sábado, 27 de junio de 2015

Atalaya: La República




Es asombroso el número de banderas republicanas que se exhiben en las manifestaciones. Ninguno de los gobiernos (PSOE,PP) ha intervenido en contra de ello. Tampoco el monarca emérito, don Juan Carlos I y su sucesor Felipe VI parecen molestos por este hecho. Se ha escrito que Juan Caros es un rey para los republicanos. El propio monarca contestó una vez, con algo más que cachondeo, a un interlocutor: “Pero yo soy republicano”. Ya he escrito en diversas ocasiones que el Reino de España también puede denominarse “monarquía republicana” como Bélgica, Holanda, Dinamarca, Noruega o Suecia.

Si mal no recuerdo, con el presidente del Gobierno, Zapatero, se pergeñó una ley que prohibía la exhibición de símbolos franquistas (como el águila con el pajarraco y el yugo y las flechas) en monumentos, edificios, fachadas y nombre de las calles. El PP y algunos obispos parecen no haberse enterado de  que el fascismo está enterrado en España. En no pocas fachadas de iglesias puede leerse: “José Antonio. Gloriosos caídos por Dios y por España”, lo que más que nada es una auténtica majadería. ¿Por qué leche quiso “Dios” que muriese tanta gente en la salvajada franquista de la guerra civil?. Los nacionales justificaron luego la carnicería entre hermanos con la Providencia, la defensa de la Iglesia Católica (por lo que los obispos de turno llamaron “cruzada” al golpe de estado de tres generales felones Franco, Mola y Sanjurjo).
 
Tras las extrañas muertes de Mola (quien, al parecer murió de un balazo) y Sanjurjo (falleció al estrellarse su avioneta), ya no hubo impedimentos para el advenimiento de Franco al poder y grabar en las nuevas monedas que sustituyeron a las de la II República: “Francisco Franco: Caudillo de España por la gracia de Dios…” Algunos republicanos comentaban entre sí: “Porque “Dios” es un gracioso”.

La bandera republicana es el símbolo de un Estado legítimo, derribado por la fuerza aplastante del armamento nazi e italiano, puesto al servicio de un sublevado. No hay motivo para prohibirla. Pero también los republicanos han de aceptar la realidad de una nueva España democrática, con su propia bandera, muy anterior a la republicana, que fue usurpada por los nacionales. La bandera actual es ahora la insignia de España, que conoce otras banderas tan respetables como la republicana: los estandartes de las autonomías.
 
 

 

Pincelada: Dos actores más que se han ido para siempre



En los últimos tiempos se nos van a pares. Cierto, por suerte para ellos han conseguido alcanzar una edad avanzada, pero esa no es razón para que  sentir  menos su muerte. Me refiero a Marujita Díaz (83? años) y a Patrick Macnee (93 años) que, con un par de días de diferencia, nos  han dejado para siempre.

María del Dulce Nombre Díaz Ruiz, más conocida como Marujita Díaz, esa sevillana bonita y graciosa del barrio de Triana que tan bien hacía chiribitas con los ojos, era hija de un tramoyista y se subió por primera vez a un escenario con la tierna edad de seis años. Sería el pistoletazo de salida hacia una larga y polifacética carrera, que se desarrolló en la España franquista, durante la cual fue tonadillera, actriz, cómica y vedette de revista, hasta terminar como personaje friki, protagonista de sórdidos y picantes episodios sentimentales, aireados previo pago en los platós televisivos y las revistas del corazón.

Recuerdo haberla visto actuar siendo yo muy niña (bastante antes de operarse la nariz) junto al gran Antonio Molina y a un jovencísimo Tony Leblanc en la película “El pescador de coplas”, una de esas españoladas de los años 50 y 60,  y la verdad es que tenía chispa y cantaba bastante bien.

