jueves, 26 de febrero de 2015

Atalaya: Debate sobre el estado de la Nación




El martes empezó el esperado debate sobre el estado de la nación. En el debate, en el que Podemos no podía participar por los usos parlamentarios vigentes, desde un principio estuvo presente la sombra de  la organización de Pablo Iglesias, en las intervenciones sobre todo del presidente del gobierno, Mariano Rajoy. Aunque las encuestas expresan que el PP seguirá siendo el partido más votado (no puede decirse lo mismo de Rajoy, a quien los sondeos sitúan al final de la lista), el PP ve con gran intranquilidad el ascenso de Podemos, que se coloca como segunda fuerza política de España, que necesitaría tanto el PP como el PSOE  para el caso de que los votantes no les procuren la mayoría absoluta.

También están los partidos emergentes con poca representación parlamentaria como UPyD e IU que, junto con Ciudadanos y Podemos, podrían jugar un importante papel en las  generales de 2016. Pero no hay  que creer demasiado, en las encuestas, que son una especie de quiromancia política. Lo definitivo son las urnas. Para el ultra conservador PP sería una auténtica purga sólo pensar en una alianza con sus antípodas Iglesias y Monedero. También para el PSOE una tal coalición equivaldría a una indigestión, aunque en ambos partidos de izquierda existen puntos comunes. Pero desde una perspectiva socialdemócrata, por lo que respecta al centenario partido socialista fundado por Pablo Iglesias (el auténtico),  ello supondría un amargo trago.

Rajoy (se notaba que se había preparado muy bien, en plena “campaña electoral para los comicios autonómicos y municipales de mayo) empezó con el autobombo de que España se está recuperando y crece por encima de la media europea. Es hasta cierto punto verdad. Pero no se pueden tirar cohetes por el ligero crecimiento y menos transmitir este relativo mensaje a los cuatro millones y medio de parados o a los más de ocho millones de indigentes, “los sin techo", y permitiendo los desahucios, que ponen en la calle a modestas familias enteras por no poder pagar la hipoteca, en los tiempos del ladrillo tan alegremente concedida.

Así lo tuvo que escuchar el presidente del Gobierno, al que los partidos de la oposición rechazaron su intervención como mentirosa. “Mentira” dijo el jefe de la oposición, Pedro Sánchez, a otros embustes o medias verdades electoralistas de Rajoy. Mientras que se vio a un Rajoy, recurriendo a su tranca gallega, pidiendo casi que el socialista Sánchez se fuera del parlamento, el secretario general del PSOE, a pesar de la dureza de sus réplicas, nunca perdió  los papeles e incluso se le vio sonreír irónicamente cuando Rajoy le llamó “patético”.
 
No faltaron críticas, que al curtido Rajoy le hicieron pupa. Así cuando  el candidato de IU dijo: “Le falta rigor porque la mitad de las cosas que ha dicho son directamente mentira.” Y Sánchez terminó su intervención con las palabras: “No queremos un país de esperanzas rotas”.

En este debate, seguramente el último bipartidista al que asistamos, Rajoy convenció a los suyos y Sánchez a los de su cuerda. 24 horas después, en el Teatro Rojas del círculo de Bellas Artes de Madrid, Pablo Iglesias -el de la coleta-,  celebró un mitin de oposición extraparlamentaria sin precedentes "para los ciudadanos de su país", en el que pedía la mayoría absoluta para su formación. ¡Que Dios nos pille confesados!

 
 
 







Pincelada: Ley de tasas judiciales, ¿revisada o derogada?



 
Ayer, en el debate sobre el estado de la Nación, Rajoy anunció que se revisará la controvertida “Ley de tasas”, otro de los engendros que debemos al ínclito ex Ministro de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón.
 
Desde su aprobación unilateral, con el único apoyo del PP, en noviembre de 2012,  pocas leyes han generado críticas tan unánimes por parte de jueces, fiscales y abogados como ésta que para lo único que ha servido ha sido para impedir o limitar de forma desproporcionada el acceso a la Justicia, no sólo de los más desfavorecidos, sino también de una gran parte de esa clase media empobrecida por la crisis y gracias al austericidio ordenado desde Berlín y que el actual gobierno ha convertido en dogma de fe.

Conozco a muchos abogados. Sin ir más lejos, tengo a uno en la familia más cercana. Por ello, me atrevo a afirmar que prácticamente ninguno de los integrantes de los colectivos y asociaciones más representativos del tercer poder estaba de acuerdo con esa ley tal y como estaba planteada, según la cual sólo pueden librarse de las tasas los beneficiarios de la asistencia jurídica gratuita (aquellos que ganan menos de 1.100 euros por unidad familiar).

Desde que se implantaron las tasas, los letrados han visto mermados sus ingresos de manera considerable, llevando a algunos bufetes al borde de la ruina. No hay que olvidar que las tasas afectan a la jurisdicción Civil, a la Social y Laboral y a la Contencioso-Administrativa. Ello obliga a las personas físicas a pagar cantidades exageradas por acceder a la Justicia, por lo muchos prefieren olvidarse y desistir de presentar sus reclamaciones por vía judicial.
 
De hecho, la lluvia de protestas de todo tipo en su contra (recogida de firmas, manifestaciones, etc.), coordinadas por los 83 Colegios de Abogados de España, no ha cesado y son cinco los recursos de inconstitucionalidad del decreto que se han presentado hasta el día de hoy contra dicha ley, algo muy llamativo en colectivos que no se caracterizan precisamente por ser demasiado contestatarios con los de arriba.

A mí, personalmente, lo que más me ha extrañado como lega en la materia es que los partidos de la oposición, excepto el PSOE y UPyD, que lo llevan en sus programas, no hiciesen ayer mayor hincapié sobre ese tema (a menos que no haya sido recogido por los medios). Especialmente porque Rajoy habló de “revisar” y no de “derogar” y no nombró ni la fecha, ni la cuantía, ni los beneficiarios de dicha “revisión”.
 
Tampoco ha quedado nada claro qué pasará con los más de 512 millones de euros que, al parecer, se han recaudado con las tasas judiciales desde que la ley entró en vigor. Según escribía el diario Público ayer: (…) “el Ejecutivo se comprometió a destinar el dinero recaudado a la financiación de la justicia gratuita, si bien la oposición denuncia que todavía no se ha transferido ninguna cantidad al respecto”.
 
De momento, no conviene lanzar las campanas al vuelo, no sea caso que todo se quede en uno más de esos “anuncios electoralistas”, de cara a la galería, como ha sucedido en numerosas ocasiones cuando los comicios están a la vuelta de la esquina.
 
Margarita Rey
 
 

Leído en la Prensa: Las 4 estaciones




“Este año, tras el Debate, definitivamente va a ser una sinfonía política en cuatro estaciones, como aquello de Vivaldi pero en una versión delirante llena de ruido: la primavera de las elecciones andaluzas; el verano sobre las municipales; el otoño catalán y el invierno tras los comicios generales. Será una larga partitura de eslóganes, titulares altisonantes, imputaciones y golpes de efecto, con las voces del coro del sectarismo como ayer en la obertura del Congreso.

En el primer concerto la música suena con acento del sur, un movimiento desatado por la presidenta andaluza para convertir marzo en su particular Suresnes. Se trata de un 'Do sostenido menor' de alto riesgo que amenaza con acabar tormentosamente mal. En los primeros compases, el movimiento meridional arranca en las elecciones griegas con Syriza como espejo de Podemos, cuya melodía se llena de escándalos, reales o deformados hiperbólicamente. En el movimiento final, se resolverá el órdago de Aguirre en Madrid y otras listas.

Para verano se han celebrado municipales, tras el 'allegro' de las inauguraciones impúdicas de los alcaldes y las trampas a las juntas electorales. El PP celebrará su resultado, aunque muy lejos de los máximos de 2011. Aparece Ciudadanos en las ecuaciones; y figuras como Colau en Barcelona. Los socialistas, lejos de las expectativas, desatan el ruido de sables de las primarias. El sistema trata de salvar al PSOE, ante la sombra de pactos con las marcas blancas de Podemos, y mira al sur donde Susana reina en el califato. No hay pausa en el tórrido ferragosto. Convergencia y Esquerra prologan su particular 1714 hasta el 'Presto' de la campaña en septiembre.

