (restaurador del año 2006), dueño del Restaurante Pandelujo (establecimiento del año 2010) fue el cocinero elegido por la productora para intentar reflotar restaurantes tronados, buscando el porqué de su fracaso.

Se trata de un “reality” muy distinto a los que conocemos, donde los personajes que aparecen como propietarios y trabajadores de los diversos locales venidos a menos son seres que están con el agua al cuello y que en un último intento de lucha contra una situación límite (a la que han llegado por su mala gestión o por su falta de cabeza), piden ayuda a Chicote.Y Chicote, vestido de unas pintorescas chaquetas de Ágatha Ruíz de la Prada bajo las que esconde sus michelines, hace lo que puede por sacarles del pozo.

Claro que Alberto Chicote primero se tiene que enfrentar a obstáculos de todo tipo: cocinas faltas de higiene, en las que -además de comida en mal estado- incluso hay cucarachas y ratones (¿dónde están los controles sanitarios en nuestro país?).

Pero bajo el aspecto bonachón de Alberto Chicote se esconde un profesional como la copa de un pino, con una voluntad férrea y con muy mala uva cuando se trata de poner en su sitio a los pseudo profesionales de la cocina con los que le toca lidiar. Sus palabras van desde el intento de amabilidad al insulto ¡Y menuda boquita tiene! : “No es cuestión de pasta, sino de ser un cerdo"; “Es una cocina porque tiene fuegos, sino sería una pocilga”; “Esto es el puto paraíso del bicho. Parece un zoo”; “No creo que un solo tío sirva 40 mesas ¡O es mister pulpo o lo tiene complicado”; “¿Tienes las manos grasientas? Joder, como el resto de la cocina por lo que veo”; “¿A quién te quieres llevar tú por delante? ¿Quieres matar a uno del pueblo?” son algunas de las frases que le han convertido en un auténtico "trending topic", con una audiencia rozando los 3 millones de telespectadores.

Chicote ha tratado de prestar ayuda a siete restaurantes, de los cuales dos han tenido que cerrar, mientras que los que han seguido sus consejos parece que han visto incrementadas sus ventas, gracias también a la publicidad que supone aparecer en un programa televisivo de gran audiencia.

A mí desde luego “Pesadilla en la cocina” me ha enganchado y me he convertido en fan incondicional de Chicote, que puede ser tan borde como el agente del NCIS Leroy Jethro Gibbs (Navy Investigación Criminal) o el propio Dr. House, y tan tierno como un osito de peluche vestido de colorines.

Espero con ansiedad la próxima temporada para poder seguir metiendo la nariz en la cocina de algunos restaurantes (que por fuera parecen respetables y por dentro son un auténtico desastre), al tiempo que me divierto de lo lindo con los irrepetibles comentarios del chef Chicote cuando pierde la paciencia y está al borde de un ataque de nervios.
Margarita Rey

Ver también:
http://www.lasexta.com/programas/pesadilla-en-la-cocina/

Nuestra lengua: "Una vela encendida"




“Es bueno tener siempre una vela encendida por si otra se apaga”. = Conviene tener un plan B por si nos falla el que teníamos previsto.

“Ser más guarra (o) que la Potitos”. = Al parecer era una muchacha del barrio de Triana en Sevilla conocida por ser muy, pero que muy espesita. De la Potitos se decía que era muy guarra y ha pasado a la posteridad con dichos como: "eres como la Potitos que de no lavarse le salió un clavel en la cabeza" o “eres más guarro que la Potitos, que las moscas salían por la ventana vomitando cuando hacía de comer”.

“Quien de joven no trabaja, de viejo duerme en la paja”. = Hay que esforzarse y trabajar mucho mientras se es joven para conseguir tener un cierto bienestar cuando ya se es mayor.

“Haz buena harina y no toques bocina”. = Las buenas acciones no se cacarean.

“De alegría también se llora”. = A veces se puede llegar a llorar de felicidad.

“Cuando la necesidad aprieta, no hay ley que valga”. = En momentos de penuria, cuando falta lo esencial se pueden llegar a cometer acciones desesperadas fuera de la legalidad vigente para cubrir las necesidades más básicas (p.e. ocupar una vivienda vacía después de un deshaucio o un robo famélico para poder dar de comer a la familia que no recibe ningún tipo de ayuda para subsistir).

“Si quieres ser bien servido, sírvete a ti mismo”. = La persona que mejor sabe cómo hay que atender las propias necesidades es uno mismo. En catalán se dice: “si vols anar ben servit fes-te tu mateix el llit” (si quieres estar bien servido, hazte tú mismo la cama”).

“No cantan bien dos gallos en un gallinero”. = Se emplea cuando dos personas quieren imponer su voluntad al mismo tiempo.

“Cada martes tiene su domingo”. = Después de lo malo viene siempre algo bueno.

“Un tropezón cualquiera lo da en la vida”. = Nadie es perfecto, por lo que cualquiera de nosotros puede alguna vez cometer un error, pequeño o grande.


 

Beatriz de Holanda anuncia su abdicación



La Reina Beatriz de Holanda ha anunciado este lunes su abdicación tras casi 33 años en el trono, lo que convertirá el próximo 30 de abril a su hijo el Príncipe Guillermo, casado con la argentina Máxima Zorreguieta, en jefe de Estado.

La Reina ha comunicado su decisión en un discurso a la nación que ha emitido la televisión pública del país. En cualquier caso, la monarca ha dicho a sus súbditos: «Esto no significa que me vaya a despedir de ustedes».

«La responsabilidad sobre nuestro país debe recaer en las manos de nuevas generaciones», señaló. La Reina también recordó que está a punto de cumplir 75 años y defendió que es un «buen momento» para dar paso a su hijo, el Príncipe Guillermo, de 45 años.

El heredero está casado desde 2002 con la argentina Máxima Zorreguieta, con quien tiene tres hijas: Amalia (nacida en 2003) y que se convierte en la princesa heredera, Alexia (2005) y Ariane (2007). La pareja es la más popular de la Familia Real holandesa, sobre todo gracias a la espontaneidad de Máxima.