Tras casarse dos veces (con el playboy Espartaco Santoni y con el bailarín Antonio Gades) finalmente optó por elegir sus parejas a la carta. Hacía ya muchos años que nadie le ofrecía un papel, ni como actriz ni como cantante. Se había convertido en una caricatura de sí misma, con la cara operada y maltratada por el bótox. Sus escasas apariciones, ataviada de forma extravagante y cargada de aparatosas joyas como un árbol de Navidad andante, eran como invitada a programas de la prensa rosa, donde por un buen pellizco de dinero no tenía reparos en desvelar detalles íntimos de su vida privada. Su último romance conocido (que pudo ser sólo un montaje) con un cubano cuarenta años más joven, un tal Dinio, al que se dedicó a exhibir por todos los platós de España, hizo correr ríos de tinta.

Marujita tenía fama de ser más agarrada que un chotis. A lo largo de su vida, amasó una importante fortuna que incluye varios inmuebles, cuadros y alhajas de gran valor. Un patrimonio que ahora heredará su sobrina Reyes, a la que estaba muy unida.

Falleció del cáncer, que padecía hacía varios años y que creía haber superado, el pasado lunes en una clínica madrileña.

El segundo finado de la semana, el actor británico Patrick Macnee, falleció ayer en su casa californiana de Rancho Mirage por causas naturales, encarnó al exquisito y sibarita agente secreto John Steed en la serie de televisión británica de los años 60 en “Los Vengadores” (“The Avengers”).

Me acuerdo muy bien de que yo ya empezaba a entender los diálogos en inglés, cuando vi la segunda temporada de la serie en Inglaterra (con Honor Blackman en el papel de Cathy Gale) en el 64,  mucho antes de que llegase a la pequeña pantalla de nuestro país. Causó furor el ceñidísimo mono de cuero con que iban ataviadas las compañeras de aventuras de John Steed. Seguro que fue este uno de los motivos por los que esta serie no se pudiese estrenar en la España pacata de la época hasta casi finales de los sesenta.

Sin embargo su pareja más conocida fue Diana Rigg, que bordó el papel de Mrs. Peel. Si Honor Blackmann (que gracias a "Los Vengadores" obtuvo poco más tarde el papel de chica Bond en Goldfinger) representaba a una cerebral pero muy sexy científica, Emma Peel fue el no va más de la modernidad: liberal, independiente, feminista y con andares de pantera levantaba pasiones en los jóvenes y nos hacía morir de envidia a las muchachitas de la época. Por cierto, hay que ver lo terrible que es envejecer: ví el otro día a Diana Rigg en su último papel de Olenna Tyrell, matriarca de la Casa Tyrell en "The Queen of Thorns" (Juego de tronos) y sentí una pena inmensa por lo mal que la pobre lleva los años. Desde luego, si se ha hecho alguna vez retocar el físico, habría que mandar al cirujano a Siberia.

Pero volvamos a la serie.  "Los Vengadores", que se emitió durante muchos años en blanco y negro, pasó al color a finales de los 60. Por aquel entonces yo ya vivía en Alemania y la seguía con regularidad. Allí se llamaba “Mit Schirm, Charme und Melone” (Con paraguas, charme y bombín). No necesito recordarles que tanto el paraguas como el bombín son los dos accesorios british por excelencia y totalmente imprescindibles para un gentleman de la City londinense. John Steed, con sus trajes de Saville Row hechos a medida, sabía utilizarlos como pocos. Especialmente, el sombrero de alas tuneadas, que utilizaba de arma arrojadiza para reducir a los malos, malísimos con los que tenía que lidiar en cada uno de los episodios de ese exitoso producto de teleficción. Claro que, al igual que el recientemente fallecido Christopher Lee, Patrick Macnee tenía un porte y una elegancia que le venían de cuna (su familia era de origen aristocrático y él había estudiado en el famoso y carísimo Eton College). La serie se terminó cuando Diana Rigg, una reconocida actriz de teatro, dejó Los Vengadores y fue reemplazada por otra actriz sin ningún tipo de carisma. Los índices de audiencia cayeron en picado y los directivos ordenaron finalizar el proyecto.