El movimiento de otoño es melancólico. 27 de septiembre, las costuras de España crujen. El nacionalismo hace lecturas rupturistas. El PP ha empeorado aún más tras sus ataques a Ciutadans como si ser catalán constituyera un estigma; y también los socialistas, otrora los más votados allí. Los grandes partidos no están en Cataluña; Podemos y Ciudadanos sí. Sin apenas tregua, el desencanto mientras rompe otra precampaña. Podemos se lanza a por todas; el sistema contraataca con todo, en el 'adagio molto' de las mentiras electorales de una campaña feroz con más trincheras que nunca.

Invierno, fríos acordes de corcheas para constituir el nuevo Gobierno. El PP acaba de ganar las elecciones lejos de la mayoría absoluta; la Ley d'Hont castiga a Ciudadanos, y la aritmética pone al PSOE en una tesitura dramática: pactar con el PP les hundirá en el futuro, ya que la izquierda se aglutinará con Podemos; y pactar con Podemos les hundirá también entregando todo el centro al PP. La gobernabilidad será difícil; Cataluña tensa, el tutti estalla con los últimos compases de 'el año que votamos absurdamente' mientras el coro se pregunta si de todo eso saldremos más fuertes”.
 
Fuente: Diario SUR (El Mirador)
Autor: Teodoro León Gross


 

Pensamiento





“La política bien entendida es el principal instrumento de la democracia.
Mal entendida es la base de la corrupción e incluso de la dictadura”
 
M.M.

 

 

domingo, 22 de febrero de 2015

Atalaya: ¿Qué podemos hacer?

 

 

Una auténtica democracia no precisa ni de golpistas ni de formaciones políticas, cuyo objetivo es, como se supone, cambiar al país según las ideologías que han ido recogiendo por esos mundos poco claros.

Lo que necesita España es que todos los partidos democráticos se pongan de acuerdo para acabar de una vez por todas con la indignante corrupción, debida no a la política sino a la suciedad que aún permanece del régimen predemocrático, ahora aumentada por la libertad de circulación de dinero y de mercancías. Los partidos han de expulsar sin miramientos a los corruptos y entregarlos a la justicia, para que ésta cumpla con su cometido en el tiempo más  breve posible, sin que  los imputados o acusados tengan la oportunidad de irse de vacaciones o buscar más apoyos en el poder, teniéndose además que suprimir tajantemente que el ejecutivo pueda presionar sobre el poder judicial.
 
La libertad, pedestal de la democracia, no significa que todo el mundo vaya a su bola, sino que todos los ciudadanos participen, desde sus distintos puntos de vista, al nacimiento de una sociedad responsable y colaboradora en la creación de un estado de Derecho y de Bienestar. También sirve la libertad para que los propios partidos se depuren de oportunistas y sinvergüenzas de todo calibre, que examinados más de cerca son los mismos, o sus hijos, que vitoreaban al dictador como ahora recurren siempre a la democracia para encubrir su carácter totalitario y mamar de la vaca del poder, sobre todo si éste es de derechas.

No haría falta un grupo, formación o partido nuevo para reformar a España si todos cumpliesen con su deber como ciudadanos libres y los gobernantes no utilizasen el miedo “a lo que pueda venir” para aumentar el número de sus votantes. Estos juegos maquiavélicos pueden acabar con la democracia, sobre todo si las fuerzas políticas buscan apoyos financieros en dictaduras bolivarianas, e incluso vendiendo programas de televisión a Irán -uno de los países islámicos más crueles del planeta-, en los que las señoras participantes en los debates tienen que taparse el escote para no molestar a los ayatolas.
 
 

Leído en la Prensa: "Bichejos del Sur"




“Así ven los alemanes a los bichejos del Sur” es el título bajo el cual la revista digital CTXT (ctxt.es) publicaba el jueves pasado un artículo del conocido periodista y escritor alemán Sebastian Schoepp. Schoepp es redactor de Política Internacional del prestigioso Süddeutsche Zeitung de Múnich (cubre las áreas de America Latina y Europa Meridional) y, como tal, gran conocedor de las peculiaridades de los “países del sur”. Lo descubrí, como de costumbre, brujuleando por la red y quisiera compartirlo con ustedes.

Dice así:
“Durante siglos, los alemanes vieron el sur de Europa como un lugar donde refugiarse de su propia furia trabajadora. Goethe, Max Weber y Heinrich Heine encontraron allí inspiración y brío que impulsaron su pensamiento y sus obras. Cada año siguen su ejemplo millones de compatriotas que viajan a Italia, a España o a Grecia para descansar de sí mismos, de su eficiencia y del ganar dinero. Pero desde que Alemania convive con los países del Sur en la casa común del euro, la región mediterránea ha caído en la consideración de muchos: de destino de ensueño ha pasado a ser una metáfora de crisis. Los viejos estereotipos muestran su cara más fea. ¿Acaso el Sur no se ha demostrado incapaz de reaccionar por sí mismo? ¿No hubo que presionarles para que empezaran a hacer reformas?

Pero ahora asistimos a un nuevo cambio. Esta impresión se tambalea con los crecientes indicios de que una renovación europea está en ciernes,  procedente justo de esta región mediterránea. Una renovación que, de momento,  se limita a un sector del espectro político: la izquierda.
 
La elección de Alexis Tsipras en Grecia y los buenos resultados que las encuestas auguran al nuevo partido Podemos en España han alarmado a los alemanes. A muchos les inquieta porque este éxito de los críticos pone en solfa a la pertinaz canciller Angela Merkel, que asegura que lo tiene todo bajo control de alguna manera y anuncia que ya solo es cuestión de tiempo que España se convierta, ya era hora, en una nueva Alemania.
 
Los alemanes, tanto los de izquierda como los de derecha, estarían encantados de que esto fuera cierto, porque significaría que no se tienen que preocupar por los problemas europeos. Ya se ocupará Merkel.  Pero esta noción está caducando. “Tsipras apuesta por  la confrontación”, tituló tras la victoria de Syriza el Süddeutsche Zeitung, un diario de gran tirada con una línea centrista-liberal. La prensa alemana no deja estos días de alertar de que España se prepara para catapultar al poder a una fuerza política con tesis igualmente provocadoras, Podemos. La marca política todavía no les suena mucho a los alemanes: ni los trabajadores ni los profesionales conocen el nuevo partido. El apellido Iglesias es familiar, pero más por dos famosos cantantes que por el político. Los periódicos y la televisión empiezan a mostrarlo como un “alma gemela” de Tsipras. Tal como están las cosas, no es la mejor prensa que se puede tener en Alemania.
 
Quienes proponemos otros puntos de vista no lo tenemos fácil. Como estudié en Italia y en España y mi labor periodística se ha relacionado con la región durante dos décadas, en mi entorno me conocen como una especie de quintacolumnista sureño. En septiembre titulé mi último libro Mehr Süden wagen (Atreverse a ser del Sur) . En él, abogo por el prestigio de la empatía y por el desarrollo de una conciencia de comunidad que se aparte un tanto de la carrera  por el éxito personal y de la propaganda de los mercados financieros. Buscamos un título provocativo para los alemanes, que están convencidos de que son los del Sur quienes deben atreverse a ser más como ellos. Así lo expresó, al menos, el corresponsal en Madrid de una televisión alemana en su —nada halagadora— crítica del libro.
 
Ahora mis colegas y amigos me preguntan por qué los del Sur nos entienden tan mal y a qué vienen esos resentimientos que dieron la victoria a Syriza y ahora se la podrían dar a Podemos. ¿No hemos hecho todo lo posible para salvar Europa? El diario sensacionalista Bild, todavía con una enorme influencia en Alemania, ha publicado una foto de Tsipras con un pie que lo describía como “El griego que quiere quedarse con nuestro dinero”.
 
