lunes, 29 de septiembre de 2014

Atalaya: El Estado Islámico




Derrotados los talibanes  en la guerra de Irak, las fuerzas de ayuda de las Naciones Unidas (OTAN) no han conseguido esta década implantar la democracia en este país árabe, tiranizado por el dictador Sadam Husein, que acabó sus días ahorcado por los vencedores.  Por mucho que se esfuercen los militares de la OTAN, el país sigue careciendo de estructuras sobre las que montar un estado democrático. Además,  los “barones de la guerra” no pueden superar sus divergencias.

Ahora, todos los medios hablan del Estado Islámico que amenaza a Irak y Siria constituido por los fanáticos “guerreros yihadistas”, cuyos orígenes están en El Qaeda, dirigidos por Abu Bakr al Bagdadi.  Milicianos suníes, llegados de todos los países y otros voluntarios (también europeos convertidos al Islam) son ultra radicales, están fuertemente armados  y su objetivo es aplastar  la civilización occidental. Los yihadistas se han instalado en el norte de Irak y en Siria y quieren ocupar  la región habitada por los curdos. Los observadores calculan que el número de sus combatientes es entre 3.000 y 5.000, pero están perfectamente entrenados.  El Estado Islámico también se denomina  Eil o Isis y mantiene agentes dispuestos a autoinmolarse en nombre de  Alá.  Reciben su moderno armamento de Irán, de China  y de Rusia. Los rusos con tal de perjudicar a EE UU y a la  UE,  no quieren  ver que  el Estado Islámico, si se implanta, también atañe a Rusia, con las repúblicas musulmanas de la extinta Unión Soviética. Si se consulta una hemeroteca podemos leer titulares como: “El Islamismo se convierte en una amenaza para Rusia” o ” ¿Rusia musulmana”?  

Los “yihadistas” quieren implantar en todo “su territorio” una teocracia, más severa aún que la de Irán.  Tienen al mundo occidental en contra, cuya prioridad es  el petróleo. Los primeros en reaccionar han sido los franceses, que bombardean a los “yihads”. Ahora interviene también la aviación norteamericana.  Y entretanto, aviones británicos  también atacan a los “yihardistas” en el norte de Irak. El presidente Obama ha apelado asimismo a los países amigos que se sumen a lo que podría ser un conflicto global, si  se permite que siga ganando terreno Al Qaeda, que como Irán, se ha fijado como meta prioritaria  la destrucción del Estado de Israel.

Una pregunta que nadie ha aclarado: ¿Por qué ha instalado EE UU su “escudo contra misiles” en la base de Rota( Cádiz)?  El desmantelamiento el pasado viernes en Melilla y la vecina ciudad marroquí de Nador de una célula yihadista, cuyo presunto jefe es un melillense con pasaporte nacional, hermano de un ex soldado del Ejército español, experto en el manejo de armas y explosivos, nos pone sobre aviso.

      

Leído en la Prensa: El desafío soberanista en la prensa extranjera



"A las 10:30 de la mañana el president de la Generalitat, Artur Mas firmaba en el Palau de la Generalitat el decreto de convocatoria de la consulta del 9-N. Inmediatamente, se han sucedido las reacciones de los medios de comunicación de todo el mundo. 

Los medios británicos como la BBC, titulaba "los líderes catalanes convocan el referéndum". La noticia señala que Artur Mas "quiere en Cataluña un referéndum al estilo escocés, pero no cuenta con el respaldo del Gobierno central en Madrid".  

En la edición digital de 'The Guardian', el periódico británico ha titulado "Catalunya llama a votar por la independencia". El diario destaca que el sentimiento pro independentista se ha disparado los últimos años con la crisis porque los catalanes consideran que "la región se merece mejor tratamiento fiscal y político". 

'The Times' también hace una mención breve afirmando que 'Catalunya votará en un referéndum ilegal'. El resto de diarios británicos apenas han destacado la firma del decreto después del 'no' a la independencia escocesa.

Los periódicos franceses como 'Le Monde' han situado la noticia en lugar principal de su portada asegurando que "el modelo escocés inspira a Catalunya y pone en un aprieto a Madrid". Por su parte, 'Le Figaro' ha destacado en última hora que "Madrid rechaza el referéndum de independencia de Catalunya".

Los diarios italianos comparar el caso escocés con el catalán señalando que piden ser escuchados. Así, 'Il Corriere della Sera' a media página anunciaba que "Después de Escocia, Catalunya llama al referéndum por la independencia". El periódico 'La Repubblica', titulaba: "Catalunya desafía Madrid: 09 de noviembre referéndum sobre la independencia. Artur Mas: "Pedimos ser escuchados", titulan. 

El 'Frankfurter Allgemaine Zeitung' alemán recoge entre sus titulares de la sección Internacional: "Los catalanes quieren votar pronto sobre su independencia", haciendo referencia a la firma del decreto de convocatoria por parte de Mas. 

'The New York Times' ha recogido la noticia en la parte inferior de su portada: "Catalunya desafía a España y llama a la secesión". El artículo se acuerda del 'caso Pujol' diciendo que el asunto sitúa a Mas en una situación difícil para Catalunya". 

Fuente: teinteresa.es

Neologismo de la semana





"Edadismo". = Eufemismo para denominar la discriminación por razones de edad. Aunque suene mucho más brutal, sería más apropiado usar la palabra “gerontofobia”.  Aunque alguna vez vean escrito “edaísmo”, ese término es incorrecto, como también lo es “ageísmo” (traducción literal del inglés ageism).


Pensamiento





“Los que creen en el nirwana, adelantan la paz interna del  no ser”

M.M.


viernes, 26 de septiembre de 2014

Atalaya: Tópicos no



Hasta ahora una cosa está clara: Felipe VI es carismático, lo que en política se traduce como que está  próximo al pueblo, algo que le falla al PP a pesar de llamarse Partido Popular. Y que el destino nos libre  de políticos tan liberales y abiertos a los ciudadanos como el dimisionario Gallardón, que le ha disputado al nuevo Rey los titulares de la prensa, las radios y las televisiones.

Mi comentario de hoy se va a reducir a unos deseos, que a mí me parecen esenciales:
Que Felipe VI  sepa mantener la paz entre los españoles, a pesar de muestro individualismo, que en la mayoría de los casos es sólo egoísmo y falta de sentido ciudadano. Con la paz convive estrechamente la libertad. Este es el supremo bien que ha de garantizar la monarquía parlamentaria.                                                                             
Que España, por fin, vea confirmada su importancia, en los foros mundiales, donde se hace la verdadera política. La intervención de Felipe VI ante las Naciones Unidas ha marcado un hito para España, que durante cuarenta años de franquismo ha sido, como Turquía,  la concubina de EE UU y de sus aliados durante la Guerra Fría. Hoy, España es un país respetado como igual por las demás naciones afines. La pertenencia temporal de España a l Consejo de Seguridad sería una señal inequívoca de la importancia de España para la paz en este agitado mundo. Nuestro país formando parte de las potencias responsables de la paz.