A pesar de la enorme cantidad de papeles que Patrick Macnee interpretó en el teatro, el cine y la pequeña pantalla a lo largo de su prolongada carrera en Gran Bretaña, Canadá y Estados Unidos, el actor pasó a la posterioridad por su papel protagonista en “Los Vengadores”. Una verdadera injusticia dados su versatilidad, riqueza de registros y enorme talento a la hora de meterse en la piel de cualquier personaje.

¡Descansen ambos en paz!

Margarita Rey

LEÍDO EN LA PRENSA



El Ministro de Educación, Cultura y Deportes José Ignacio Wert nos deja y no porque Rajoy, tan reacio él a los cambios, le haya sustituido (por teléfono y por sorpresa) por Íñigo Mende en esa reciente operación puramente cosmética de remodelación de su equipo. Algo asombroso, teniendo en cuenta que don Mariano parecía estar muy satisfecho con su gestión, algo que no compartía con la mayoría de los españoles. 

Pero todo tiene su explicación. Wert se nos va a París por amor, siguiendo la estela de su amada Montserrat Gomendio, a quien -en un caso flagrante de nepotismo- había nombrado en su día secretaria de estado en su Ministerio para estar más cerquita de ella. Pero hete aquí que Montse dejó su cargo a  finales de mayo y se trasladó a Paris para ocupar el puesto de Directora Adjunta de la Dirección de Educación en la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). Estaba pues cantado que el inefable José Ignacio, enamorado hasta las trancas, no iba a tardar en seguirla por tierra y por mar, no sea caso que se fuera con otro como la Adelita de la canción. Con lo cual, para evitarse la vergüenza de tener que vivir a costas de su pareja, tendría que buscarse una lucrativa ocupación en la misma ciudad.
 
Así que cuando hace medio año tuvo claro que Montserrat Gomendio se marchaba a la ciudad de la luz, pidió a Mariano Rajoy que le relevara y le nombrara embajador ante la OCDE (ese nombramiento es potestad exclusiva del presidente del Gobierno). Entonces el presi le respondió que no era el momento, así sin más. Y eso que esa plaza, ocupada por el diplomático Ricardo Díaz Hochleitner, iba a quedar vacante a primeros de junio porque éste iba a ser trasladado a Rabat como embajador de España en Marruecos. Wert, con su novia ya en París, a estas alturas de la película todavía sigue a la espera del anhelado sí de la esfinge Rajoy.
 
En  el diario digital La República (republica.com), en el blog “Las pesquisas de Marcello”*, titulado Wert se va de viaje de bodas a París hemos podido leer este mordaz comentario sobre Rajoy, su gobierno y el asunto Wert, entre otras cosas. (*Marcello es supuestamente un perro Jack Russell de pura raza, que cursó estudios de criminología en Oxford, y se licenció "cum laude" en el master de sabuesos de Scotland Yard. En Inglaterra conoció a un bisnieto del perro de Baskerville y en Estados Unidos y  trabajó a las órdenes del FBI. De regreso a España se dedicó al periodismo que es profesión más arriesgada que la lucha contra el crimen internacional, y en esto de Internet lleva casi doce años y sin descansar).

El comentarista escribe:
“Como Rajoy es independiente hace lo que se sale de las narices y le importa un pimiento, o incluso dos, lo que digan los demás, que ya lo contaba Larra con su ‘ande yo caliente y ríase la gente’. El día 25 de mayo, después del descalabro en las elecciones del 24-N, Rajoy cantó victoria con el discurso de ‘la lista más votada’ y cuando descubrieron que habían perdido el poder y se le sublevaron, por un ratito, los barones del PP, don Mariano rectificó y prometió que haría cambios en el Gobierno y en el partido. Lo del partido se quedó en aupar a los tres sobrinos del Pato Donald, y lo del Gobierno se ha resumido en la crisis del ratón. O sea, en lo de la montaña parió un ratón, que podía ser Mickey o alguien similar.