Suelo responder que no se puede obligar a nadie a que aplique las reformas, por muy necesarias que éstas sean. Que deberíamos haber buscado un consenso con los países más castigados por la crisis. Que habríamos necesitado más tiempo y más diálogo. Que los siempre impacientes alemanes no estuvieron dispuestos a esperar. Ahora llegan las facturas por esta presunción y por el dogma absurdo de que “no hay alternativa” a las políticas que se aplicaron.  Este dogma se vendió en Berlín y en Bruselas como una verdad científica.
 
Desde un punto de vista psicológico podría decirse que los alemanes son incapaces de aceptar las situaciones que entienden como problemáticas.  En cuanto las perciben, se sienten impelidos por una fuerza irreprimible a cambiar las cosas inmediatamente. Esta es una de las causas de su considerable eficiencia y de sus progresos, pero también es el origen de una insatisfacción permanente. Porque es inevitable que, una vez resuelto un problema, surjan otros.
 
En la redacción tengo un colega que trabaja con temas italianos. Un hombre cosmopolita y apasionado de las culturas latinas, veterano corresponsal en París y en Roma. Pide —como yo y contra la opinión más extendida entre los alemanes— un plan Marshall para Europa del Sur. Pero, llegado a esta conclusión, se pasa el día rompiéndose la cabeza sobre cómo resolver los problemas de zonas como Calabria y evitar que la Mafia se quede con la mayoría del hipotético dinero destinado a mejorar la situación de la región. Lo veo sufrir como si fuera el primer ministro italiano y el responsable último del buen funcionamiento de todo el Mezzogiorno. Yo intento consolarle: “Acepta que en la Casa europea también vive gente difícil, con la que habrá que tratar. Donde cohabitan tantas culturas diferentes tenemos que aceptar las diferencias”. Él me mira entonces con un punto de desesperación.
 
Desde un punto de vista alemán, el Sur se comportará irracionalmente si vota a la izquierda y se atreve a un cambio de consecuencias inciertas. La racionalidad es el bien más preciado de los alemanes. Como bien dice una amiga española que los conoce mejor que ellos a sí mismos, soportan muy mal la incertidumbre. El griego Tsipras es la incertidumbre en persona, como se vio cuando anunció su pacto de Gobierno con la derecha populista al día siguiente de las elecciones.
 
La izquierda alemana se quedó estupefacta, porque esperaban que Tsipras e Iglesias impulsaran un renacimiento de las izquierdas en todo el continente. Cuando se conoció la nueva coalición en Atenas, la jefa del Grupo Verde en el Bundestag alemán, Karin Göring-Eckardt, se burló del partido Die Linke (La Izquierda): "Ayer se acostaron felices con Tsipras y hoy se despiertan encamados con la derecha populista”. Por suerte, en España no hay un partido de derecha populista con el que Podemos pueda llegar a acuerdos.
 
Los pactos con el presunto diablo son ajenos a la izquierda alemana. Ser de izquierda significa aquí sobre todo una cosa: corrección política.  Un pacto con la derecha populista para llegar al poder se interpreta como el colmo del cinismo. Se debe a que el partido Die Linke ha tenido escasa experiencia en el poder político federal . Los demás lo marginan sistemáticamente de todas las responsabilidades federales. Aún pesa el baldón de haber sucedido al Partido Socialista Unificado (SED), que gobernó la RDA con mano de hierro durante cuarenta años. La mayoría de los alemanes rechazan el comunismo con vehemencia. Muchos de ellos, porque padecieron personalmente el marxismo pervertido del sistema soviético. Lo último que desean es un regreso a aquel país gris y pequeñoburgués, vigilado siempre por un servicio secreto omnipresente, del que muchos más ciudadanos habrían huido si no les hubieran disparado cuando trataban de cruzar el Muro de Berlín.
 
La RDA como Estado comunista alemán fue una excepción histórica, una secuela de la II Guerra Mundial que se hundió pocos días después de perder el apoyo de la Unión Soviética. Como entonces, un gobierno de auténtica izquierda seguirá siendo imposible en Alemania por muchos años.

La izquierda siempre lo ha tenido difícil en el país de Karl Marx. En la primera democracia alemana, la de Weimar (1919-1933), Karl Liebknecht y Rosa Luxemburgo cayeron asesinados antes de que los eligieran para ningún gobierno. En la democracia de posguerra, la regla han sido los gobiernos de la Democracia Cristiana y la excepción, los socialdemócratas, que, no obstante, siempre se han caracterizado por ser los mejores conservadores del país.  Valga de ejemplo el canciller Gerhard Schröder (SPD), que entre 1998 y 2005 constriñó el estado del bienestar alemán a las leyes del mercado globalizado de un modo tan drástico que sus votantes lo percibieron como una traición. La socialdemocracia no se ha recuperado de aquello. Como el PSOE de Zapatero, no se recuperará nunca. Hoy, el SPD en Berlín solo sirve para darle mayorías parlamentarias a Merkel.
 
A pesar de que, sobre el papel, la izquierda alemana obtuvo una mayoría de votos en las generales de 2013. Entre el SPD, los Verdes y Die Linke, la izquierda parlamentaria tiene suficientes escaños para echar a Merkel del Gobierno. Pero en lugar de eso, el SPD pactó con ella una nueva coalición. Lo contrario habría sido embarcarse en un experimento. Los alemanes desconfían de cualquier experimento fuera de las condiciones de un laboratorio.
 
A los alemanes les gusta su país, sus bosques y esa calma suya que les permite dedicarse a esos inventos que después exportan a todo el mundo.  Pero ahora, ay, “amenaza un tiempo revuelto” en Europa, según señalaba incluso el diario izquierdista  berlinés Die Tageszeitung. No sin inquietud. Los alemanes se están enterando ahora de que esa calma en la que creían solo reinaba en su casa, mientras que el Sur lleva años en un estado prerrevolucionario de intranquilidad creciente. Hace años que no percibían la necesidad de cambios significativos. Tampoco están sometidos a esas élites fosilizadas, corruptas y autosatisfechas que han florecido en España o en Grecia.
 
También en Alemania hay corrupción y una casta de ricos cada día más ricos, claro. Pero históricamente, el empresariado alemán se ha comportado a menudo con considerable responsabilidad. Sabían que la amplia participación sindical en las empresas y el estado del bienestar pueden evitar desórdenes sociales. Esta convicción impregnó el consenso entre izquierda y derecha con el que se reconstruyó la industria renana tras la II Guerra Mundial. Un entramado social de núcleo liberal-conservador, pero marcado por la Doctrina Social de la Iglesia, cuyo equilibrio social es destacado por el politólogo italiano Angelo Bolaffi como posible modelo para toda Europa. Merkel suele repetir que la “economía social de mercado” es buena para Alemania. Pocos la contradicen hoy entre Hamburgo y Múnich.
 
El gran error cometido por los alemanes en esta crisis fue el intento de transferir sus particularidades económicas a países cuyo desarrollo histórico ha sido bien diferente del suyo y que funcionan de acuerdo con otros criterios económicos. Lo que funciona en Alemania, decía el credo alemán, tiene que funcionar fuera. Una convicción que se tambalea ante el nuevo auge de la izquierda en el Sur.
 
Mi estimado colega Claus Hulverscheidt, que lleva el tema de la crisis del euro en la sección de Economía del Süddeutsche Zeitung,  es un analista frío, en las antípodas de cualquier romanticismo político, libre de cualquier sospecha de quintacolumnismo sureño. Defiende que serán necesarias unas reformas estructurales que sienten las bases para un crecimiento económico sólido. Sin embargo —y esto es una novedad en Alemania—, también él admite que las reformas requieren tiempo y paciencia.
 
Según escribió tras la victoria de Syriza, “en una democracia, nadie puede exigirles esta paciencia a personas para las que todo va a peor continuamente”. Así que también Merkel “tendrá que adaptar su estrategia a esta realidad”. Una noción tardía que, sin embargo, sugiere que el giro izquierdista de sus socios está obligando a que los alemanes entiendan mejor la realidad del Sur.”
 
Hasta aquí el artículo de este excelente profesional del periodismo que es Sebastian Schoepp publicado en CTXT.
 