Que desde la Corona salgan impulsos en favor de la paz social, que es uno de los pilares de la democracia. Los problemas de la pobreza creciente y del escandaloso paro, así como la repugnante corrupción han de estar siempre sobre la mesa de don Felipe.. Estas manchas negras hacen ridícula la denominación “Marca España”. Al revés, se vuelven contra España.

Tendría otros muchos deseos, que llenarían un libro como la Constitución, nuestra Carta Magna que se está quedando estrecha por los cambios generados por el desarrollo de la  democracia.
       


Pincelada: ¿Sobrevivir al otoño?




Mi última “Pincelada” trataba sobre el equinoccio de otoño. Hoy me referiré al otoño propiamente dicho, que se suele caracterizar por ese mal tiempo tan desagradable (lluvia, viento, granizo) que precede al frío de verdad. Es la época de los resfriados y de las depresiones, conocidas como depresiones otoñales que, con la disminución de la luz solar, afectan a un elevado número de personas.

Empecemos pues por abrigarnos como la estación lo requiere para evitar gripes y  resfriados. También ha llegado la hora de activar nuestras defensas, que ahora están en sus horas más bajas, porque nuestro organismo todavía no se ha adaptado ni a los cambios bruscos de temperatura ni a la humedad tan típicos de esta estación. Y la forma más natural de hacerlo es utilizando los alimentos que, año tras año, nos regala la madre naturaleza y que nos aportarán todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para esquivar las enfermedades que nos acechan en esta época.

Ahora deberíamos de comer setas, castañas, higos y caquis, que nos aportan mucha vitamina B. Y no está de más completar la dieta con yogur  o con esa bebida que Lola Herrera anuncia en la tele. Por supuesto, no hay que olvidar la ingesta de suplementos naturales como la miel, la jalea real o el propóleo (también conocido por su nombre griego, própolis), a poder ser acompañados  de un poco de ejercicio al aire libre, para aumentar nuestras defensas.

¡Ah, y no se olviden de lavarse a menudo las manos! Esto les ayudará también a protegerse contra los gérmenes del resfriado y de la gripe, que esperan agazapados la ocasión propicia para atacarnos sin piedad.

Margarita Rey

Viajes: Sin españoles por el mundo



Desde que nos mudamos al nuevo piso cerca del parque no he encontrado el momento de archivar algunos de los papeles que tenía guardados en cajas, de algunos de los cuales había olvidado completamente su existencia.

Este es el caso de los cuadernos de viajes que me dio por empezar a escribir, de forma muy sucinta, sólo para refrescar la memoria, entre finales de los años sesenta y principios, cuando a los españoles que viajábamos por el extranjero aún se nos miraba como a seres exóticos. Por eso he titulado esta columna, en un claro guiño a un conocido programa de la televisión, “Sin españoles por el mundo”.

Ahora que la tele está plagada de programas donde se ve a compatriotas pasearse por todo el planeta, he pensado que quizás podría interesarles leer de cuando en cuando uno de estos relatos de la abuela cebolleta, escrito a partir de unos viejos apuntes plagados de anécdotas de los viajes emprendidos por dos personas que siempre se han desplazado por Europa (el miedo a los vuelos de larga distancia nos ha impedido cruzar el Atlántico) de forma individual y, salvo en contadas excepciones como los cruceros, casi nunca en viajes organizados.

Algunas de las impresiones son muy curiosas y otras, simplemente, plagadas de graciosas anécdotas. Como dicen los alemanes citando al poeta Matthias Claudius, “Wenn jemand eine Reise tut, so kann er was erzählen”  y que traducido libremente significa más o menos “Quien viaja, tiene luego muchas cosas que contar”.  

O sea que, a partir de la próxima semana, tendremos una singular cita ocasional con algún lugar de la geografía europea entre los muchos que Manuel y yo visitamos años ha, en tiempos en los que para la mayoría de los extranjeros eso de “ser español”  era sinónimo de ir vestido de torero o de flamenca.

Margarita  Rey

Pensamiento






“No sentir el cuerpo es señal 
de una perfecta salud” 


M.M.



miércoles, 24 de septiembre de 2014

Leído en la Prensa: Gallardón dimite




Toda la prensa española se hace eco hoy de la dimisión del Ministro de Justicia y de su decisión de dejar definitivamente la política y abandonar su escaño en el Congreso de los Diputados, así como su puesto en el Comité Ejecutivo de su partido. Hay comentarios para todos los gustos, la mayoría de ellos de una ecuanimidad que casi asusta dada la catadura del personaje, que iba de "progre" por el mundo hasta que, con su cartera de ministro todavía oliendo a nuevo, nos dejó a todos bien claro de qué pie realmente cojeaba y que lo suyo hasta entonces sólo había sido jugar al despiste para que creyésemos que no era lo que de verdad siempre ha sido: un derechón trasnochado.

Por eso, he elegido un comentario políticamente incorrecto pero que, a mi parecer, se ajusta más que ninguno de los que hoy he leído a la realidad pura y dura. Es de Jesús Cacho en el diario digital Vozpópuli y dice así:

"Se fue el caimán que iba para La Moncloa
Un día que me fui a bañar, por la mañana temprano / Ví un caimán muy singular, con cara de ser humano / Se va el caimán, se va el caimán… El caimán que iba para La Moncloa anunció ayer su huida definitiva (¿definitiva?), víctima, la última, la ultimísima, de ese tipo que vino del frío, de nombre Mariano y apellido Rajoy, el hombre que los mata callando, el verdugo que a pie de guillotina se dedica a recoger las cabezas de sus enemigos sin necesidad siquiera del más leve gesto. Quienes nos declaramos admiradores de la brillante teatralidad del nieto de Tebib Arrumi (Víctor Ruiz Albéniz, cronista oficial del franquismo), nos sentimos ayer decepcionados, casi estafados. Porque más menos esperábamos una puesta en escena similar a aquella inolvidable en que, umbral del despacho del jefe, planta 7 de Génova, protagonizó un histórico lloriqueo, “no me podéis hacer esto, llevó 30 años en este partido, ayudé a fundarlo, me he dejado la vida y nunca he pedido nada”, para anunciar que se iba, que no se sentía querido, de modo que “después del 9 de marzo dejaré la política”, todo porque Esperanza Aguirre, su enemiga del alma, le acababa de cerrar el paso (“si él va, yo también”) como número 2 de las listas del PP a las generales de 2008.