Así y una vez que los barones del PP, deprimidos y muchos de ellos sin empleo ni sueldo, abandonaron la protesta confiando en las promesas de Rajoy, el jefe que es el amo de todo, se volvió a pasar a sus compañeros y a su partido por el forro del arco del triunfo y al final hizo la crisis con la que le arregla a José Ignacio Wert su viaje de bodas a París. Primero se colocó en la OCDE a su novia, la ex secretaria de Estado de Educación, y ahora se le coloca al ministro Wert de embajador ante la OCDE de París para que ella y él sean felices en los puentes de París donde acaban de quitar los candados del amor.
 
No tienen vergüenza. A estos políticos de la casta del PP y del PSOE les importa un rábano, o dos, el sufrimiento de la gente y se dedican a colocar en París o en Japón a ministros, secretarios de Estado, novios, amantes, mediopensionistas, o lo que se tercie mientras la gente hace colas en las oficinas del paro y los jóvenes emigran a buscarse la vida. Y luego sale Rajoy y habla de los ‘radicales’ de la izquierda, de los pactos de gobierno que se hacen en contra del PP, y anuncia que viene el lobo de Podemos o un Albert Rivera disfrazado de ángel exterminador.

El discurso del miedo no funciona, ni la mejora de la economía tampoco por más que crezca el PIB. Y Rajoy, se ponga como se ponga, no logrará mayoría absoluta en las elecciones generales de fin de año y si el PP resulta la lista más votada tampoco volverá a ser presidente del Gobierno porque no hay político en España, ni en toda Europa, América o Asia, que quiera renovar a Rajoy el mandato presidencial, salvo que sea un suicida de sí mismo y de su partido.

Vaya manera de Gobernar la de don Mariano. Los sobrinos de Donald en el PP y la salida de Wert en viaje de bodas. Menos mal que entra en el Gabinete aunque sea por poco tiempo Iñigo Méndez Vigo, que es un señor -generoso por aceptar dicho embolado- y persona de experiencia política y buenos modales. Aunque visto lo visto y lo que se viene encima no le arrendamos la ganancia del fin de legislatura porque va a ser de traca.
 
Naturalmente cuando la oposición le dé el cante de Wert en el Congreso, Mariano sacará de paseo a esa ‘extraña pareja’ -se llevan a matar entre ellos y fueron muy amigos- que son Chaves y Griñán, y así se empatará el partido de la desvergüenza nacional y en el PP no se moverá un gato y todos irán unidos a la gran Conferencia nacional de julio, que será una especie de aquelarre con el que se pretenderá echar del PP los malos espíritus camino de la próxima victoria electoral que tiene como la única y segura ventaja el que Rajoy no seguirá en la Moncloa, por eso el hombre no quiere adelantar las elecciones y prefiere esperar a mediados de diciembre.
 
Es decir, aquí, en España, no ha pasado nada y menos que va a pasar hasta que pronto o tarde se inicie la enésima campaña electoral del año. Creíamos que Artur Mas nos iba a dar la alegría de convocar unas elecciones plebiscitarias pero parece que al catalán se le están atragantando las encuestas y puede que no se atreva a tanto ni siquiera para defender la independencia de Cataluña.
 
Mientras tanto don Mariano a disfrutar de la vida. En cuanto a Wert y su novia pues que sean muy felices y que coman mucho y bien en París. La verdad es que así da gusto, y hay que reconocer que este Mariano es un romántico porque a fin de cuentas todo esto lo ha hecho por el amor en el tiempo de la cólera. Vamos, tenemos un presidente que es un Cupido, empeñado en la felicidad de sus ministros, lo que no está nada mal”.

Hasta aquí el blog “Las pesquisas de Marcello” en La República.

Sin embargo, por mucha prisa que le corra a Wert, Rajoy no suelta prenda. Es más, hoy mismo, en rueda de prensa en Bruselas, el jefe del Ejecutivo ha declarado a ese respecto que "no hay ninguna decisión tomada".