A mi me apena mucho que la imagen que se tenía en Alemania de España y los españoles se haya deteriorado tanto desde que empezó la crisis. Si antes éramos los protagonistas del “milagro español”, ya a finales de 2012, a medida que se acercaba la fecha de la concesión de la “línea de crédito” (de Guindos dixit), pasamos a convertirnos en  “un país de vagos, corruptos y de gente poco fíable”. Sabedores de que los alemanes suelen reaccionar de manera muy visceral cuando les tocan el bolsillo, algunos diarios sensacionalistas y programas en la televisión privada ya se encargaron de contribuir a este cambio de imagen subiéndose al carro del linchamiento público con el único fin de subir sus audiencias. Así, la cadena de televisión privada RTL no sólo echaba leña al fuego, sino que ridiculizaba de manera cruel, aunque fuese en clave humorística, la “proverbial” impuntualidad española. Un telespectador que debió molestarse bastante con ese espacio televisivo, lo colgó de YouTube para que todos pudiésemos ver la forma tan desconsiderada y arrogante que los teutones tienen de ver a  “bichejos del sur” como nosotros. También ustedes lo pueden ver clicando sobre el enlace.
 
Claro que “dónde las dan, las toman” y Alemania, especialmente su canciller la Sra. Merkel, desde el austericidio que nos recetó van de capa caída, tanto en nuestra prensa como en la opinión de la mayor parte de los españoles. Porque eso de ir por ahí en plan “raza superior” no está demasiado bien visto y todavía levanta muchas ampollas en la mayor parte de países del sur.
 
Alemania ha recibido numerosas ayudas extranjeras para aupar su Economía, empezando por el famoso “Plan Mashall”, que le permitió levantar el país después de la II guerra Mundial que ellos provocaron, hasta las que recibió de la UE  tras la caída del muro de Berlín para financiar la reunificación de Alemania (80.000 millones de euros hasta 2013). Sería pues de agradecer que no tuviese la memoria tan corta y no estuviese siempre barriendo para adentro. En otras palabras, que dejase de utilizar la ley del embudo, la parte ancha para los alemanes y la estrecha para los demás.
 
Como decía Pablo de Tarso: “El que siembre con mezquindad, cosechará también con mezquindad”. Dios no quiera que algún día se cambien las tornas y Alemania vuelva a tener que necesitar la solidaridad de los demás países europeos a los que está asfixiando con las políticas de austeridad  prescritas por Berlín desde que comenzó la crisis.
 
M.R.
 

Televisión: La Noche temática



 
 
 

A menudo, los sábados, en lugar de ver alguna de esas tertulias que se repiten, en las que los participantes se interrumpen a voz en grito, me decanto por el programa de La 2, “La noche temática”, un espacio inteligente a la vez que informativo.

Ayer, el programa rendía homenaje a Stan Laurel y Oliver Hardy, más conocidos como “El Gordo y el Flaco”. El motivo: el 50 aniversario del fallecimiento de Stan Laurel (“el Flaco”).

Recuerdo que, siendo yo muy pequeña, mi madre, gran admiradora de esos dos grandes actores cómicos, me solía llevar a algún cine donde se proyectaban películas de la pareja. Eran cines de barrio en donde se reponían películas antiguas. No hay que olvidar que ese par de comicazos se retiraron del mundo del cine mucho antes de nacer yo. A mí, personalmente, por mucho que algunos intelectuales se horroricen al leerlo, siempre me gustaron más que el personaje de Charlot. Puede ser que la ingenuidad y el optimismo que rezuman y que traspasan la pantalla me llevase a hacerles un hueco en mi corazoncito, primero de nena del "Eixample dreta" barcelonés y, luego, de joven terceraedadista.
 
Arthur Stanley Jefferson (Stan, "el Flaco") nació en Ulverston, Reino Unido,  en 1890. El estadounidense Oliver Norvell Hardy Jr.  (Oliver, "el Gordo")  lo hizo 1892 en Harlem. Stan y Olli debutaron en los años 20 en el cine mudo y fueron de los pocos actores que consiguieron sobrevivir el paso al cine sonoro, alcanzando su mayor popularidad en los años 30 y principios de los 40 del pasado siglo. Durante su carrera interpretaron más de cien películas, veintisiete de ellas largometrajes.
 
Ese gran éxito hizo que entrasen todavía en activo en los anales de la historia de la cinematografía como la pareja cómica más famosa del séptimo arte, un título que han conservado hasta hoy tantos años después de su muerte.

Por cierto, fue en Alemania, país donde la pareja tiene un nutrido grupo de fans que se agrupan en numerosos clubs, donde volví a reencontrarme con sus películas. Sin ir más lejos, mi vecino de adosado, Rüdiger, dibujante y diseñador técnico, tenía su despacho repleto de fotos de “Stan y Olli” y una enorme colección de vídeos de sus películas.

Precisamente, ese documental con imágenes inéditas titulado “El Gordo y el Flaco, sintonía perfecta” (en alemán: “Laurel und Hardy: Die komische Liebesgeschichte von 'Dick & Doof” = Laurel y Hardy, la cómica historia de amor del Gordo y el Bobo, como se conoce allí al dúo),  que precedió ayer al filme “Locos del aire”, fue producido por la segunda cadena de la televisión pública alemana, la ZDF. Desgraciadamente, por motivos de programación –ya que hacía de telonera de la película “Locos del aire” –, la versión que se emitió ayer de 55 minutos era mucho más corta que la original de 92 minutos, rodada y estrenada en 2011 en Alemania.

En cuanto al largometraje "Locos del aire" (1939), dirigida por Edward A. Sutherland, con el que se completó “La Noche Temática”, la sinopsis del argumento que se puede leer en “A la carta” dice así:
 
“Stan y Ollie se hospedan en un hotel. A la hora de cenar son atendidos por una chica que cautivará a Ollie. Rápidamente se pone en marcha para conquistarla, pero al poco tiempo, Ollie sufre un desengaño cuando descubre que la chica está casada con un soldado. Decepcionado, pretende suicidarse con la ayuda de su amigo Stan, pero aparece un oficial de la legión extranjera que los anima a alistarse asegurándoles que en pocos días olvidarán lo sucedido. Una vez allí, las aventuras se sucederán con cómicos resultados cuando intentan huir ya que la legión no era como ellos esperaban”.

La verdad es que la comedia slapstick es francamente deliciosa, me hizo pasar un rato superagradable y olvidar por unos pocos momentos lo desagradable que se está poniendo el panorama político en nuestro país.

Si no han tenido ocasión de verla, pueden hacerlo, si les apetece, clicando el enlace y les auguro que pasarán un buen rato.

Margarita Rey
 
 

Pensamiento




Reír y reírse de uno mismo
es la mejor terapia para el ánimo”.

M.M.

 


 

jueves, 19 de febrero de 2015

Atalaya: Bipartidismo


 

Muchos críticos rechazan el bipartidismo como dictadura de los viejos elefantes. La crítica es certera si  el bipartidismo se utiliza como barrera de contención contra los partidos menores, que jamás pueden conseguir que su opinión sea escuchada o tenida más o menos en cuenta por los dos mastodontes que ocupan el poder, en el mejor de los casos alternándose.

En una auténtica democracia, el bipartidismo tiene la ventaja de que, mediante los votos, se exprese la voluntad de los ciudadanos globalmente, formándose mayorías que permitan  gobernar el país, sin el guirigay de los grupúsculos y pequeños partidos, algunos formados para satisfacer el ego de sus dirigentes, ávidos de poder.
 
Uno de los obstáculos de la democracia, que sólo un gran partido consolidado puede superar, es el maremágnum que se organizaría si valiesen igual los votos de un pequeño partido que los votos de las grandes fuerzas políticas. Pero aquí yace la gran responsabilidad de los partidos mayoritarios: una auténtica democracia ha de tener en cuenta también  los deseos de los pequeños. En cuanto más democracia, más libertad, más justicia y más equidad. Una  discriminación por el número de diputados  desembocaría en lo que  se llama “partido único”.
 