Por otra parte, el primer ministro holandés Mark Rutte ha recordado a sus compatriotas, en otro mensaje televisado a continuación, que «la Reina ha estado con nosotros en los momentos de éxito, pero también en los difíciles».

«Princesa sonrisa»
Beatriz Wilhelmina Armgard de Orange-Nassau, nació en el palacio de Soestdijk de Baarm, en La Haya, el 31 de enero de 1938, y fue la primogénita de la entonces Princesa Juliana y del Príncipe Bernardo de Lippe-Biesterfeld. Durante la Segunda Guerra Mundial la familia real holandesa se refugió en Canadá, tras una breve estancia en Inglaterra, y en 1945 regresó al país.

En septiembre de 1948 se convirtió en heredera, al ser investida su madre reina de los Países Bajos, y en 1956, al cumplir la mayoría de edad, ingresó en el Consejo de Estado y como heredera de la Corona, comenzó a recibir un sueldo del Tesoro Público.

Conocida como la «Princesa sonrisa», Beatriz de Holanda se casó en 1966 con el alemán Claus van Amsberg, que falleció en 2002. Tuvieron tres hijos, el príncipe heredero Guillermo (1967), Friso (1968) y Constantino (1969).

Fuente: ABC (abc.es)



lunes, 28 de enero de 2013

Opinión: Amy Martin y la Fundación Ideas



Al PSOE le crecen los enanos. No sólo no consiguen subir en la intención de voto, a pesar de la total ineficiencia del PP de sacar a España de la crisis como habían prometido a bombo y platillo antes de las elecciones del 20-N 2011 (y ya ven como estamos ahora), sino que ahora tienen también su mini caso de corrupción. Se trata de una de esas fundaciones tan necesarias como un bocio, montadas para apoltronar con un buen sueldo a políticos sin gancho, que se han ganado los galones a base de doblar el espinazo y a decir sí a todo lo que deciden los que cortan el bacalao dentro del partido.

Desde el pasado viernes es el caso Mulas-Amy Martin el que ha hecho correr ríos de tinta. Carlos Mulas era hasta ese momento nada más y nada menos que el director de la Fundación Ideas que preside Jesús Caldera, Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales entre 2004-2008 durante la primera legislatura de ZP. Y Mulas, a su vez, antes de pasar a ser director de la Fundación, fue subdirector de la oficina económica de Rodríguez Zapatero.

Como se ha publicado en toda la prensa, el Sr. Mulas pagó en total 50.000 euros por diversos artículos (3.000 euros por columna) a una tal Amy Martin, un cachet inaudito en la prensa escrita que ni tan siquiera García Márquez ha llegado jamás a cobrar. Pero lo más escandaloso es que tras ese pseudónimo se esconde la propia esposa del director de Ideas: la Doctora en Literatura Comparada por la Universidad de Columbia, escritora, traductora, ensayista, cantante y cineasta Irene Zoe Alameda, quien llegó a dirigir entre septiembre de 2009 y agosto de 2010 el Instituto Cervantes de Estocolmo y fue apartada de su cargo por incompetente. Para más Inri, quien pasaba las facturas de Amy a la Fundación Ideas era o bien la misma Amy o bien la empresa Storylines Projects, propiedad de Carlos Mulas y de Irene.

Como continuación del culebrón, ABC publicó un extenso artículo bajo el título “Amy Martin, una chica con ideas (y con mucha suerte)”, en el que –entre otras cosas– comentaba:
“El Instituto Cervantes la nombró directora en Suecia y dicen que no la conocían. El Gobierno del PSOE subvencionó sus cortos con 122.000 euros. La Fundación de su marido le pagaba 3.000 euros por artículo sin saberlo. Todo un prodigio de mujer”….

Ver también:

Entretanto, según Tele5: “El PSOE ha decidido abrir un expediente de expulsión a Carlos Mulas, exdirector de la Fundación Ideas, al que el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, ha llamado "golfo", tras el escándalo protagonizado en esa institución por el pago de colaboraciones a una sociedad familiar a cuenta de los artículos escritos por Amy Martin, personaje inventado por su mujer Irene Zoe Alameda.

La apertura del expediente se justifica en la gravedad de los hechos cometidos por Carlos Mulas, así como la pérdida total de confianza. Al frente de la instrucción del expediente estará el secretario de Organización, Oscar López, informaron fuentes socialistas”.

Claro que la indignación de una cierta prensa conservadora es de una hipocresía que asusta. Personalmente, yo opino que sólo sirve de pantalla para desviar la atención de un caso mucho más importante como el de los 22 millones del Sr. Bárcenas utilizados (sólo en parte) para la supuesta financiación ilícita del PP. Lo cual no quiere decir que yo exculpe, ni mucho menos, el bochornoso proceder del Sr. Mulas y su media naranja.

Sin embargo, una cosa no me ha quedado muy clara: ¿Quién controla a esas fundaciones opacas que reciben subvenciones a tutiplén, que por ende salen de los bolsillos de todos los contribuyentes españoles? Mucho ahorrar en Cultura, Sanidad y Pensiones; mucha subida de impuestos pero nadie hasta ahora se ha atrevido a tocar esa partida presupuestaria con la que Papá Estado premia el trabajo de esas sociedades, supuestamente sin ánimo de lucro, que son las Fundaciones.
Margarita Rey



Nuestra lengua: "Garrotas"




“Nosotros somos garrotas”. = Personas de edad avanzada. Abueletes, yayos.

“Ser un bueno para nada”. = Ser un inútil. Ya de nada sirve ser un bueno (demasiado tarde).

“To’s rebujaos”. = (Andalucía): Todos mezclados.

“Ponerse de perfil”. = Escaquearse.

“El ‘cienbares’. = Borrachín a quien hay que echar del bar para que se vaya a su casa.

“Oler a alcanfor”. = Ser una persona trasnochada, anticuada.

“Los conseguidores”. = Personas que tienen libre acceso a las centrales de los partidos y “untan” con sobres a cargos de los partidos para conseguir un trato de favor en subastas de obras públicas.

“Permanecer en el machito”. = Continuar en el poder. No perder su puesto influyente.