Es evidente que Alberto Ruiz-Gallardón no se fue tras aquel 9 de marzo de 2008 (“¡Os vais a joder, os vais a joder, porque Alberto, que es lo mejor que tiene la derecha española, va a tirar la toalla y va a dejar al partido plantado…!”, decía meses después en el restaurante La Rabia, alrededores de Comillas, casi a voz en grito, su tío el notario Rafael Ruiz-Gallardón, su verdadero padrino). Y no se iba porque en los genes de Albertito estaba escrito que había nacido para ser presidente del Gobierno de España, ni más ni menos. Es evidente que en un país donde una acémila que sonríe, un penco de León como Zapatero, fue capaz de llegar a la presidencia del Gobierno y ser reelegido para un segundo mandato es injusto, además de imposible, negar a un pico de oro, a un cerebrín -opositor por excelencia-, a un embaucador de la talla de Ruiz-Gallardón el derecho a aspirar al Olimpo.

Pero no. Ayer resultó que no, ayer pasó que el señorito Alberto defraudó a sus fans porque, como si de un tipo normal se tratara, anunció su dimisión sin más. En uno de esos ejercicios de fingida humildad a los que nos tiene tan acostumbrados, el sujeto dijo adiós a los sueños, adiós a la grandeur, adiós también a las ilusiones que sus poderosos amigos del dinero habían puesto y mantenido en él en espera de ese momento inolvidable en que Alberto recibiera por fin el cetro de oro. Dimisión como ministro de exJusticia, porque Justicia, lo que se dice Justicia, ya no queda, que él mismo se ha encargado de cepillarse lo que restaba de ella, no mucho, por cierto. Despedida también como diputado y adiós igualmente a los cargos en la dirección del partido. Ilusiones desmochadas, hojas caídas del árbol de un otoño cargado de malos presagios.

Para llegar a ese objetivo de la Presidencia del Gobierno, el personaje sometió al respetable a todo tipo de piruetas en el alambre de una ideología inexistente más allá del conservadurismo propio de una familia de derechas de toda la vida. La más llamativa de las cuales fue su pasión por disfrazarse de “progre” irredento, tal vez convencido de que sin el concurso electoral del centro izquierda o una parte de él sería imposible alcanzar la cima desde la cual se divisa el amplio, triste, soez mundo de los mortales desprovistos de su inigualable verbo y su florilegio gestual. Y algunos “progres” leídos, empeñados en laurear la cabeza de Albertito con música de Mozart, verso de Rilke y cita de Brecht, llegaron a creérselo, como se lo creyó el grupo Prisa en los días en que Prisa lo era casi todo en este país, ahora que ya no es casi nada, verdura de las eras, “recuerdos viejos de hace 50 años” que decía el Diario Palentino de mi Tierra de Campos.

Lo más parecido al Movimiento Nacional
Lo de Alberto Ruiz Gallardón era bastante más sencillo. Lo suyo fue el dilema al que Primo de Rivera y Sánchez Mazas, fundadores de Falange, se enfrentaron al enfilar las generales de 1933: ¿Ir en las listas de la derecha o de la izquierda? “Al final salió el señorito que llevaban dentro y optaron por las derechas”. Gallardón es un “falangista de derechas”, como acertadamente lo definió su propio padre, que ha tenido la astucia, que eso no le falta, la picardía, que de eso va sobrado, de teñir la camisa azul con el tinte de un tiempo capaz de difuminar el más abrupto de los perfiles, y con ese baño de fingida progresía se ha estado presentando durante años ante los españoles como epítome de la modernidad, una mano tendida a diestra y otra a siniestra, superador de clases e ideologías, porque a todas su talante comprende, todas su gran humanidad abarca: él era, sigue siendo, lo más parecido al Movimiento Nacional que es posible encontrar casi cuarenta años después de la muerte de Franco.

Su problema, el de Alberto Ruiz-Gallardón, es que seguramente es menos listo de lo que él piensa, o un poco más tonto de lo que su suegro, Utrera Molina, siempre ha sospechado. Porque este hombre todo obsesión por el poder, este profesional de la política, quiso siempre llegar tan lejos, tan rápido, “volé tan alto, tan alto, que le di a la caza alcance”, que sus piruetas, sus pactos, sus componendas, sus maniobras quedaban enseguida al descubierto, porque él mismo, ¡ay, sus eternas prisas!, se encargaba de ponerlas pronto al descubierto, tan rápido pretendía correr que se daba con los zancajos en el culo, un defecto que se convirtió en su talón de Aquiles, porque el hombre pretendidamente brillante resultaba en extremo previsible, sus enemigos sabían al minuto dónde andaba, qué preparaba, qué le gustaba, aparte, dicho sea de paso, de la compañía de amigos ricos, las mujeres de penca larga –Paessler, Corullas y un largo etcétera), y el dinero, mucho el dinero.

Al final, el alcalde que endeudó a Madrid hasta lo absurdo con proyectos faraónicos de más que discutible eficacia no ha sido capaz de llegar a la meta (“Alcaide es lo mesmo que Cid”, que dice el diccionario de Cobarruvias) de la Presidencia. Cayó víctima de lo que muchos piensan no ha sido sino una trampa saducea, una celada tendida por ese presidente del Gobierno al que tantos elogios dedicó ayer en público y a quien tan agriamente puso a parir, también ayer, en privado. Muchos opinaban, en efecto, que lo de la Ley del Aborto era un divertimento que Rajoy puso al pollo para que picoteara entretenido mientras el Gobierno se afanaba en recortes y ajustes varios. Lo que nadie sabe, por ahora, es por qué el pollo se dejó meter en la jaula, cínico y descreído cual es, alejado de todos los dioses cuya efigie no venga dibujada en billetes de curso legal, a ser posible de 500 euros. Se lo creyó Gallardón y sacó el conservador, el derechón que lleva dentro, con una ley innecesariamente carca que ni siquiera una mayoría del PP reclamaba. Y, llegado el momento, Mariano lo dejó en la estacada. Le dio la estocada. Dos orejas y rabo, y una nueva muesca en la culata del revolver del hombre impasible que los mataba sin mover una ceja.

Rehén del capitalismo madrileño
Tan rápido iba el chico, tal cara de velocidad llevaba, que ha terminado por salirse en la primera curva como ministro de Justicia, no sin antes dejar a la Señora hecha unos zorros, a esa pobre, doliente Justicia española, vilmente tironeada por una clase política que humilló su independencia hasta convertirla en fulana de los poderes Ejecutivo y Legislativo. La Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) ha acabado, en efecto, con los magros restos de independencia judicial que restaban, poniendo en al estamento entero, jueces y fiscales incluidos, en pie de guerra. Difícil tarea la de sus sucesor, a la hora de tratar de reparar los daños causados por este impenitente saltimbanqui.