Y aquí tiene su misión el otro gran partido en la oposición: velar por los derechos de los partidos  representados en el parlamento, expresar su rechazo a la política del gran partido en el poder y hacer bueno el principio de que en la democracia han de ser respetados y escuchados los partidos minoritarios, que expresan la voluntad de segmentos de  la sociedad. Pero es el deber de todos hacer una piña en torno a la democracia si surge un dudoso partido, que quiere cambios (¿en qué sentido?) y cuyo discurso es en gran parte populista y demagógico. Muchos dirán que no pueden dado  el peso del poder.

No estoy de acuerdo. En una democracia, si los demócratas se unen, sí podemos ampliar y mejorar nuestro sistema democrático. La democracia vive de la renovación. Los no demócratas que queden arrumbados en cualquier recodo del camino.
 

Pincelada: “Dedazos”



El Partido Popular nos tiene acostumbrados a que sus candidatos se elijan a dedo, por eso no nos extrañamos de que vayan a seguir utilizando ese método en todos los comicios que se avecinan.
 
Lo que sí nos ha dejado un poco perplejos ha sido el modus operandi de Podemos, ese nuevo partido, que, desde el su primera aparición en el panorama político de la nación, viene dando clases de honradez y enarbolando la transparencia como bandera.

Claro que “del dicho al hecho hay un buen trecho” y así lo están demostrando a la hora de imponer a los candidatos de Pablo Iglesias (o, al menos, intentarlo) en las listas que se presentarán a las primarias con motivo de las elecciones autonómicas. Un intento muy criticado por las bases que acusan a Pablo Iglesias de querer implantar sus candidatos a  “dedazos”.

Dos ejemplos flagrantes han sido el de Andalucía donde Pablo Iglesias ha tratado de imponer a sus propios candidatos en la lista de la eurodiputada Teresa Rodríguez (próxima al díscolo Pablo Echenique) y, finalmente, ha tenido que pactar un acuerdo para poder presentar así al electorado una organización unida como alternativa al PSOE de Susana Díaz.
 
Teresa Rodríguez ha tenido que tragarse el sapo y poner a Sergio Pascual, secretario de Organización de Podemos y miembro de la dirección nacional, en la lista de 35 personas que, bajo el lema “Andalucía sembrando futuro”, concurrirá a la próxima cita con las urnas el 22 de marzo de este año en Andalucía. Algo muy criticado por las bases que ha tachado al sector cercano a Iglesias de “casta de la Complutense”.

Por cierto, no deja de ser interesante que precisamente Teresa Rodríguez sea según el diario ABC la eurodiputada que más personal (7 personas ) contrata “a dedo” en Bruselas. En general, Podemos es el grupo parlamentario que más asesores cuenta en proporción. ABC escribe: “Casi cuatro veces más asesores que los eurodiputados de los dos grandes partidos  y prosigue: “Con los anteriores datos, se puede dilucidar que los cinco europarlamentarios de Podemos mantienen con asignaciones de Bruselas a 27 asesores directos y otros 11 mancomunados, para un total de 38 cargos de libre designación”.
 
Otro intento de “dedazo”, esta vez en Aragón, le ha salido bastante mal al honorable Pablito. Se trata de su intento de desbancar a su ex compañero de fatigas y cofundador de Podemos, el discapacitado doctor en Ciencias Físicas de cerebro privilegiado Pablo Echenique, en su candidatura para dirigir Podemos Aragón. Iglesias y parte de la cúpula de su partido, entre los que estaban Íñigo Errejón y Luis Alegre, viajaron personalmente, a pesar de su apretada agenda, a Zaragoza para dar apoyo a “su” candidata, Violeta Barba y su equipo “Claro que Podemos”, sin considerar la opinión de aquellos que le susurraban al oído que la aspirante Barba no parecía ser la mejor opción para liderar el partido en Aragón. Pese a ello, Iglesias opinaba a diestro y siniestro: "ese espíritu ganador, de cambio, que es lo que desean la mayor parte de los ciudadanos, lo representan Violeta y su equipo".
 
Sin embargo, Pablo Echenique consiguió imponer su candidatura “Es la hora de Aragón”  con un 71,93%  de los votos, batiendo así en el proceso de primarias a la oficialista “Claro que Podemos” de Violeta Barba, apoyada por Pablo Iglesias, y se convirtió en flamante secretario general de la formación en Aragón. De esta manera, Echenique conseguía quitarse la espina de su derrota al frente del sector crítico en el congreso de Podemos. Hace dos días, Echenique hizo pública su decisión de renunciar a su escaño en el Parlamento Europeo a mediados de marzo con el fin de dedicarse a la política nacional y presentarse a las primarias de Podemos para elegir al cabeza de lista de Aragón en las autonómicas que se celebrarán el próximo mes de mayo.

Y hablando de “dedazos”, tampoco me parece muy edificante la actuación de Pedro Sánchez a la hora de destituir “manu militari” al candidato por el PSOE a la Comunidad de Madrid, el perdedor Tomás Gómez, y, mucho menos, la forma con la que se está llevando el nombramiento de otro candidato, supuestamente, con más gancho para encabezar la lista del PSOE.
 
Ahí, las opiniones son dispares. Muchos creen que Sánchez se ha anticipado a la posible imputación de Gómez en el caso del tranvía de Parla y/o en la trama “Púnica”. Otros dicen que la ejecutiva del PSOE entró en pánico al ver las últimas encuestas que le situaban en un tercer lugar tras Podemos o el PP (dependiendo de la procedencia de la encuesta) y decidió de la noche a la mañana deshacerse del “pato cojo” Gómez. Pero no contó con que Gómez iba a aferrarse con manos y pies a su sillón y montarle un quilombo semejante.

Con su inesperado golpe de mano, Sánchez le ha metido el dedo en el ojo a muchos “barones” del sector zapaterista que llevan bastante tiempo afilando sus cuchillos en la sombra y que reclaman ahora a voz en cuello unas “primarias” para la federación madrileña (cómo si hubiese tiempo para ello hasta las próximas autonómicas en Madrid…).
 
Por si eso fuera poco, tras conocerse el nombre del favorito de la cúpula del PSOE, el independiente ex ministro de Educación Ángel Gabilondo, al pobre le salieron inmediatamente dos rivales de debajo de las piedras: primero, la leonesa Amparo Valcarce (ex delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, afín a Zapatero) y, un día después, Pedro Zerolo.

Entretanto, Valcarce ha retirado hoy su candidatura “por coherencia” y “honestidad” y porque, según su opinión, el proceso de consulta a las bases del PSM no se va a realizar bajo los principios de “urnas abiertas”, es decir: “un militante, un voto”.

En cuanto a Zerolo, a quien respeto  profundamente como político y por el que siento gran cariño por la valentía que hasta ahora ha demostrado en su lucha contra esa enfermedad tan artera que es el cáncer de páncreas, me parece que su candidatura sólo sirve para enredar. So pena de ser tachada de poco sensible, me pregunto ¿cómo piensa Zerolo, en caso de ser elegido por la militancia, compaginar los cuidados que requiere su delicada salud con una campaña electoral que se presenta especialmente dura y ruda?

Pero volviendo a Tomás Gómez. De una manera u otra, su comportamiento y el de sus acólitos dejan bastante que desear. Es cierto que Gómez fue elegido por la militancia, sin primarias, al obtener los avales necesarios y no presentarse ningún otro candidato al cargo de secretario general del PSM, pero los resultados obtenidos por Gómez desde 2007, tanto dentro como fuera del partido, sólo pueden ser calificados como desastrosos.
 
Recordemos el paulatino deterioro de la imagen de Tomás Gómez. De ello ya se encargaba también el PP.  Cada vez que Tomás Gómez les atacaba y echaba en cara los implicados de su partido en los diversos casos de corrupción, los consejeros del PP en la Asamblea de Madrid, le recordaban con malicia y fruición su época como alcalde de Parla, durante la cual Gómez actuó como los tres monitos y pareció no enterarse de nada de lo que sucedía a su alrededor, tanto en el  caso del polémico tranvía (que acabó triplicando su coste inicial)  como en la escandalosa trama de corrupción conocida como “Operación Púnica”.