“No me gusta nada la orina del enfermo”. = No pinta (nada) bien.

“Corrupistán”. = País corrupto. Aplicado actualmente a España por contertulios en la radio y en la televisión.


Pensamiento





“En España lo único incorrupto que queda es el brazo de Santa Teresa”.


SMS de un telespectador de “Más se perdió en Cuba”(Intereconomía) al programa de este último sábado.

viernes, 25 de enero de 2013

Pincelada: Super Antonio




Antonio, un simpático niño gaditano de cinco añitos con parálisis cerebral, es un ejemplo de integración. Por eso todos le llaman “Super Antonio”.

Y el pequeño Antonio ha roto moldes, pues un vídeo grabado en su “cole” por la Consejería de Educación de Cádiz se ha convertido en uno de los más vistos en “You Tube”. Tanto, que ha sido retransmitido por casi todas las cadenas de televisión de nuestro país para que también aquellos que no tienen internet se emocionen con este mini héroe quien, a pesar de su discapacidad que le obliga a ir al colegio en un carrito de ruedas, tiene la fortaleza de no dejarse vencer por los obstáculos que la vida ha puesto en su camino.

Este enorme afán de superación le ha hecho ganarse el cariño y la admiración, tanto de sus profesores y monitores como de sus compañeros, a quienes él incluso ha llegado a apoyar en momentos difíciles.

Olvídense pues de los prejuicios que muchos tienen contra este tipo de enfermos, a quienes algunos consideran poco más o menos como vegetales, y juzguen ustedes mismos, viendo a Super Antonio en el vídeo a continuación, hasta dónde puede llegar un niño que sufre ese trastorno permanente. Un vídeo que, como ya comentaba al principio, ha arrasado en las redes y en la tele y que se titula: “Gracias por ser mi amigo”.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/programas-de-tve/mas-gente-super-antonio-gracias-ser-amigo/1672496/

Margarita Rey


Nuestra lengua: “Arriba, abajo, al centro, pa’ dentro”






“Arriba, abajo, al centro, pa’ dentro” (también: ….sin aparcamiento). = Brindis entre amigos.

“Empingorotado”. = Vestido con excesiva elegancia.

“El miedo guarda la viña”. = El temor al castigo es tan grande que impide que se cometan acciones delictivas.

“No andarle a la zaga”. = No quedar detrás de él.

“Pasarse de la raya”. = Ir demasiado lejos (en su conducta).

“Hoy tengo las musas de mi parte”. = Hoy estoy inspirado.

“No dar perdón sin penitencia”. = El que comete una mala acción debe aprender, mediante un correctivo, que ha obrado mal.

“Ser un corazón con patas”. = Ser muy buena persona, un bendito.

“Mala calaña”. = canalla, baja estofa.

“Pucherazo”. = Fraude electoral que consiste en alterar las elecciones manipulando el número de los votos (por lo general comprando a electores).




Pensamiento



Poema

“No le toques ya más, que así es la rosa”.


Juan Ramón Jiménez (“Piedra y cielo, 1919).





Leído en la Prensa: El 15-M





Les dijeron de todo. En el mejor de los casos, que no sabían lo que querían y que no hacían propuestas. En el peor, que eran sucios, maleducados y unos vagos hijos de papá. Hubo una campaña muy bien orquestada por los palmeros de los regímenes existentes para hacerlos pasar por irresponsables, síntoma de una juventud descarriada. Aquellos jóvenes que asombraron al mundo aquel histórico 15-M no desataron el mismo entusiasmo de puertas adentro, donde se intentó ridiculizarlos sin ningún éxito, como se ha visto.

Ha llovido mucho desde entonces, y a pesar de que en aquellas plazas ya no queda nadie, los acontecimientos posteriores han hecho mucho más que darles la razón: han obligado a los más críticos a enrojecerse con lo que se dijo en aquel momento. Aquellos ciudadanos anónimos nos dijeron «Fíate de un banco y dormirás en él», justo antes de que Bankia confirmase sus peores temores. Gritaron «Mandan los mercados y no los he votado» meses antes que descubriéramos que efectivamente somos esclavos de una maquinaria financiera que no debe responder ante nadie. Proclamaron «No hay pan para tanto chorizo» unos meses antes de que empezase el tsunami de corrupción que nos está asolando. Y fueron mucho más allá pidiendo «Acabemos con este sistema antes que el sistema acabe con nosotros».

Ha pasado el tiempo, sí, pero ahora más que nunca es necesario recordar sus lemas, que algunos quisieron caducos antes de tiempo. Los que los menospreciaban se esconden debajo de la cama aplastados por el peso de las noticias que se suceden día a día, hora a hora. Si alguien tenía alguna duda de las causas que llevaron a centenares de miles de jóvenes a empezar aquella revolución pacífica, no tiene más que asomarse a los hechos escatológicos del caso Bárcenas. Ahora ya sabemos que la fábula perfecta del tesorero que tenía unos escasos 22 millones de euros en Suiza para certificar su compromiso patriótico se cerrará con el final feliz de la auditoría externa. Sí, ríanse: todo quedará atado y muy bien atado con un sainete muy moderno en el que unos señores trajeados buscarán con cara de interesantes un dinero negro que por supuesto no van a encontrar, porque por algo es negro, es decir, invisible. En la novela negra de la España actual aparecen muchos crímenes, pero, qué casualidad, nunca se encuentra al asesino. En la trama Gürtel, el único que ha sido perseguido y se ha tenido que exiliar es Baltasar Garzón, el juez que inició la investigación.

Pedir perdón y dar las gracias
Y a los jóvenes que aquel 15-M ya previeron la estafa monumental en la que vivimos se les pagó con la moneda del insulto. Si algún día queremos tener de verdad una sociedad mejor y no esta obra de teatro que tenemos ahora, deberíamos empezar por pedir perdón al movimiento del 15-M. A continuación darles las gracias, y acto seguido dejarles proponer. Peor seguro que no nos irá.