Siempre he sostenido que un político profesional como Alberto Ruiz-Gallardón era un peligro para una democracia de tan baja calidad como la española. Las relaciones empresariales del personaje conforman, junto con los temas de bragueta, el dark side de un tipo que ha sido rehén del capitalismo madrileño más castizo, empezando por Florentino Pérez (ACS) y siguiendo por una larga lista cuya cita les ahorro. El riesgo de un Gallardón convertido en presidente del Gobierno hubiera sido demasiado alto. Con el apoyo de ese cutre capitalismo especulador y el mediático de unos grupos de comunicación en estado de quiebra, un tal Gobierno hubiera supuesto seguramente descender el último peldaño en la escalera de la definitiva degradación de un sistema ya muy castigado por corrupciones y arbitrariedades de todo tipo. Bien ido sea, pues, el Gallardón político. Bienvenido sea el ciudadano Gallardón, a quien cabe desear toda la suerte del mundo en su descenso a los infiernos de la cotidianeidad".

Fuente: Vozpópuli (vozpopuli.com)
Autor: Jesús Cacho

La descripción que hace Cacho del camaleónico Alberto Ruiz Gallardón es descarnada y la crítica de su gestión política, si bien un tanto radical, da como un dardo certero en la diana.

No sé si a ustedes les ocurrirá lo mismo, pero a mí, retrospectivamente, la lectura del currículum del ex ministro de Justicia me causa un cierto escalofrío. Para qué andarse con eufemismos, la vocación política de Gallardón ha tenido como único fin estar toda su vida al servicio de sí mismo y no al servicio del pueblo. Su meta era llegar a Presidente y ha fracasado en el intento. Ha hecho bien en renunciar al cargo porque, como político, ya estaba amortizado. Rajoy lo sabía (las encuestas, donde el descenso de su popularidad se hace patente, hablan por sí solas) y le desautorizó aparcando sine die su ley del aborto. ¡Qué remedio le quedaba a Gallardón, después de que Rajoy le dejase caer como una patata caliente, que cumplir su amenaza de dimitir! Una amenaza repetida como un mantra a lo largo de su carrera política que, hasta ahora, nunca había tenido el coraje de hacer realidad.

M.R.

Pincelada: El equinoccio




El ingenioso, a la par que triste, “doodle” animado de Google, en el que los árboles iban perdiendo poco a poco sus hojas, se encargó de refrescarme la memoria: exactamente a las 4 horas y 29 minutos de ayer, martes 23 de septiembre, había dado comienzo el otoño. En la noche del 22 al 23 se produjo el llamado “equinoccio de otoño”, un fenómeno natural que marca el inicio de esta temporada en el hemisferio norte y el comienzo del verano en el hemisferio sur. En el hemisferio norte, el paso del invierno a la primavera se llama el equinoccio primaveral, mientras que en el hemisferio sur, el paso del verano al otoño se llama el equinoccio otoñal.

La palabra equinoccio proviene del término latín “aequinoctium” que significa “noche igual”. En la escuela nos enseñaron que el equinoccio es el momento en que el sol forma un eje perpendicular con el ecuador. En esa fecha, al caer los rayos perpendicularmente sobre nuestro planeta, el día y la noche tienen la misma duración en todos los lugares de nuestro planeta, no como el resto del año cuando la rotación es desigual. Ese prodigio de la naturaleza se produce dos veces al año, en primavera y en otoño. En el equinoccio de otoño, la tierra, en su giro alrededor del sol, se sitúa en una posición, en la que el sol alcanza su zenit en el plano del ecuador terrestre.

El equinoccio de otoño sólo puede producirse en cuatro días señalados del año, del 21 al 24 de septiembre. En la primera y segunda década de este siglo, el fenómeno tendrá lugar siempre entre el 22 y 23 de septiembre.

A partir de ahora, los días se irán poco a poco acortando y las aves provenientes de países más fríos vendrán, como muchos turistas nórdicos, a pasar el invierno a nuestro país, mientras que las nuestras iniciarán el flujo migratorio hacia el sur donde, en los países africanos, encontrarán la calidez de clima al que están acostumbradas.

Con el otoño llega también el momento de sacar los paraguas. Precipitaciones y tormentas están a la orden del día. Tenemos que reforzar nuestro sistema inmunológico porque estamos entrando en la estación de los temidos resfriados que se pillan, sobre todo, en las aglomeraciones. Especialmente los ancianos (como califican en los medios de comunicación, con gran mosqueo de los que pertenecemos a ese grupo, a los que ya hemos rebasado los 60), son muy propensos al contagio. Por eso hay que ir pensando poco a poco en vacunarse.

Muy habitual en esta época del año es la llamada depresión otoñal, que suelen sufrir sobre todo personas pertenecientes al colectivo de la tercera edad. Pero es mayormente en los países nórdicos donde la disminución de la luz solar influye de forma especialmente negativa en la población. Muchas personas sufren trastornos psíquicos tan graves, que pueden llevarles incluso al suicidio.

Y para el que todavía no se haya enterado, el último domingo de octubre, que este año cae en 26, es el día del cambio de hora. En la mayoría de países europeos el reloj se retrasa de las 3.00 a las 2.00 de la madrugada. Ello nos permitirá disfrutar de una hora más de sueño, pues ese día tiene administrativamente una hora más.

Según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional, el otoño 2014 durará 89 días y 20 horas y finalizará el 22 de diciembre, que es cuando comienza oficialmente el invierno.

Margarita Rey


Pensamiento






“En cada sueño hay una brizna de tristeza”

M.M.





lunes, 22 de septiembre de 2014

Atalaya: La Bolsa




Estoy seguro de que la mayoría de la población no entiende las noticias y comentarios  sobre la Economía y la Bolsa en los medios de comunicación. Y no sólo en España,  sino en el resto de los países. Creo que en los países donde más se vive la Economía y se juega en la Bolsa, no llegarán a un 8%, en el mejor de los casos, los que sepan de qué va. Pero lo curioso es que todos hablan de dinero, sobre todo quienes no lo tienen, y de especular, si cuentan con, digamos, unos cinco mil euros. Parece que todos quieren hacerse ricos con los intereses y, en vez de guardar su modesto dinero en una sencilla cartilla, lo colocan en una “cuenta depósito”, porque los bancos les prometen mayores intereses, pero, eso  sí, no podrán disponer de su dinero en el momento que lo necesiten. Habrán de cumplir el plazo estipulado entre el cliente y la entidad bancaria. Aunque, a veces, como en el escandaloso caso de “las preferentes”, al cliente les hubiese valido más guardar el dinero debajo del colchón para evitar ser desplumado por los Bancos en un caso de fraude bancario sin precedentes en España.

En nuestros días la vida gira más en torno a la Economía que a la Política, que cada vez es más dependiente  de grandes centros de poder, como Wall Street , el Fondo Monetario Internacional o el Banco Europeo. Por eso, no estaría de más que en las escuelas e institutos se enseñen los elementos básicos de la Economía, mucho más útiles que esas asignaturas religiosas, basadas en lo irracional y fantástico.