Lo más lógico después de la debacle de las Elecciones Europeas en la Comunidad de Madrid, en las que el PSOE  obtuvo sólo el 18,19% de los votos, hubiese sido que Tomás Gómez hubiese presentado su dimisión. Pero, desgraciadamente, la cultura de la dimisión no está muy arraigada en España y Gómez no supo dar entonces ese paso atrás que le hubiese honrado.

En el PSOE saltaron las alarmas cuando se conocieron las últimas encuestas que le daban a Tomás Gómez tan sólo un 11% de los votos. La ejecutiva no tuvo más remedio que actuar, puesto que Gómez no quiso presentar su dimisión cuando Pedro Sánchez se lo pidió. Ante esa crónica de una muerte política anunciada recogida por toda la prensa, a Pedro Sánchez no lo quedó más remedio que destituirle en una “operación sorpresa”, dando la impresión de estar actuando como pollo sin cabeza.
 
No soy partidaria de este tipo de actuaciones, pero parece que, de momento, a Pedro Sánchez le está saliendo bien la ecuación. Si mal que nos pese a muchos, la estrategia ha sido acertada y el resultado final le da también la razón, se demostrará una vez más la exactitud de la famosa y cínica frase de Maquiavelo en su manual de política Il Principe: “el fin justifica los medios”.

Margarita Rey
 
 
 


Leído en la Prensa: Una extraña desaparición




Ayer al mediodía todos los medios de comunicación daban a conocer la siguiente noticia, más propia de un país tercermundista que de una democracia moderna como la nuestra. El Economista la comentaba así:
 
"Desaparece de los juzgados la causa del borrado de los discos duros de Bárcenas
La Audiencia Provincial de Madrid ha iniciado una investigación para averiguar los motivos por los cuales ha desaparecido el sumario de la causa sobre los borrados por parte del PP de los ordenadores de su extesorero Luis Bárcenas, cuyo archivo fue recurrido por las acusaciones.

Fuentes jurídicas han informado de que la oficina judicial del Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid ha iniciado un expediente gubernativo para averiguar lo ocurrido tras percatarse, cuando iba a iniciar la tramitación del recurso contra el archivo de la causa, que ésta se encuentra desaparecida.

En una providencia, este juzgado ha emplazado a las partes el 20 de febrero a las 9.30 horas para que lleven toda la documentación que aportaron en su día a este sumario, que fue archivado por la juez en octubre de 2013 al considerar que la destrucción de los discos duros de los dos ordenadores que Bárcenas tenía en la sede del PP no era constitutivo de delito de daños ni encubrimiento.
 
La causa fue remitida a los juzgados de plaza de Castilla por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, accediendo así a la petición que le habían hecho las acusaciones del caso Bárcenas y la defensa del extesorero tras conocer que el PP había informado al juez de la destrucción de esos discos duros.

Las acusaciones recurrieron el archivo acordado por la jueza de instrucción y unos meses después, ante el silencio de la Audiencia Provincial, una de ellas acudió al juzgado para comprobar que había recibido el registro.

La funcionaria del juzgado alegó que en febrero de 2014 se remitió a la Audiencia Provincial el recurso mediante una providencia, sellada con fecha de entrada un mes después en el Decanato de los Juzgados de Madrid.

La empleada del juzgado afirmó que junto con esa providencia había remitido el sumario a la Audiencia Provincial, pero cuando ahora el juzgado ha preguntado al Decanato por la recepción de la causa, este ha respondido que no la tiene, según relata la providencia del juzgado de instrucción emplazando a las partes, fechada el pasado lunes, día 16.

El juzgado se dirigió entonces a la Audiencia Provincial de Madrid, que le respondió que no tiene dicho recurso de apelación, y por ello ahora la jueza pretende reconstruir el sumario en cuanto la Audiencia Nacional remita el testimonio solicitado y las partes personadas aporten de nuevo sus escritos para seguir así con el recurso.

UPyD pide explicaciones
Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha pedido la comparecencia del ministro de Justicia, Rafael Catalá, en el Congreso para que explique la "misteriosa desaparición" de la documentación relativa a la causa sobre el borrado por parte del PP de los ordenadores que utilizaba su extesorero Luis Bárcenas y qué medidas se van a llevar a cabo para esclarecer lo sucedido.

Además, la portavoz parlamentaria de la formación magenta, Rosa Díez, ha registrado una serie de preguntas en la Cámara sobre el 'extravío' de "una causa relacionada con uno de los casos de corrupción más importante de España", como es el 'caso Gürtel' que, subraya, afecta "directamente al partido del Gobierno".
 
Una desaparición "anómala"
El abogado de IU en el 'caso Bárcenas', Enrique Santiago, ve "anómala" la desaparición de la documentación relativa a la causa sobre el borrado por parte del PP de los ordenadores que utilizaba su extesorero, que ha asegurado que ocupaba ya alrededor de 1.000 folios y de la que no tenían información desde hace un año pese a sus "reiteradas" solicitudes para conocer el estado del procedimiento.

"No era una carpetita", ha dejado claro Santiago en declaraciones a los medios de comunicación tras haber recibido este miércoles una notificación del Juzgado de Instrucción Número 32 de Madrid informándoles del "extravío" del expediente completo de la querella interpuesta contra el PP por presuntos delitos informático y de encubrimiento.

Fuente: EcoDiario - El Economista (ecodiario.eleconomista.es)
 
No sé muy bien qué pretendería esa "mano inocente" que hizo desaparecer los legajos. En todo caso debió de tratarse de un alma muy cándida al pensar que, si el sumario se “extraviaba”, “alguien” podría resultar beneficiado. Sin embargo, de nada le ha servido la treta, pues al contrario de lo que sucedió con los discos duros borrados de los ordenadores de la sede del PP, objeto de la causa, los documentos no son irrecuperables. Según informó ayer  un portavoz de IU, una copia de la documentación estará disponible en poco tiempo, con lo cual lo único que se habrá conseguido es una mera dilación en la tramitación del procedimiento. Claro que ese tiempo ganado se podría utilizar para destruir otras pruebas.

M.R.


Pensamiento





“El filósofo extrae su sabiduría reflexionando sobre su realidad
y apropiándose de la otra cara del  escepticismo”.
 
M.M.

 

domingo, 15 de febrero de 2015

Atalaya: Podemos



Poco podemos decir de Podemos porque aún no podemos estudiar un programa coherente, sólo retazos de intenciones que escuchan con esperanza las masas de desposeídos, de pobres, de trabajadores con  “contratos basura” y de “los sin techo”, es decir de las familias que son desahuciadas por no poder pagar  sus hipotecas.  Las entidades bancarias se benefician de este desafuero revendiendo esas viviendas: un negocio de buitres. Los desahuciados o tienen que dormir en la calle o, si tienen suerte, refugiarse en casa de un familiar. Hay demasiados sin techo en un país como España, cuyo gobierno gusta de considerarse como una de las naciones motoras de la Unión Europea.

Para los partidos establecidos es desconcertante e inquietante el auge de un grupúsculo hasta convertirse en un partido que desplaza a un tercer lugar al PSOE, manteniéndose en primer lugar un PP sin mayoría absoluta. Tal vez, invocando el bien de España PP y PSOE decidan -si les alcanzan los votos- concertar una poco popular "Gran Coalición" que,  al ser considerada aquí antinatural, se haría en forma de acuerdos de gobernabilidad.
 
Los electores españoles vienen demostrando que votan más con las vísceras que con la cabeza. La victoria de Rajoy no fue tanto debida al talento político del antiguo alumno de Aznar como por venganza contra un mediocre presidente de Gobierno, Zapatero, de poca visión política, que no percibió o quiso percibir la crisis que se cernía sobre la UE y, por tanto, también sobre España. Una crisis que coincidió con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, la “gran catástrofe del ladrillo”.

A los periodistas y analistas políticos les han llamado desde un principio la atención las simpatías de Podemos por países como Venezuela, Bolivia y Cuba, contactos si no desmentidos, por lo menos silenciados, y que se ven respaldados por asuntos tan turbios como el llamado “caso Monedero” que viene ocupando a los medios de comunicación desde hace semanas.
 