Fuente: El Periódico
Autor: Ernest Folch

N.R.
Ernest Folch es Director de Ediciones B y presidente de la Associació d'Editors en Llengua Catalana y vicepresidente del Gremi d'Editors de Catalunya, así como asiduo colaborador en diferentes medios de comunicación de radio, televisión y prensa. Ha sido director Editorial del Grup 62; editor del grupo RBA; fundador y consejero delegado de Ara Llibres y consejero delegado de 36L Books SL i Leqtor.com.

jueves, 24 de enero de 2013

Televisión: “Aguila Roja” reparte estopa




Se acabó eso de ir de bueno por la tele. Los protagonistas de las series españolas ya no son aquellos blandengues de las ficciones familiares. Ahora les va mejor en plan 'malotes'. Gonzalo de Montalvo, el personaje que se esconde detrás de 'Águila Roja', tiene el dudoso honor de ser el tío que más mamporros reparte en televisión. Incluso por delante de 'el Duque', el protagonista de 'Sin tetas no hay paraíso', que ahora también anda a 'golpes' pero con Telecinco, que le ha dejado fuera de un proyecto de ficción. La periodista Sara González ha hecho un análisis sobre las escenas más violentas de las series españolas. Se ha fijado en 'Águila Roja', 'Sin tetas no hay paraíso', 'El barco', 'Hispania' y 'El internado', todos títulos con audiencias por encima del 20%. Y ha tenido en cuenta solo la primera temporada de cada una.

Conclusión: los duros más duros son David Janer y Miguel Ángel Silvestre, que tienen perfiles completamente opuestos. «Mientras Gonzalo representa la figura sensata y bondadosa que intenta impartir justicia entre los ciudadanos, 'el Duque' encarna a una persona dura y fría a la que no le tiembla el pulso a la hora de defender sus intereses», diferencia González.

La autora del estudio se ha fijado también en cuánto se alargan las escenas de golpes. Y donde más duran es en 'Hispania'. Sumando todos los episodios de la primera temporada, las imágenes violentas sobrepasan la hora.

¿Y quiénes reparten estopa? Pues principalmente ellos. El perfil de estos púgiles televisivos es un hombre de menos de 40 años. Además, «inconscientemente los espectadores tendemos a justificar y respaldar los motivos» que le llevan a atacar a su oponente al simpatizar con ellos, interpreta la periodista. «Es lo que ocurre cuando se presenta a los agresores como personajes atractivos y valientes, ya adopten el rol de protagonista bondadoso o de antagonista malévolo».

Roberto Enríquez, David Janer y Miguel Ángel Silvestre son tres ejemplos que representan el mismo perfil: personajes atractivos -tanto física como psíquicamente-, de raza blanca, tez y cabello moreno, y que suelen dejarse una barba de varios días «que les hace más atractivos para la audiencia», ahonda González.

De día y sin testigos
Cuando vemos las secuencias más violentas, «los agresores y las víctimas son presentados con nombres propios y cuentan con una identidad muy definida». Es decir, sabemos perfectamente quién es el que da los palos y quién los recibe. Y la mayoría de las escenas de peleas tienen lugar «de día», pero sin testigos que observen el desarrollo del conflicto y sin reflejar las consecuencias de estos actos. Esto es, los guiones de 'Sin tetas no hay paraíso' incluyeron muchos asesinatos en la trama, pero los homicidas nunca iban a juicio ni recibían castigo alguno, de manera que sus actos, por lo general, quedaban impunes en la televisión.

Otro aspecto que contempla el informe es el relativo a las armas. Más abundantes en ficciones históricas -en 'Águila Roja' aparecen catanas y en 'Hispania' hay más espadas-, frente al cuerpo a cuerpo sin pistolas de las series actuales como 'El barco'. «La temática de las series ha cambiado. Antes primaban las familiares y cómicas, ahora son de acción, dramas y contenido fantástico», revela.

Fuente: Las Provincias
Autora: Alba Castilla
 
 
 

Nuestra lengua: "Cantar como una almeja"


“Cantar como una almeja”. = Oler muy mal. También, desentonar, no casar.

“Estar fuera del mercado”. = Ser demasiado mayor para devaneos amorosos.

“Estar de escándalo”. = Ser superbueno”. Se utiliza sobre todo para comidas.

“Estar caviloso”. = Pensativo (y preocupado).

“Dar asqueti”. = Dar mucho asco.

“Drags”. = Carreras ilegales.

“Ser un amaños”. = 1.- Que utiliza trampas para lucrarse a costa de otro. 2.- Que tiene mucha habilidad para hacer algo.

“Ser un jeremías”. = Alguien que se queja constantemente. Quejica.

“Mostrarse a pie de obra”. = En el sitio donde se construye. En sentido figurado: controlando todo lo que sucede para que nadie se desmande.

“Halacabullas”. = Marinero novato y, por lo tanto, poco conocedor del oficio


Pensamiento



 
Quienes afirman que los animales no tienen alma, no han visto la profunda tristeza en los ojos, empañados de lágrimas, de perros abandonados en una gasolinera.

MM.






miércoles, 23 de enero de 2013

Leído en la Prensa: No todos son iguales


Ante el clima de catástrofe moral por la espiral de corrupción, desde la clase política se lanza una queja recurrente: «no todos somos iguales». Para eso solo cabe una respuesta: ¡pues claro! Solo faltaba que todos fueran Bárcenas, y se hubieran llevado veintidós millones a Suiza; o todos Guerrero, el pirata de la Sierra Norte de Sevilla donde manejaba los Eres de la Junta; o todos como los niños Pujol. Va de suyo que no es así. Cualquiera que se mueva en las proximidades de la política conoce no ya a 'un hombre honesto' como el que buscaba Diógenes, sino cientos de hombres y mujeres decentes. La generalización no es una universalización; y cuando se retrata la perversión de la casta política no se identifica a cada individuo, sino el código dominante, el estilo al uso. Y ahí es generalizada la tolerancia con la corrupción, como mínimo mirando para otro lado. A quienes se lamentan en política de no ser todos iguales, es el momento de decirles:

-¿Y qué tal si empezáis a demostrarlo?