La Bolsa es un mercado en los que se comercializan determinadas clases de productos, un punto de encuentro o de contacto entre empresarios e inversores (ahorradores o, simplemente, especuladores). En la Bolsa se ponen de acuerdo  vendedores y compradores para comprar y vender algo por un precio. Estos dos términos son de esencial importancia en la Economía.  Sin empresarios ni “ahorradores” no habría Bolsa. El mercado bursátil resuelve el problema de la valoración de los activos  financieros a través del mecanismo de la oferta y la demanda. Para que el sistema bursátil sea efectivo es preciso que la información dada al cliente sea lo más transparente posible.

Y precisamente eso fue lo que le faltó al ingenuo e ignorante colectivo de víctimas de las llamada Preferentes, generalmente ancianos, que confiaron los ahorros de toda una vida a desalmados estafadores, aprovechándose del respeto y la confianza que suelen infundir a personas mayores los empleados de entidades como las cajas de ahorro. Pero también hay que recordar a “esos inversores” el dicho de “no meterse en camisas (bancarias) de once varas” o ese otro que dice: “la avaricia rompe el saco”. En cualquier caso,  si usted desea y puede invertir o jugar en Bolsa, acuda a un asesor financiero acreditado y avalado por su buena fama. 

Jugar en Bolsa no tiene en absoluto nada que ver con las cutres y fraudulentas “Pirámides”, perseguidas por la policía, en las que unos sinvergüenzas bien trajeados estafan  a personas de diversa procedencia y clase social invitadas a un acto de presentación, organizado sólo con ese fin, por ejemplo en el salón de un hotel. Entre los invitados hay cómplices que hacen correr la voz de lo rico que se pueden hacer los ingenuos allí congregados, si invierten en el “maravilloso negocio” que, a la postre, sólo resultará pingüe para los promotores del sistema piramidal en cuestión. 

Mucho peor que la “Pirámide” es la corrupción, porque nos atañe y perjudica a todos. Los procesos por corrupción son en España más lentos que “el caballo  del malo”. Ahora estamos viviendo el comienzo del largometraje “El honorable Pujol”,  que junto al culebrón de la “independencia” de Cataluña viene  copando desde el verano todos los medios informativos. ¿Conseguirá destaparse la cuantía exacta de la fortuna amasada a lo largo de los años por el clan Pujol-Ferrusola, presuntamente robada a los catalanes y demás españoles, o logrará la “honorable” mantenerla a salvo del ministro Montoro en los múltiples paraísos fiscales donde supuestamente anida?
                                                                                                                                            

Pincelada: El poblado Western




No sé si vieron a principios de agosto el programa de La 1, "Comando Actualidad", titulado "Trabajo sin tregua", donde se hablaba de trabajos veraniegos sui géneris, con los que algunos españoles tienen la posibilidad gracias a la estación estival, ligada al turismo, de mejorar un poco su maltrecha economía.

Y, por los recuerdos que me trajo, llamó especialmente mi atención el espacio dedicado a Tabernas, ese poblado del oeste en Almería donde hace medio siglo se rodaron innumerables “spaghetti-western”, entre los que destaca la mítica trilogía “del hombre sin nombre”, dirigida por Sergio Leone, con la inigualable banda sonora de Ennio Morricone como telón de fondo: “Por un puñado de dólares”, “La muerte tenía un precio”  y “El bueno, el feo y el malo”, que catapultaría a la fama a un joven y guapísimo Clint Eastwood.

Me explico. Allá por los años 90, cuando yo, entre otras cosas, trabajaba de redactora independiente de gastronomía y viajes para algunas publicaciones alemanas, en uno de mis recorridos por España me tocó visitar Almería, donde una nueva clase de turismo, el termal, todavía en mantillas por aquel entonces en esa provincia andaluza, se empezaba a promocionar en el extranjero. Mi misión era dar a conocer la región, de la que en Alemania apenas sonaba el nombre de un par de pueblecitos costeros como Roquetas o Aguadulce y presentar al público germano algunos balnearios almerienses cuyas aguas, de reconocidas propiedades curativas, gozaban de gran prestigio por la zona desde los tiempos de Al-Andalus.

Mi itinerario me llevó a un pueblecito poco conocido en España (y mucho menos en el extranjero), Pechina, cuyos manantiales ya fueron utilizados por los romanos, lo que se ve en las albercas que construyeron allí y que, mejoradas por los árabes, todavía se conservan. Una localidad singular, cuyo pasado musulmán y morisco se mantiene vivo hasta el día de hoy. Así, en el subterráneo del hotel-balneario Sierrra Alhamilla, donde pasé una corta estancia disfrutando de las aguas termales, se encuentran los baños romanos y siete bañeras de mármol blanco. Las albercas primitivas están construidas sobre las ruinas romanas y árabes cimentadas y constituyen uno de los principales atractivos del Balneario. 

Me acompañaba mi buena amiga Erika, la primera alemana (de origen austriaco) que conocí cuando llegué a Múnich en 1965 y con quien compartí habitación en la residencia de estudiantes. Si no hubiese sido por ella, jamás me hubiese acercado al poblado western de Tabernas, pero a ella le hacía “ilu” ver de cerca el escenario de esas pelis que solíamos ver en grupo cuando yo todavía era una medio forastera en Múnich.

Estábamos a mediados de mayo y el turismo, afortunadamente, era todavía escaso. Para llegar a Tabernas tuvimos que atravesar ese horror que son los invernaderos con sus cubiertas de plástico, bajo las cuales se cultiva de forma intensiva la verdura que inunda los mercados europeos y constituye la principal fuente de riqueza de la región. 

No quiero explayarme sobre ese “mar de plástico”, totalmente contrario a mi forma de concebir la explotación hortofrutícola de la tierra, pues no tiene nada que ver con el tema que estamos tratando y que nos llevará, después de tanta elucubración, por fin, a Tabernas, un auténtico desierto en territorio almeriense y el único de esas características en el continente europeo.  Ese paisaje casi lunar, cuya espectacular desolación le hace equiparable a esos horizontes lejanos que nos muestran las películas del oeste norteamericanas, fue lo que le hizo tan interesante para la industria cinematográfica europea de la época que pudo rodar allí memorables películas a muy bajo coste, dando de comer así a muchos habitantes de la región que, por aquel entonces, no tenían más remedio que emigrar para ganarse el pan.

La verdad sea dicha, el poblado nos desilusionó bastante. Era más bien cutre y estaba bastante desvencijado. Lo que todavía quedaba en pie de la otrora próspera industria cinematográfica, estaba en un estado lamentable y los atuendos de los pobres actores también dejaban mucho que desear.