Aunque, por muy lejos que se vayan, siempre nos quedarán sus “perlas”, pronunciadas en el curso de su infortunada gestión como titular y como segunda de a bordo del Ministerio de Cultura. Unas “perlas” que no tienen desperdicio y que pueden leer siguiendo los links. Con lo cual, una vez más se demuestra cuán certeros son a veces algunos refranes, en este caso el de “Dios los cría y ellos se juntan”.

Sus polémicas declaraciones justificarían con creces que no les vayamos a echar de menos. Pero como no somos rencorosos, sólo nos queda desearle a la pareja, que al parecer piensa contraer matrimonio próximamente en su nuevo destino, que sean muy felices y  coman perdices. Eso sí, vista su nefasta gestión, que ojalá se queden siempre en París y no vuelvan a torturarnos con sus funestas ocurrencias.
M.R.
 
 
 

Pensamiento





“El aburrimiento surge cuando creemos haber cumplido ya nuestras tareas.
Pero la vida está llena de nuevos objetivos. Buscarlos rompe ya al tedio”.
 
M.M.
 
 

domingo, 21 de junio de 2015

Atalaya: Cien días de reinado de Felipe VI



El pasado jueves se celebraron los 100 días de reinado de Felipe VI. Aunque los 100 días se cumplen en septiembre. La ceremonia fue un acto de gran protocolo, sin embargo en el marco de austeridad, con el que da ejemplo la Casa Real.

El evento tuvo un significado que sobrepasa su sencillez. El nuevo Rey quiso transmitir a los españoles que la Corona es un ejemplo de  renovación, ejemplaridad y trasparencia. Felipe VI habló de una monarquía renovada para los nuevos tiempos y recalcó la necesidad de que la Corona esté cerca de los ciudadanos, a los que sirve. El monarca hizo hincapié en los menos favorecidos, pues son quienes constituyen en sí la esencia de la Corona. Como subrayando este mensaje de la cercanía de la Monarquía a la sociedad, el Rey Felipe VI concedió la medalla de la Orden del Mérito Civil a 38 ciudadanos anónimos, que se han destacado por su labor en bien de los demás o por su trabajo en la sociedad.

Ya Pedro Sánchez, secretario general del PSOE y Pablo Iglesias, líder de Podemos, habían acentuado su intención de llevar al PSOE y a Podemos, respectivamente, al hombre de la calle, hacer de la política el foro donde el ciudadano exprese sus ideas y exponga sus deseos como “pueblo”.

Mariano Rajoy, por el PP, un partido bastante elitista y cercano al capitalismo, no quiso quedarse atrás y en un mitin también se refirió a la voluntad del PP de llevar la política a los ciudadanos y estrechar más el contacto entre el partido y la sociedad. Es muy positivo que los políticos secunden al Rey Felipe VI y que comprendan que ellos son los servidores de la sociedad y no al revés, como sucede.

Un detalle que ha sido percibido por la opinión pública como muy importante es que la Iglesia de boato no figuró en la ceremonia. También estuvo ausente en la Coronación de Felipe. Los observadores lo interpretan como el deseo de Felipe VI de hacer valer el laicismo implícito en la definición constitucional de España como “Estado aconfesional”. Para los embaucados: laico no significa ateo, sino el hecho de que la Iglesia no tiene el monopolio del Estado. Será tratada como una de las creencias existentes en España.
 

 

Pincelada: ¿Don Felipe "el laico"?



 

A diario oímos voces que reclaman la República como modelo de estado para España. Pero eso, según nuestra Carta Magna, no se puede hacer de la noche a la mañana. Porque una cosa son los sueños y otra la realidad. Y por mucho que a algunos les pese, la realidad, en el caso que nos ocupa, es que la República sólo puede llegar de la mano de una reforma constitucional profunda.
 