Los militantes socialistas tuvieron la oportunidad de alzar la voz mientras se desplegaba el escándalo mayúsculo de los Eres, pero la batidora de dinero público malversado fluía como en los días turbios de Filesa. A quienes callaron ante cada escándalo, ya tienen algo en qué pensar cuando dicen «no todos somos iguales». O los militantes de la derecha con sobradas oportunidades para desmarcarse de Serón, un alcalde ya condenado que conserva el cargo con todas las bendiciones del partido. A quienes han callado ante eso, o Camps, o Palma Arena, o Gürtel, quizá puedan pensar en eso cuando dicen «no todos somos iguales». O los militantes de IU con sus coartadas para el escándalo de Manilva, donde la alcaldesa ha convertido aquello en un laboratorio del nepotismo. El código de todos es 'a hierro con la corrupción de los otros, silencio ante los escándalos propios'. Y eso les señala, porque el silencio es una forma de complicidad, «un lavado de conciencia» como escriben Hannah Arendt o Primo Levi.

En Alemania se ha visto dimitir no ya al presidente Wulff por recibir un crédito demasiado favorable -como quien se compra un ático en Guadalmina- sino incluso a un ministro estelar como Zu Guttenberg por plagio en su tesis doctoral. Ese estándar escrupuloso va de EEUU a Japón, pero no hace escala en el Mediterráneo. Allí los partidos no levantan diques alrededor de la vergüenza; aquí sí. Allí un escándalo se siente como una traición a la sociedad y ante todo a sus compañeros; aquí se impone el código protector de 'uno de los nuestros' sin reparar en qué haya hecho. Pero lo que haya hecho sí importa. Cuando alguien dice «no todos somos iguales» -y no lo son- tal vez pueda pensar en la complicidad del silencio.

Fuente: Diario SUR
Autor: Teodoro León Gross
 
 
 

Nuestra lengua: "Batanear"




“Batanear”. = Atizar golpes a una persona, zurrar.

“Abatanar”. = Trabajar un tejido en el batán para dejarlo libre de grasa o para darle cuerpo.

“Cuanto más alto, más dura será la caída”. = Este dicho advierte contra excesivas ambiciones.

“Autobusero”. = (Despectivo): Conductor de un autobús.

“Todos a silbar”. = Nada de nada.

“Yo no voy a echarle agua al vino”. = No aguarle lo que dice y lo que hace.

“El burro (burrito) vuelve a la era”, “vuelve al trigo”. = Nunca se escapa, siempre vuelve a su lugar conocido. En cierto modo similar: “la cabra siempre tira al monte”.

“Ser el paganini”. = Ser quien siempre paga (p.e. las consumiciones). Similar: “pagano”

“Lo justo está por encima de lo útil”. = El fin no justifica los medios.

“Achicar”. = Orinar (jerga marinera).


Pensamiento



La valentía que no se funda sobre la base de la prudencia, se llama temeridad, y las hazañas del temerario, más se deben a la buena fortuna que a su ánimo.

  Don Miguel de Cervantes




 

martes, 22 de enero de 2013

Pincelada: Una basura en buen estado



Hubiese podido escribir sobre “los pujolitos”, sobre el caso Bárcenas o alguna chorizada más de ese estilo. Pero no. Mi indignación va dirigida hoy a esas grandes cadenas de alimentación, a esas grandes centrales de compras (ligadas casi todas ellas a grandes superficies) que controlan y, lo que es peor, dictan los precios de los alimentos en nuestro país (pero muchas de ellas también en el resto de Europa).

Después de hacer zapping por todo el panorama televisivo, me quedé colgada demasiado tardíamente del estupendo programa de La Sexta, “Sexta Columna”, del que sólo pude disfrutar de unos 20 minutos, esta vez dedicado al Ministro de Justicia “que hace bueno a los peores que hemos tenido desde el inicio de nuestra democracia” (varios abogados en ejercicio dixit), el ambicioso don Alberto Ruíz Gallardón.

Mientras me preparaba la cena, comenzó en la misma cadena “Equipo de investigación” que consiguió por su polémico contenido agriarme el piscolabis que pensaba llevarme al coleto.

En el programa semanal “Equipo de investigación”, titulado esta vez “Fecha de caducidad”, la presentadora Gloria Serra, antigua colaboradora de Jordi González en “La Noria” de Tele5, conseguía ponerme los pelos de punta con el despilfarro que en estas épocas de crisis sigue a la orden del día: el de los alimentos. Con la crisis ahogando a media España, casi 8 millones de toneladas de productos alimenticios en buen estado acaban en nuestro país anualmente en la basura.

Muchos de esos alimentos han simplemente sobrepasado la fecha de caducidad o de consumo preferente. La fecha de caducidad es la fecha que usa el fabricante para advertir al consumidor de que a partir de ella el alimento no es seguro para la salud. Es la fecha límite para un consumo óptimo desde el punto de vista sanitario. La fecha de consumo preferente es la denominación oficial para la fecha que hace referencia al tiempo en el que el producto mantiene intactas sus propiedades organolépticas (olor, sabor, textura, etc.), sin que su ingesta suponga un riesgo para la salud. Una vez transcurrida esa fecha, el producto puede haber perdido algo en calidad pero es perfectamente consumible.

Para que se hagan ustedes una idea: en toda la UE aterrizan en la basura anualmente casi 90 toneladas de alimentos en buen estado debido a las normas vigentes de caducidad. Se trata de legumbres, conservas, arroz, harina, leche UHT, galletas, chocolate o azúcar, que se pueden comer incluso meses más tarde sin peligro de enfermar. Esas normas nos llevan pues a un derroche de comida en el ámbito doméstico y de la gastronomía, así como el de los hiper y supermercados que se podría calificar de inmoral. Según La Sexta, “una cuarta parte de los alimentos que producimos acaban en la basura”. Unos desperdicios que en realidad no lo son, al estar todavía en buen estado, que bastarían para alimentar a cuatro veces más personas que pasan hambre en todo el mundo y que, hoy por hoy, incluso llegan a morir de inanición.

Pero el peor pecado es la destrucción de productos del campo en perfecto estado, por no cumplir con las normativas que imponen las centrales de compras que sirven a los hipermercados y otros comercios del ramo.