Por eso me quedé tan gratamente sorprendida cuando vi el reportaje de “Comando actualidad”. ¡Menudo negocio se ha montado entretanto en torno al poblado western! Convertido en parque temático con diversas zonas de entretenimiento, entre ellas una reserva zoológica, los visitantes pueden disfrutar de atracciones muy variadas, entre las que cabe destacar las estupendas y realistas peleas, protagonizadas por “cascadeurs” (especialistas) profesionales, que parecen salidos de uno de esos clásicos con John Wayne.

Bien vestidos y comidos, estos artistas-trabajadores no tienen nada que ver con los humildes participantes en el espectáculo que hace más de veinte años presencié en compañía de Erika, aunque, si les soy sincera, también ellos nos hicieron pasar un buen rato.

Margarita Rey




Leído en la Prensa: ¿Qué es un partido político?




Un partido político es una combinación entre una familia y un parque zoológico. Si usted quiere acercarse a ellos, yo estoy hasta las trancas en uno de ellos, observarán los comportamientos humanos y los comportamientos salvajes en su máxima expresión. Somos así. Descargamos toda nuestra artillería en los colectivos donde, como el león que marca el territorio, queremos hacernos ver.

Si el partido tiene pocos militantes, mal. Mal porque los que están no quieren que entre nadie para repartirse el botín. Escuchará usted expresiones como «hacen falta militantes de calidad». Que es lo más parecido al sectarismo para que no entre nadie. Como si la calidad la administrase el que está, que puede tener menos calidad que un chorizo de cantimpalo. Un partido minúsculo en militantes, es minúsculo en líderes capaces. Porque la propia dinámica de números bajos fomenta el gansterismo. Las componendas. Los acuerdos bajo manga. Muchas agrupaciones están fagocitadas por una familia, o un empresario que controla a todos los militantes. Hecha la ley, hecha la trampa. Más militantes, menos posibilidad de mangoneo.

El partido también puede abrir la mano para que, vía asamblearia, se recoja todo. Eso que queda muy bien de cara a la galería lleva su propia medicina autodestructiva dentro. Porque las asambleas las carga el diablo. Y ya hemos visto cómo se las gastan los líderes populares manejando al gentío. Porque siempre se disfraza esa «democracia real» con un control rígido por unas élites controladoras.
Pero un partido político no es un sitio geográfico. Yo estoy de acuerdo con el manifiesto fundacional de mi partido, pero no estoy al 100% de acuerdo. Eso, sería una secta. Me preocupa, siempre, la gran cantidad de personajillos que aupados en puestos de responsabilidad te invitan a dejar el partido si no piensas en todo igual que el establishment. ¡Joder! Pero la democracia no es el respeto a la disidencia interna. 

Ser demócrata es lo más difícil de ejercer en un partido político. Porque a todos se nos llena la boquita de tolerancia, consenso y respeto. Hasta que te dan un carguico. Entonces, en todos los partidos, en todos, ves qué personajes valen la pena y quiénes están esperando para colocarse. Una democracia plagada de gentecilla que se afilia a los partidos para colocarse laboralmente es una democracia tocada de muerte. No importa el currículum, ni tu preparación. Importa cuántos indios, o sea votos, tienes para conseguir colocarte tú. No van a venir gentes muy preparadas y capaces a «quitarnos el puesto» , después de tantos años esperando que llegue?

Sí hay solución. Yo que veo todas esas miserias a mi alrededor, en todos los partidos, le animo a que rompa con esa dinámica. Afíliese. Es jodido, ya le advierto. Pero el sistema cerrado de todos los partidos obliga a romperlo desde dentro. No hay sociedad democrática sin partidos políticos. Pero la política, lo siento, no es de los profesionales de la política. Usted mañana tiene que pagar el IBI, y ese impuesto se puede bajar si los que nos gobiernan saben administrar nuestros dineros. Eso es la política. Si usted reniega de ella, el zoológico tomará partido por usted. Entonces verá usted como las hienas y los animales carroñeros se encargarán de subirse al palo y no dejar que nadie se acerque.

La ausencia de los partidos políticos, o la falta de democracia interna en ellos, siempre se soluciona con dotes de «ordeno y mando». Pobre gente la que tiene que imponer y no convencer. Por eso se producen las traiciones. Porque la gente hace sus cálculos para no bajarse de la ruleta rusa que es poder seguir mandando para seguir cobrando.

A la pregunta de qué es un partido político siempre volvemos a nuestras experiencias personales. Pero les puedo asegurar que es lo más necesario y lo más imprescindible para gobernar las voluntades de los ciudadanos. Sin agrupaciones políticas, los «iluminati», los militares o los salvadores de la patria camparán a sus anchas. Pero los partidos políticos, para que no gobiernen los tontos, los que no tienen nada o los que quieren una nómina domiciliada, tienen que poblarse de gente que no necesite la política para vivir. Yo así lo veo. Porque, de lo contrario, dejaremos abierta la puerta del zoológico y las fieras acamparán a sus anchas.

Fuente: Diario Información 
Autor: Francisco Sánchez 


Pensamiento





“Las gafas son las muletas de los ojos”

M.M.



viernes, 19 de septiembre de 2014

Atalaya: ¿Independencia ? Los escoceses votan no.



Con un suspiro de alivio audible en toda Europa y, en especial en Inglaterra, pero también en España, los escoceses han dado muestra de ese sentido común de siempre atribuido a los catalanes, pero que parece haber perdido el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ahora rehén de sus radicales aliados nacionalistas y que, si quiere no seguir haciendo más el ridículo, debería dimitir. La ventaja de los unionistas es de 10,6 puntos, cifra que desborda a los más optimistas sondeos. En España se ha vivido el referéndum escocés como “cosa propia” bajo  las amenazas independentistas de Mas, que también prepara el referéndum sobre la independencia de Cataluña. Con un poco de decoro, Artur Mas debería renunciar ya a cualquier plan de referéndum “dentro de la legalidad” (como dice él), para no seguir incordiando al resto de los españoles, cuya paciencia también tiene sus límites.                                                                                                  

Hay muchas diferencias entre los escoceses y los catalanes. La Historia de Escocia se remonta a 10.000 años. De las civilizaciones de la Edad de Piedra, Edad del Bronce y Edad del Hierro se han conservado muchos objetos, pero no existe ninguno con algo que pueda considerarse como escritura.

La Historia escrita de Escocia comienza con la llegada del Imperio romano a Inglaterra. Tras muchas vicisitudes territoriales e históricas, desde el siglo VIII al XIII, la Corona escocesa es administrada por el reino de los pictos. Ya en el siglo X, el reino de los pictos, que jugaron un importante papel en la formación de lo que en la actualidad es el Reino Unido, fue dominado por una cultura de origen gaélico. Con la Historia de Escocia pueden llenarse tomos. El Reino Unido no sería lo que es sin la densa y rica Historia escocesa.