Ayer, el diario ABC abría portada con una noticia sorprendente: la amenaza del Gobierno de Venezuela a España de expropiar a las principales empresas españolas si no cesan los “ataques” de los medios de comunicación españoles contra Podemos (ver “Revista de Prensa”). Hoy ABC amplía dicha información dando el nombre de las empresas que podrían ser víctimas de tal atropello: Telefónica, Repsol, BBVA, Mapfre, Iberia, Air Europa y Meliá.

No sé qué pensarán ustedes sobre este intento de chantaje del gobierno venezolano, pero valdría la pena que tomásemos nota de esta clara e insólita intromisión de un gobierno extranjero, una casi dictadura, para influir en los próximos comicios de un país libre y democrático como España.
 
Quizá haya llegado el momento para que no sólo el PP y el PSOE, sino todo el espectro de partidos verdaderamente democráticos de nuestro país, realicen esta vez una campaña que sirva también de contribución a la cultura política de los votantes.

 
 
 

Revista de Prensa



La actualidad en esta última semana ha sido de lo más variada. Desde la poco elegante destitución inmediata del Secretario General del PSM y  ex candidato en la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, elegido por la militancia en primarias, pasando por la lista Falciani  y el culebrón Monedero, hasta la bravuconada del presidente de Venezuela, Maduro, El Periódico comenta así los últimos acontecimientos:  

"Jordi Pujol Ferrusola domicilió una cuenta suiza del HSBC en la Generalitat, dice 'El Mundo'
'El País titula que CCOO de banca pagó 3,7 millones en sobresueldos a sus delegados; y 'Abc', que "Maduro amenaza con expropiar empresas españolas" por los ataques a Podemos

Las primeras ediciones dominicales de los diarios de Madrid y Barcelona exprimen hoy un ramillete de primicias. Las de la capital del reino van desde que Jordi Pujol Ferrusola abrió una cuenta en el HSBC de Suiza en el Palau de la Generalitat según evidencia la 'lista Falciani' ('El Mundo') a que CCOO de banca pagó 3,7 millones en sobresueldos a sus delegados ('El País'). Desde que "Maduro amenaza con expropiar empresas españolas" radicadas en Venezuela por los ataques de la prensa a Podemos ('Abc') a que el PP y Rajoy ya remontan demoscópicamente mientras Podemos deja de crecer y el PSOE sigue cayendo ('La Razón').

En la capital catalana 'Ara' prima el debate de si sobrebvivirán los partidos socialistas clásicos a la crisis del capitalismo o serán sustituidos por una nueva izquierda; 'El Punt Avui' analiza el auge de los crímenes del 2014 en Catalunya, que sumaron 54, uno por semana; 'La Vanguardia' --el único que no ofrece hoy un asunto propio-- abre con el atentado yihadista de Cophenague; y EL PERIÓDICO destaca en qué quedará en las distintas autonomías la carrera preelectoral de las rebajas del IRPF.

PLAZA DE SANT JAUME, 4
La ‘lista Falciani’, amén de recordar a los contribuyentes del reino de España la infame injusticia del régimen fiscal vigente en un sociedad escarnecida por una desigualdad lacerante, también sirve para que se pueda certificar que el primogénito del exhonorable president de Catalunya tuvo a bien domiciliar en el número 4 de la barcelonesa plaza de Sant Jaume, sede de la presidencia y del Govern de la Generalitat la cuenta que abrió en 1991 en el HSBC como gestor de una compañía de mármol, Iniciativa Markerting i Inversions (antigua Natural Stone Marketing Centre), una de las firmas ahora investigadas por la Audiencia Nacional como parte de un conglomerado propiedad de Pujol jr. que habría percibido ocho millones de euros por supuestas asesorías verbales de manos de empresas que reciben contratos públicos del Gobierno catalán.

El diario precisa que la misma 'lista Falciani' también da como sede empresarial de Jordi Pujol Ferrusola el despacho de la calle Ganduxer, número 5-15 de Barcelona que comparte con su socio Jordi Puig, hermano del dirigente y conseller Felip Puig. Así como que permite saber que en el 2006 Pujol hijo pidió al HSBC operar en cuentas de Guernsey y Jersey, guaridas fiscales del Canal de la Mancha. La fuente de la información que se cita es la Policía; no hay más fuentes ni contrastes.
 

SOBRESUELDOS EN CCOO
‘El País’ abre con que la poderosa federación de banca de CCOO repartió entre el 2008 y el 2012 sobresueldos por un valor de 3,7 millones de euros entre un centenar de sus delegados. Los beneficiarios y a la vez dirigentes serían un centenar –20.000 euros anuales, en los casos más elevados-- y se concentran en la ejecutiva estatal y la federación de Madrid. La fuente son las propias cuentas internas del sindicato, que no incluye a CCOO de Catalunya. Ese dinero sale de las aportaciones por distintos conceptos de los propios bancos, cajas, aseguradoras y patronales al primer sindicato del sector, aportaciones que sumaron 8,3 millones en esos cuatro años, en los que el patrimonio de la central de banca subió de 7,6 millones a 12,1. La antigua cúpula sindical consultada defiende que “los complementos salariales son justos y legales”, aunque varios afiliados también consultados se sorprenden de la cuantía de la que nunca se informó de esos complementos.

EL MATÓN BOLIVARIANO
‘Abc’ lanza hoy la mayor pedrada a Podemos. Cuenta que el jueves el Gobierno de Venezuela citó con solo hora y media de antelación en el palacio de Miraflores, residencia del presidente Maduro, a los representantes de Telefónica, Repsol, BBVA, Mapfre, Iberia, Air Europa y Melià. A la reunión se presentaron el vicepresidente Arreaza, el vicecanciller para Europa, Ortega, y el presidente de Cooperación Venezolana de Comercio Exterior, Gordils, para pedir a sus interlocutores que presionaran a Rajoy y García-Margallo para que cesara la campaña de la prensa española contra Podemos así como los intentos de vincularle con el Gobierno venezolano, porque, de lo contrario, “procederán a la expropiación inmediata” de las empresas españolas.

El diario vuelve a recapitular la acusaciones a Podemos (La fundación CEPS recibió más de cinco millones del 2002 al 2014; Monedero cobró 35.000 euros por asesorar a Chávez en el 2010; la asesoría sobre la implantación de una moneda para toda Latinoamérica por 425.000 euros; y supuestos fondos en el fallido intento de comprar el canal de televisión donde se emitía ‘La Tuerka’). Sin dejar de dejar dicho que estas empresas quieren seguir en Venezuela.
 
El editorial es una requisitoria biliar en toda regla. Titulo: “El ‘matón’ bolivariano de Podemos”. Subtítulo: “El chavismo acude en socorro del movimiento populista español; ya no se conforma con financiarlo, ahora chantajea con expropiar los intereses españoles en Venezuela si siguen las críticas a Podemos en los medios de aquí”. El párrafo final: “Los puritanos de Podemos llevan una temporada comprobando el reverso de la opinión pública y de la libertad de prensa. Durante mucho tiempo vivieron en el limbo de las tertulias amigables y de la falta de biografías. Ahora no tienen lo primero y salen a luz las segundas. Se llama democracia”.

TERTULIAS Y ENTREVISTAS
Curiosamente, también las tertulias y la política merece una reflexión editorial de ‘La Vanguardia’, que solo cita dos nombres --Pablo Iglesias y Antonio Miguel Carmona—para concluir así: “¿Son las tertulias un buen semillero de políticos? Depende de cada persona, claro. Pero quizás no sean mejores que otros, más discretos, que tienen por escenario, por ejemplo, la actividad vecinal o la docencia o el asociacionismo. El capital específico que de entrada aporta a su partido un tertuliano, por el mero hecho de serlo, es el mediático. Lo cual, en estos tiempos de hipercomunicación, cuenta. Pero, obviamente, no es garantía de una gestión política ejemplar”.