Por poner sólo un ejemplo: de cada 10 tomates, 3 van a parar a los contenedores de basura porque son feítos, tienen una manchita o no tienen el calibre estipulado (la naturaleza no entiende de bonitos o feos, gorditos, canijos, redondos u ovalados), cuando lo suyo sería ponerlos a disposición de los Bancos de Alimentos u otras organizaciones caritativas que se dedican a apoyar a los parados con lotes de comida para ayudarles a paliar de alguna manera la actual crisis. Y quien dice tomates, dice naranjas, pepinos, pimientos y un largo etcétera de productos hortofrutícolas.

Si no llegaron a ver el programa de La Sexta al que me estoy refiriendo, me gustaría que se enfadasen conmigo clicando sobre el link a continuación que les ofrece el programa completo, con todos sus vídeos, para que se cercioren con sus propios ojos de a qué perversos extremos ha llegado nuestra sociedad de consumo.

Margarita Rey

Ver:
http://www.lasexta.com/videos/equipo-investigacion/2013-enero-18-2013012100009.html


Leído en la Prensa: ¿Y las personas?





El pasado domingo el diario El País resaltaba un titular, en su primera página, que decía: “El 96% de los españoles cree que la corrupción política es muy alta”. Efectivamente, no hace falta ser ningún lince, ni realizar ninguna macroencuesta para darse cuenta de esta cruda realidad. Lo que me pregunto es quiénes serán los del otro 4%, para no ver lo evidente. Sin duda estarán entre ellos los Bárcenas, urdangarines, pujoles… y todo un largo etcétera de personajes vinculados con los partidos políticos o con los distintos poderes, en general.

Un día sí, y otro también, nos encontramos en los medios de comunicación múltiples noticias sobre la corrupción en España y vemos cómo algunos cargos públicos, de todos los colores, han utilizado la política para enriquecerse a costa de los demás. Porque esa es la otra cara de la moneda. Por cada personaje, institución pública o privada, que se ha enriquecido, hay otros muchos que pagan las consecuencias. Se nos ofrecen a diario razones económicas para justificar el desmantelamiento de la sanidad pública, el cierre de empresas, o la eliminación de determinados servicios sociales. Y yo me pregunto: ¿y las personas, se tiene en cuenta a las personas? Está claro que no.

Mucha gente está pasando por situaciones extremas para enterarse, por las bravas, de que las personas no cuentan lo más mínimo para muchos de los que ostentan distintos poderes. Ellos solo ven números, resuelven los problemas sentados en un cómodo sillón, mientras siguen disfrutando de sus privilegios. Pero ¿por cuánto tiempo? Porque esta época que vivimos, que pide a gritos cambios reales, y no simple maquillaje, es perversa. Y el que piense que no le va tocar, se equivoca.

Además, no son muy inteligentes a la hora de recortar gastos, porque lo están haciendo al revés. Recortan por abajo, en lugar de hacerlo por arriba. Pero claro, eso implicaría meter mano en sus propios privilegios. Solo con escasa amplitud de miras se justifican las cosas que están haciendo. Es de Perogrullo. Si se quiere mantener cualquier estructura social, política, económica o como sea, no se bombardea la base, porque lo que está abajo, sostiene lo de arriba. Pero son tan simples que creen que van a poder mantenerse en sus torres de marfil, sin una base que las sostenga. Lo que deberían hacer, si fueran mínimamente inteligentes, es reforzar justamente todo lo que se están cargando y eliminar lo que ya no sirve a la comunidad... Empezando por ellos mismos. Pero claro, eso de hacerse el harakiri debe doler mucho. Resulta más fácil sacar los higadillos a los demás.

Pero, como todo aspecto sombrío, estas situaciones también encierran su parte luminosa; algo que cada uno tendrá que encontrar dentro de sí mismo, al margen de circunstancias externas. A nivel social, todas estas experiencias dramáticas que la gente está viviendo, tienen su contraparte: la solidaridad dormida, que ha vuelto a despertarse y la empatía con el que sufre. Frente a una decisión como la de Dolores Cospedal, de dejar a mucha gente sin urgencias médicas –decisión suspendida cautelarmente por los jueces- destaca la actitud de los alcaldes de su propio partido, que se han puesto al lado de sus vecinos, y en contra de sus dirigentes políticos. Claro que si todos hicieran lo mismo, los partidos, tal como se conocen, desaparecerían…Y yo espero que eso ocurra, antes o después, como tantas otras estructuras caducas, que no tienen razón de ser en estos tiempos.

Sí, ya sé que son tiempos de crisis, es verdad, pero también de despertar capacidades dormidas, con las que tenemos la oportunidad de retomar el rumbo de nuestras vidas y de recrear un mundo en el que las personas sean lo más importante, y la vida pública esté a su servicio… Es solo cuestión de tiempo.

Fuente: La Verdad – Camino a la utopía
Autora: Rosa Villada
 
 
 
 

Nuestra lengua: "Microfonear"

“Microfonear”. = Cablear el micrófono a un instrumento para amplificar su sonido. También se está usando (sobre todo en Latinoamérica) para personas para que aparecen en la TV cuando se les hace una entrevista o participan activamente en un programa.

“Estar pringa(d)o. = Estar implicado (por ejemplo, en un caso de corrupción).

“Política cortoplacista”. = De corto plazo.

“Obras son amores y no buenas razones”. = Lo que valen son los hechos y no las buenas palabras.

“Hasta los tuétanos”. = Le pilló un chaparrón y vino calado hasta los tuétanos. Similar: “Hasta los huesos”.

“No me echáis cuentas”. = (Andalucía): No me hacéis ni puto caso.

“Tabarreros”. = Personas que dan la tabarra, la lata.

“Sablear”. = Pedir prestado dinero a los amigos. Por lo general, el dinero no suele devolverse. Sustantivo: sablazo (dar un sablazo).

“Tomarse la justicia por su mano”. = Vengarse (sin acudir a los pertinentes cauces jurídicos).

“Un pastizal”. = Mucho dinero. Similar: “un pastón”, "una pasta gansa".