¿Qué pueden aportar los catalanes de Artur Mas y sus amigos de ERC (Esquerra Republicana de Catalunya) a la Historia de Iberia, Hispania o España? Catalunya no tiene en rigor una Historia propia. Se trataba de pequeños condados  dependientes de los francos. Fue apenas en el siglo XII, cuando el condado de Barcelona, gracias al matrimonio de Ramón Berenguer IV de Barcelona y Petronila de Aragón, heredera de la corona de Aragón, logró adquirir una gran importancia política al convertirse el hijo de ambos, Alfonso II, en rey de Aragón y Conde de Barcelona. 

En el siglo XV, como resultado del Compromiso de Caspe, la titularidad del condado de Barcelona que, desde Alfonso II, heredaba automáticamente el rey de Aragón, pasó a la dinastía Trastámara, originaria de Castilla, mediante la coronación de Fernando I de Aragón. Posteriormente, la unión dinástica entre las coronas de Castilla y Aragón comportaría la inclusión del condado en los territorios regidos por los Austrias (ver: Wikipedia). Aunque muchos puedan creer que el último conde de Barcelona fuese, a título simbólico,  don Juan de Borbón, padre del ex rey Juan Carlos I, el título pasó a su muerte a don Juan Carlos y, en la actualidad, es ostentado por el titular de la corona española, Felipe VI. Por otra parte, en el marco de las regiones europeas,  Cataluña tiene incluso más poderes y competencias que los länder (estados federados) alemanes.



El referéndum escocés visto por la prensa extranjera




¿Cómo ha recibido la prensa internacional la victoria del 'no'?

Los titulares destacan la alta participación en el referéndum y recuerdan, además, el compromiso adquirido por Londres de otorgar mayor autonomía a Escocia.

La victoria del "no" en el referéndum de independencia de Escocia acapara los titulares de la prensa mundial, que destaca la alta participación y recuerda el compromiso de Londres de dar mayor autonomía a Escocia.

La prensa británica subraya que el Reino Unido mantiene su integridad territorial con la victoria del "no". El conservador "The Telegraph" respira aliviado al proclamar en su edición digital: "El Reino Unido está a salvo al rechazar Escocia la independencia", mientras que "The Times" asevera que "Escocia vota 'no' para poner fin al sueño de Salmond".

"Escocia rechaza la independencia: Cameron dice, sin disputas, sin repeticiones", apunta "The Guardian", entre fotos de activistas del "no" eufóricos al conocer el resultado y un Salmond aparentemente compungido.

Con un juego de palabras, "The Independent" sentencia: "El Reino Reunido: Escocia da un 'no' claro a la independencia en un histórico referéndum", mientras que, entre la prensa sensacionalista, el "Mailonline" grita: "¡Escocia dice no!".

Amplio seguimiento, en Alemania, Francia e Italia
En Alemania, todas las ediciones de los digitales destacan que los escoceses han votado en contra de la división y a favor del Reino Unido. "Escocia se decide por el Reino Unido", titula el "Süddeutsche Zeitung", mientras que el "Frankfurter Allgemeine Zeitung" recuerda las apretadas encuestas previas bajo el título "Los escoceses votan contra la independencia". "Escocia ha tomado partido contra la independencia en un histórico referéndum sobre la desvinculación del Reino Unido", reseña el popular "Bild", que muestra, como el resto de diarios, fotos de escoceses exultantes tras conocer los resultados.

La prensa francesa destaca el triunfo del "no" pero señala también que el movimiento generado por el referéndum supondrá una mayor autonomía. "Escocia no será independiente" es el título de apertura de "Le Monde", que también se hace eco de la primera reacción de Alex Salmond, que reconoció la derrota y pidió a Londres que cumpla sus promesas de dotar a Escocia de mayores poderes. "Libération" titula "Los escoceses dicen no a la independencia" y "Le Figaro" destaca que los electores "rechazaron mayoritariamente la independencia" y pone el énfasis en "la impresionante tasa de participación, del 84 %".

Los medios italianos subrayan que, a pesar del triunfo unionista, el espíritu británico "ha quedado dañado" y que a partir de ahora será "un país diferente", como destaca el diario "La Stampa". "Il Corriere della Sera" celebra la unidad del Reino Unido pero, al igual que el resto de medios, comparte la idea de que Salmond ha perdido un referéndum pero quizá este resultado no le perjudique en el futuro.

Los medios de comunicación italianos vinculan el referéndum escocés con la consulta programada para el próximo noviembre por el presidente catalán Artur Mas, a quien el periódico "Il Sole 24 Ore" califica de "envidioso" y dice que Barcelona vive el proceso escocés con una mezcla de "admiración y envidia".

Canadá y Quebec también han mirado a Escocia
Canadá y Quebec, que en dos ocasiones han celebrado referendos independentistas, han seguido con especial atención la votación y destacan en las ediciones digitales de sus principales diarios el rechazo a la independencia del Reino Unido.

"Escocia vota rechazar la independencia", titula el "Toronto Star", el diario canadiense de mayor distribución, y "The Globe and Mail" publica la foto de un joven llorando cubierto con la bandera escocesa sobre el titular "Escocia rechaza la independencia".

En cuanto a la prensa francófona, "Le Soleil" de Québec titula "Escocia elige la unión", mientras que "Le journal de Montréal" destaca "la victoria del 'no'". "La presse", también en francés, habla de una victoria "inequívoca" del no.

Prensa de Estados Unidos y medios digitales árabes
En la prensa estadounidense, "The Washington Post" titula: "Gran participación, los votantes deciden quedarse en el Reino Unido" y dedica una nota a "La peculiar historia de la unión entre Inglaterra y Escocia". "The New York Times" también recoge la noticia en su portada digital acompañada de una fotografía que refleja la alegría de los unionistas y destaca "el rechazo" de Escocia a la independencia en una "votación histórica".

"The Wall Street Journal" dice que "Escocia se queda en el Reino Unido" y advierte de que la victoria "no quitará presión" al primer ministro británico, David Cameron, que tendrá que cumplir ahora con lo prometido a los escoceses durante la campaña.

Entre los principales medios digitales árabes, la cadena catarí "Al Jazira" titula en su edición en inglés: "Escocia rechaza la independencia en un referéndum".

La cadena emiratí "Al Arabiya" apunta al matiz unionista al titular: "Escocia elige la unión con Gran Bretaña". El periódico árabe internacional "As-Sharq al Awsat", que se edita en Londres, recalca la "gran participación", mientras que el diario estatal "Al Ahram", el de mayor tirada de Egipto, dice que "Los escoceses rechazan la independencia" y califica el plebiscito de "histórico".

Fuente: EITB.com (Redacción)


Pensamiento





“Seremos realmente humanos cuando aceptemos
que sólo somos animales pensantes”

M.M.



miércoles, 17 de septiembre de 2014

Atalaya: El toro de la Vega





El Toro de la Vega, que se celebra  en Tordesillas el Día de la Virgen de la Peña, en septiembre, es otra modalidad de torturar y matar a un astado. Se trata de una tradición que se remonta a la Edad Media. La fiesta consiste en soltar a unos toros, mientras que decenas de vecinos, escondidos, los aguardan para lancearlos. 