Consignemos que Emilia Landaluce entrevista para ‘El Mundo’ a Teresa Rodríguez, eurodiputada de Podemos y candidata a la Junta de Andalucía, a la que le arranca al final dos frases sobre Monedero. Una: “A mí me da hasta apuro hablar de las cuentas de Monedero”. Otra, a la pregunta de si “Monedero está quemado”: “Podemos quemarnos cualquiera si no somos capaces de dar todas las explicaciones precisas”. ¿Título de portada? “Podemos quemarnos si no damos las explicaciones precisas sobre Monedero”.
EL SONDEO DEL DÍA
‘La Razón’, por su parte, sirve la encuesta del día del quiosco y le da la máxima relevancia. Es de NC Report y ofrece este reparto de sufragios: PP (29,3%), Podemos (22,8%), PSOE (22,5%), IU (5,5%), UPD (3,8%), Ciudadanos (3,3%), CiU (2,6%), ERC (1,2%), PNV (1,2)… Titular interior: “El PP remonta, el PSOE sigue cayendo y Podemos ya retrocede”. Y este retroceso, según el subtítulo, obedece “a los escándalos de corrupción”. Unas páginas más allá encontrarán este titular: “Uno de los jueces que condenó a [Baltasar] Garzón será clave en la querella [de Manos Limpias] contra Iglesias”. De los escándalos del PP no hay gota de mención; es más el primer titular tras la encuesta reza: “Rajoy quiere ganarle sitio en la calle a la izquierda. Envía una instrucción a sus alcaldes para que convoquen asambleas ciudadanas”.

FRANCO Y JOSÉ ANTONIO
Para acabar. Días atrás se han anunciado pleitos contra gobernantes de la derecha española –incluida la alcaldesa de Madrid, Ana Botella-- que incumplen los preceptos de la ley de la memoria histórica para dejar de honrar a los golpistas del 1936. No encontró esa noticia eco en los diarios de caverna. En una suerte de desagravio, ‘Abc’ ofrece hoy una exclusiva que el hoy extinto diario ‘Pueblo’ no pudo publicar en 1975: “La CIA planeó un atentado contra Franco”. Y ‘La Razón’ dedica tres páginas más a una investigación exhaustiva sobre el fusilamiento del fundador de Falange. Titulares: “Así fusilaron a José Antonio. Ochenta balazos a tres metros de distancia. Los últimos verdugos: Largo Caballero y Stalin, siempre en permanente contacto, estuvieron de acuerdo en el fusilamiento”.

TITULARES DE PORTADA
El País:
"CCOO de banca pagó 3,7 millones en sobresueldos a sus delegados. Bancos y cajas dieron al sindicato más de 8 millones en cinco años; "Callan a tiros en Dinamarca un acto sobre libertad de expresión. Un terrorista deja un muerto y tres heridos en el ataque"; "Federica Mogherini, jefa diplomática de la UE: 'Añadir armas no ayuda, y los ucranios lo saben'".
El Mundo:
"Jordi Pujol hijo domicilió una cuenta suiza en la Generalitat. El primogénito la abrió en HSBC, como recoge la 'lista Falciani', y dio la dirección de la sede del Govern"; "Candidata de Podemos a Andalucía, Teresa Rodríguez: 'Podemos quemarnos si no damos las explicaciones precisas sobre Monedero'"; "Un 'troyano' español en móviles de Marruecos"; "Ataque yihadista contra el embajador francés y un dibujante en Dinamarca".
Abc:
"Maduro amenaza con expropiar a las empresas españolas. Chantajea a siete grandes compañías para que el Gobierno impida los 'ataques' de la prensa a Podemos y se oculten los vínculos de su número dos, Diosdado Cabello, con el narcotráfico".
La Razón:
"El PP empieza la remontada y Podemos cae por primera vez. Encuesta NC Report: los de Rajoy suben 0,7 puntos desde diciembre, los mismos que se deja la formación de Iglesias"; "Tomás Gómez: 'No me iré de Ferraz. Debo velar por la limpieza de las primarias de julio'".
Ara:
"¿Sobreviuran els partits socialistes? Els dilemes interns del PSOE. Anàlisi de l'electorat. Gràfic de la socialdemocràcia europea. L'ocàs del Pasok. Entrevistes amb Jesús Caldera i Arthur Brooks. Els nous partits d'esquerra. Debat entre Josep Ramoneda i Montserrat Tura. Article de Joan Majó". "Gemma Ubasart liderarà Podem a Catalunya"; "Atac mortal a Dinamarca en un acte per 'Charlie Hebdo'"
El Punt Avui:
"Un crim per setmana. 56 persones van morir per accions homicides el 2014 a Catalunya, el 22% més que l'any anterior. 84% és el porcentatge de resolució de casos dels Mossos, que només en tenen set per aclarir. La majoria dels crims han tingut lloc a les comarques barcelonines però les gironines tenen una taxa més elevada"; "Atac integrista a Copenhaguen"; "L'ANC inicia el procés per la seva renovació"; "Pendents de l'alto el foc a Ucraïna".
La Vanguardia:
"Ataque a un caricaturista de Mahoma en Copenhague"; "Quiero un PSOE limpio y ganador. Pedro Sánchez reacciona con firmeza ante la ofensiva interna desplegada para tumbarle"; "Sangrienta espera del alto el fuego acordado en Ucrania"; "Rajoy: 'Lo he pasado mal, pero hemos salido de la crisis".
EL PERIÓDICO:
"Las rebajas en el IRPF abren la carrera electoral. Doce gobiernos autonómicos han reformado a la baja su tramo del impuesto para el 2015. En Cataluña solo se incrementará para los contribuyentes con más de 240.000 euros de renta"; "Ofensiva prorrusa antes del alto el fuego"; "Un muerto en Copenhague por disparos en un acto sobre islam y libertad”; “Empujadas a la cirugía estética”.
 
Fuente: El Periódico
Autor: Xavier Campreciós
 
 

Cine: Un maquillaje antiestético


 
 
Ni me había enterado. Fue el periodista Antonio Pérez Henares, más conocido como “Chani”, en una de las numerosas tertulias en las que suele participar, quien sacó el tema a colación y me puso sobre la pista: la supuesta cirugía estética de la bellísima actriz de Hollywood de 44 años, Uma Thurman.
 
Con motivo de la presentación el pasado lunes de una nueva producción de la NBC, The Slap (La bofetada), en la que Uma tiene uno de los principales papeles, el conocido canal de televisión organizó un multitudinario acto destinado a promocionar la miniserie. Y hete aquí que Uma Thurman asistió con un nuevo look que la convirtió en el foco de todas las miradas.
 
Acostumbrados a su serena hermosura, sus rasgos más bien duros, estilo vampiresa, dejaron ojipláticos a todos los presentes. Inmediatamente se habló de una fallida operación de cirugía estética que, en lugar de mejorar y rejuvenecer su físico, le había robado la expresión de la cara. Incluso sus ojos parecían hundidos, más pequeños y habían perdido algo de brillo.
 
Hubo opiniones de todo tipo en la prensa sobre su cambio, la mayoría de ellos negativos. Algunos cirujanos plásticos comentaron, cómo no, los presuntos retoques. Pero la palma se la llevaron varios médicos españoles, que prefiero no nombrar para ahorrarles la vergüenza, que se atrevieron a establecer un diagnóstico a distancia basándose en algunas fotos de la diva.
 
Se habló de inyecciones de bótox, de cantoplexia, blefaroplastia o lifting, pero la explicación era mucho más sencilla: el maquillaje, obra del maquillador Troy Surrat. Según aclaró la intérprete en una aparición del pasado jueves en el programa “Today”, en el que se podía apreciar que su aspecto físico seguía siendo el de siempre, Troy quiso darle un aire de supermodelo, más moderno y afrancesado que, sin embargo, no consiguió convencer a nadie.
 
Lo extraño del caso es que Uma parece que se gustaba y se sentía más bella que nunca con el nuevo look. Aquí se demuestra una vez más la veracidad del refrán: “Sobre gustos no hay nada escrito”.


Margarita Rey
 
Fuentes: EFE / Economía Digital