Pensamiento: Xenofobia




En los últimos tiempos se utiliza mucho la palabra “xenofobia” en relación con los inmigrantes.

Existe un error en el uso de esta palabra, que procede del griego ξένος = "xénos” (extraño, extranjero) y φοβία = “fobó” (fobia, temor).

La xenofobia es el miedo al otro, a lo distinto, que creemos que amenaza nuestra identidad. De la xenofobia aguda se derivan el odio al extranjero y el funesto nacionalismo.
MM.

lunes, 21 de enero de 2013

Atalaya: Las manifestaciones





Una de las libertades establecidas en la Carta Magna es el derecho de los ciudadanos a manifestar sus reivindicaciones en la calle. En estos pasados meses, las manifestaciones contra la conducta del gobierno del PP son numerosas y tienen lugar en distintas ciudades para protestar por la política de Rajoy, que no llega al aprobado en el favor de la ciudadanía. Las manifestaciones se dirigen directamente contra los representantes del Gobierno central o contra los dirigentes autonómicos, que interpretan y llevan a cabo lo que ellos creen que es la voluntad del “jefe”. Puntos centrales de las manifestaciones callejeras son el empobrecimiento hasta casi la miseria de familias enteras, la degradación por el paro de capas inferiores de la clase media, los desahucios y el prácticamente libre despido por parte de los empresarios, que son en realidad los auténticos amigos del PP. Durante la campaña electoral, Rajoy tuvo la desfachatez de calificar al Partido Popular como “partido de los trabajadores, ésa entre otras mentiras reconocidas por el ahora presidente del Gobierno.

¿Para qué sirven las manifestaciones? En realidad para menos de lo que esperan los manifestantes. Son acciones testimoniales para abrir los ojos a quienes no quieren ver. Muchos, al paso de una manifestación, tras asegurarse de estar a salvo de las porras de la policía, se convierten en voyeurs, en espectadores, divirtiéndose con los letreros y dibujos de las pancartas, aunque el “desfile” de los indignados también defiende sus intereses. Otros, desde los balcones de sus casas, mascullan improperios, gritando: “Lo que tenéis que hacer es trabajar”. Difíciles de seguir los vericuetos de la mente humana, sobre todo si ésta es de derechas y está en el poder.
 
 

Nuestra lengua: "Cambiar de caballos..."




“No es bueno cambiar de caballos a media carrera”. = Cuando se persigue un fin (o un éxito) es preciso mantenerse firmes en sus propósitos y no cambiar de métodos o tácticas a medio camino. También quiere decir, en referencia a la política, que no conviene cambiar de candidato en el último momento.

“Bien está lo que bien acaba”. = Cuando se han empleado medios limpios.

“Tener una batalla ganada, pero no la guerra.” = Por salir airoso de una situación, no hay que confiarse si aún no se ha alcanzado la meta.

“Tenerlos bien puestos”. = Ser muy valiente. Se refiere a los testículos.

“Los ‘siempre aquí’. = Los que están siempre presentes en cada fiesta y eventos sociales.

“Mear más largo que…”. = Ser más fuerte que…

“Hacérsele los ojos chiribitas”. = Los ojos (le) brillan de alegría o de contento.

“Dar el careto”. = (Neologismo): Dar la cara.

“Tener el gorrino cazado”. = (La Mancha): Haber ganado la partida.

“Carnicería laboral”. = Despidos en masa.







Cultura: Nos dejó para siempre



Manuel Fernández-Montesinos, fallecido en las últimos momentos del 18 de enero, y nacido en 1932, fue niño en Granada y, ya con ocho años, niño en Nueva York, en medio el desgarrón y la ruptura de una guerra civil que sería entonces incomprensible para sus ojos y entendimiento infantiles. En 1940 embarcaba con su madre y abuelos maternos en Bilbao con rumbo a un mundo nuevo y mejor que el atroz que dejaban tras ellos. Le faltaba ya al niño su padre, como a su madre el marido, alcalde de Granada fusilado en los primeros días de la Guerra Civil contra las tapias del cementerio de la ciudad; les faltaba también quien había sido para ellos tío y hermano e hijo, el poeta Federico García Lorca, también asesinado por los mismos días. Ninguno de los dos, en la plenitud de sus vidas, había alcanzado los cuarenta años.

Estoy viendo ahora una foto de un año antes, del verano de 1935. Está hecha en la puerta de la casa de campo que la familia tenía en los alrededores de Granada, la conocida como Huerta de San Vicente. Entreabierta una hoja, en el vano se recorta la figura sonriente del poeta, vestido con un mono obrero de trabajo, como el que había adoptado para el teatro de La Barraca, pero con zapatos de cuero bien lustrados. Dos niños le flanquean en primer término y sobre ellos se extienden, amparadores, los brazos desnudos de su tío. La niña, Tica Fernández-Montesinos, con un vestido de rombos, le coge una mano con las dos suyas; el niño, su hermano Manuel, está plantado con las piernas separadas y los brazos sueltos a los lados del cuerpo, en actitud de quien mira al mundo derechamente, a pesar de sus tres años apenas cumplidos. Ese niño de cara despierta viste una chilabita con capucha, y es claro que se ha cubierto la cabeza con ella por broma o juego, pues estamos en pleno verano granadino, como denota el mono entreabierto del poeta, que muestra el pecho desnudo, sin camisa. Quizás esa chilaba del niño es un regalo de alguno de sus tíos, Federico o Francisco, el segundo entonces con primer destino en Túnez como vicecónsul. En aquellos días el poeta ha terminado una comedia, Doña Rosita la Soltera o El lenguaje de las flores, que se estrenará en diciembre de ese mismo año en Barcelona con éxito rotundo. La foto la realiza un escritor gallego, Eduardo Blanco-Amor, que prepara un artículo sobre Lorca y su obra para La Nación, el gran periódico de Buenos Aires. El hachazo abrupto en la vida de todos, y en la de esa familia, apenas se barrunta, pero en esa fotografía, como en otras de aquel tiempo «anterior», se vislumbra el recio sentido familiar que ata y religa a los García entre sí, ya parte indisoluble de ellos los Fernández-Montesinos.