Este año, más de un centenar de protectores de animales, se han enfrentado a los vecinos de Tordesillas, para impedir la barbarie, como las corridas o los toros con antorchas en los cuernos y otras muestras del odio a los toros desde nuestros remotísimos ancestros hasta nuestros días. Como entre los  iberos, también en la relación entre el hispano y el toro existe una mezcla de amor y odio, como puede constatarse escuchando algunas canciones de nuestras folclóricas.

La delegación del Gobierno en Valladolid envió a Tordesillas a varias decenas de guardias civiles , que cargaron enérgicamente contra los detractores del torneo, protegiendo a los lanceros.  Vecinos del pueblo lanzaron pedradas contra los detractores de la “fiesta. Este año no ha sido  muy favorable a los valientes matatoros de Tordesillas. Cuatro heridos por asta de un toro, que por lo visto no quería dejarse lancear por  catetos “héroes”  tuvieron que ser hospitalizados.

Los desafueros con los toros arrojan una turbia luz sobre el eslogan “Marca España”. Hasta la Comisión Europea ha planteado a España que se ponga fin a los festejos taurinos, que también implican la vida de un hombre.

Ahora que hablamos de la posible (y no infrecuente) muerte del torero, ¿dónde está la Iglesia católica con su defensa a ultranza de la vida?  Según su propia doctrina, todos, también los animales, somos hijos de Dios, que nos permite comer carne porque necesitamos vitalmente proteínas. Hoy no nos comemos unos a otros porque somos muy civilizados: los únicos que lo pueden hacer, sin que se resienta su conciencia, son financieros, comerciantes , y,  ¿cómo no?, las grandes empresas supranacionales que, pagando bajos salarios, se tragan a países pobres. Encima, éstos tienen que estarles agradecidos por su “ayuda al desarrollo”.
.

Pincelada



Ahora que parecen haberse calmado algo los ánimos, me gustaría tratar muy brevemente un tema que, en mi opinión, da mucho que pensar sobre el “talante” de los que han expresado de una forma tan radical sus opiniones.

De mortuis nil nisi bene (“De los muertos, nada que no sea bueno”) decían los romanos y estoy totalmente de acuerdo porque, cuando alguien ha traspasado la frontera de la vida, no tiene mucho sentido ensañarse con el finado y mucho menos alegrarse de su muerte.

Estoy convencida de que emociones negativas generan malas energías de las que hay que huir en cuanto las detectemos porque pueden llegar a afectarnos psicológicamente.

Y, tras este preámbulo, tengo que decir francamente que me han descolocado los comentarios de mal gusto tras el fallecimiento de Emilio Botín e Isidoro Alvárez, que no quiero repetir aquí, de Ada Colau, Beatriz Talegón o de Willy Toledo vía Twitter, aunque el frikismo de este último hace tiempo que parece no tener límites.

Alegrarse del óbito de alguien y considerar ese fallecimiento como un castigo a todos los pecados que el difunto haya podido cometer en vida es, además de  infantil, mezquino. La muerte no es ningún castigo, pues a todos nos llegará nuestra última hora, hayamos sido buenos, buenísimos o el Hannibal Lecter de “El silencio de los corderos”.

Margarita Rey

Neologismo de la semana





Phablet. = Palabreja que resulta de la fusión entre phone (teléfono) y tablet (tableta). Se trata de móviles con una pantalla tan grande que parecen tablets. Y, al contrario, también se utiliza para tabletas que, por su pequeña pantalla, parecen móviles.





Pensamiento




“Sobrevalorarse es la forma más segura de hacer el ridículo”.

M.M.


lunes, 15 de septiembre de 2014

Atalaya: La alcaldesa, el arzobispo y la Diada




Francamente, empiezo a aburrirme de escribir sobre la política nacional, que ni siquiera es nuestra, condicionada como está por factores externos e internos  que, realmente escapan a nuestro control. Es triste que la noticia más destacada de esta pasada semana haya sido que la “aznarísima” doña Ana Botella, haya decidido no presentarse a las elecciones municipales. ¿Quién va ahora a promocionar el tomarse una relajante taza de café con leche en la Plaza Mayor de Madrid en foros internacionales? Por otra parte, se le hubiera podido  sacar más punta periodística a la noticia de que monseñor Rouco Varela, ex presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo emérito de Madrid, se niegue a abandonar “su” Palacio Episcopal, permitiendo a lo sumo que su sucesor, el nuevo titular de la archidiócesis, Carlos Osoro, elegido por el Papa, resida en el primer piso del Palacio, reservándose Rouco la segunda planta, es decir la parte noble, de la residencia.  Rouco Varela no deja el palacio, como algún ingenuo católico hubiese podido pensar (¿piensan realmente los ayatolas de todas las religiones?), para cobijar a los millares de sin techo que tenemos en España (una atracción que ocultamos a los turistas). Mientras que el papa Francisco está  furioso, monseñor Osoro parece que desea emular al Sumo Pontífice y prefiere irse a vivir por ahora a una residencia mucho más modesta que el fastuoso Palacio Episcopal: la de las Hermanitas de los Desamparados. En fin, ya veremos en qué acaba todo esto. ¿Estará contemplando monseñor Rouco la posibilidad de convertirse en un nuevo Papa Luna?

Los que más follón han armado este fin de semana han sido los catalanes con su Diada. Once kilómetros han recorrido casi más de un millón de catalanes con el signo de la gran V y bajo un mar de senyeras, estrelladas o no. El Simón Bolívar catalán, empujado por sus radicales aliados de Esquerra Republicana de Catalunya, bien pudiera estar al borde del abismo político. La actual máxima autoridad en el Gobierno, Mariano Rajoy, ya le ha dicho que de independencia de Cataluña ni hablar. Artur, el oportunista, y sus separatistas de Esquerra, han querido convertir la Diada de este año en una ingente manifestación “nacional”. Pero según los observadores, incluso entre los que blandían la senyera (la tradicional, no la estrellada) no existía unanimidad sobre de qué iba la cosa. Pero, ¿lo saben también los dirigentes? Según la prensa internacional (200 periodistas destacados a Barcelona), el Presidente de la Generalitat, Artur Mas, se ha visto reforzado por el proceso de independencia de Escocia (adiós whisky escocés). 

La V de la victoria de una Diada manipulada desde el poder, no significará nada si el referéndum no es legal.  Artur Mas, democristiano, no hará nada ilegal, opinan los conservadores.  Los de Esquerra tendrán que conformarse con el pataleo.  De no ser así, Mas y Esquerra  pondrán en un brete al resto de España, a Catalunya y no en último lugar, al nuevo monarca Borbón,  Felipe VI.