Pasan once años. Aquel Montesinos niño ha sorbido por todos sus poros la vida americana cuando vuelve a una España que no reconoce, pero en la que va a licenciarse en Derecho. En Barcelona asiste a la primera corrida de toros de su vida, y la afición prende en él para siempre. Los estudios posibilitan la participación en lo que se llamaba la «agitación estudiantil», que en este caso conlleva el tribunal de Orden Público y el ingreso en la cárcel de Carabanchel, junto con otros compañeros de inquietudes y penas. Ya no solo tiene amigos neoyorquinos, sino que ha empezado a tenerlos en España, en cuya vida participa con peligro para su integridad física. Se impone tomar el aire en otras tierras. Montesinos desembarca en la Universidad de Frankfurt para lograr el doctorado e inicia una estancia en Alemania de doce años, otra vez con inmersión profunda en la vida y cultura del nuevo país al que llega. Con el tiempo se convertirá en activo colaborador del poderoso sindicato metalúrgico alemán, con el que trabaja para la afiliación y defensa de los trabajadores españoles en Alemania. Son años de intensa actividad sindical y política, que se ramifica hacia España, con paso por París y la costa vascongada. Y de nuevo, como cuando era niño en Nueva York, Montesinos tiene que hacer de intérprete y mediador lingüístico por su refinada habilidad para los idiomas y su mismo don de gentes.

La militancia socialista de su padre se ha hecho consustancial a su vida, lo que conllevará ración doble de Carabanchel, pero, tras su paso por nuevos trabajos, en 1977 se convierte en diputado por Granada en el primer Parlamento de la democracia. No termina ahí su andadura. Asentado en Madrid, inicia otra carrera universitaria, la de Filología Española en la Complutense, y salta a la secretaría y luego dirección de la Fundación Federico García Lorca, creada con el acuerdo legal de los herederos del poeta granadino, quienes donan todos sus manuscritos y obra gráfica que poseen, así como tres cuadros de Dalí. La múltiple actividad de otros tiempos se encauza y remansa poco a poco, hasta que el círculo familiar y los amigos le empujan a la escritura de una autobiografía, Lo que en nosotros vive, que edita Tusquets en 2008. El libro aparece dedicado a su mujer y dos hijas, que habían coronado su vida. Montesinos se revela como escritor con un sabroso, riquísimo y ameno español. El dominio plural de culturas y lenguas se asienta en él sobre un sólido suelo de raíz granadina y española, abierto el escritor, como lo fue el hombre, a gentes, melodías, letras, ciudades y dichos. Quien fue hombre de tantas tierras y vida, de tanta jovial simpatía y capacidad de ilusión emprendedora, nos deja ahora, tras su muerte, el consuelo veraz de su memoria duradera.

Fuente: El País – Cultura –
Autor: Mario Hernández

N. R.
Mario Hernández es catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid.

Pensamiento




 
 
Yo soy yo y mi circunstancia


José Ortega y Gasset



viernes, 18 de enero de 2013

Pincelada: Body sushi




A veces, nuestra sociedad de consumo, siempre en busca de nuevos placeres y sensaciones, adopta hábitos estrambóticos que se consideran muy “trendy”, pero que, a mi parecer están entre el mal gusto y la aberración.

Así, en los últimos tiempos se ha hecho muy popular la práctica japonesa del “Nyotaimori”, más conocido como “body sushi” (sushi corporal) que consiste en comer el afamado “sushi” colocado artísticamente -como si de una bandeja se tratase- sobre el cuerpo semidesnudo de una bella mujer, generalmente una modelo, ataviada únicamente de un bikini minimalista (aunque en algunos establecimientos, no pocos del mundo gay, se sustituyen a las bellas señoritas por apuestos jóvenes).

En el Japón es una costumbre centenaria, creada para el deleite de acaudalados nipones, a quienes agradaba consumir su sushi utilizando a tres hermosas geishas como mesa, lo que se consideraba como una forma de arte culinario. Se trata de un placer más bien voyeurista, ya que los clientes no pueden tocar el cuerpo de los modelos al servirse la comida, colocada sobre hojas o pequeñas bandejas distribuidas estratégicamente por el cuerpo de la o del modelo.

Esta peculiar experiencia gastronómica se instaló hace unos 3 años en Estados Unidos y en algunos países europeos como Francia, donde se practica en los llamados “Body clubs” frecuentados por un público de elite, snob y extravagante, siempre a la búsqueda de nuevas emociones. También es una forma alternativa de celebrar a puerta cerrada una despedida de soltero o de soltera (éstas últimas, por supuesto, prefieren a los "tíos buenos" como atrapaojos de fondo) muy diferente a los un poco trasnochados shows de hasta ahora con chicas guapas o “boys” haciendo strip-tease.

Si hoy les comento esto del “body sushi” es precisamente por el revuelo que se ha armado en Villareal (Castellón), donde un restaurador pretendía celebrar un “body sushi” en su establecimiento, lo que le ha acarreado 140 denuncias realizadas ante el Observatorio de Publicidad No Sexista de la Generalitat por parte de ciudadanos indignados que consideraban, a mi juicio con toda la razón, que esas degustaciones tan sui géneris “atentan contra la dignidad de la mujer”. La polémica generada ha obligado al propietario del restaurante (quien, dicho sea de paso, se ha mostrado muy molesto e incluso ofendido) a suspender el evento.

Lejos de considerarlo un arte, como afirman sus adeptos, me parece simplemente un desvarío rayano en la perversión del gusto. Por otra parte, incluso lo considero antihigiénico y me sorprende que las autoridades sanitarias no hayan tomado hasta ahora cartas en el asunto.

Por lo demás, dejando a un lado la poca atracción que siento por el sushi, mi opinión personal es que este tipo de espectáculos son indignos, pues en ellos se degrada a la mujer (o al hombre) a ejercer el denigrante papel de mero objeto del deseo. Algo inadmisible en un país democrático en pleno siglo XXI.

Margarita Rey

Ver también:
http://www.lasexta.com/programas/mas-vale-tarde/noticias/body-sushi-arte-ser-mujer-bandeja_2013011600231.html