Esta reforma exige la aprobación por parte de 2/3 del Congreso de los Diputados, la aprobación por 2/3 del Senado, la disolución de las Cortes Generales, la celebración de elecciones generales, la aprobación por cada una de las dos nuevas cámaras legislativas, también por mayoría cualificada de 2/3 y, finalmente, la celebración de un referéndum. Según los términos establecidos en el artículo 92 de nuestra Constitución, sólo ese referéndum tendría validez sobre cualquier otro tipo de consulta.
 
La razón de este largo prólogo es que no me gustaría demasiado causar la impresión de ser una partidaria acérrima de la monarquía, aunque sí que lo soy de respetar ante todo la legalidad vigente. Y la legalidad vigente es que vivimos en una monarquía parlamentaria como la que existe en otros 7 estados europeos (Reino Unido, Noruega, Suecia, Dinamarca, los Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo), con la que, a pesar de todos los defectos que pueda tener esta forma de gobierno, no nos ha ido hasta ahora nada mal. Además (y esto va dirigido a aquellos cabezas huecas que, en su irreflexivo afán de quemar etapas, pretenden saltarse las leyes a la torera),  no respetar la legalidad significaría ponerse a la altura de los que dieron el golpe de estado de 1936, que se saldó con más de un millón de muertos y una dictadura de cuarenta años que muchos todavía tienen muy presente por haberla vivido en sus propias carnes. 
 
Ahora, al cumplirse el primer año de reinado de Felipe VI no podían faltar las encuestas sobre este tema. Así, el sondeo de Metroscopia para el diario El País, realizado sobre una muestra de 1.200 personas, da un resultado bastante favorable para la monarquía.
 
En este caso, la gestión del rey al frente de la Monarquía es aprobada por 81 de cada 100 encuestados, mientras que la de la reina Letizia es aprobada por 74 de cada 100. Según esa misma encuesta, la corona proyecta una imagen positiva hacia el exterior para el 78% y negativa para el 19%, contribuye a respaldar el sistema democrático en un momento de crisis para el 70% y no es así para el 25%. El 66% de los encuestados opina que ejerce sus funciones de forma imparcial y sin partidismos, contra un 26% que no está de acuerdo, y da estabilidad al Estado por encima de los sucesivos cambios de Gobierno para el 63%, mientras que un 32% opina que no.

Sin embargo, no podía faltar la nota discordante, en este caso puesta por La Gaceta de los negocios, un medio de comunicación muy de derechas, que para criticar el rumbo hacia un estado laico que parece haber tomado don Felipe, publicó hace poco bajo el título “Un año de reinado -  La Reina Letizia aparca la religión” un artículo de Lola González, que pueden leer completo siguiendo el enlace, rezumando mezquindad y resentimiento, así como una especial inquina hacia doña Letizia, y del que les ofrecemos como muestra un par de pasajes para que vean como opina la derechona sobre el supuesto giro del Rey Felipe hacia un estado aconfensional o laico:
 
“Desde la retirada de los símbolos religiosos en la proclamación de Felipe VI hasta la Primera Comunión "privada" de la Princesa de Asturias. Todo apunta a que la monarquía española es cada vez más laica y aparta la religión del ámbito público.
(…) No sorprende, sin embargo, esta postura de los monarcas. Desde la proclamación de Felipe VI se vio la intención de ambos de reinar conforme a los principios laicistas, que pretenden eliminar la religión de la vida pública hasta reducirla al ámbito de lo estrictamente privado. El primer paso hacia una monarquía más laica se dio en la proclamación como Rey de España del entonces Príncipe de Asturias, que quiso suprimir en tan señalada ceremonia todo símbolo religioso. Desde algunos sectores izquierdistas se felicitó al nuevo Rey por su decisión y algunos medios hasta celebraban la "inauguración de un Estado por fin aconfesional".
(…) Esta determinación de Felipe VI de suprimir los símbolos religiosos quedó asimismo patente durante su felicitación de Navidad, cuando sustituyó el Belén que solía acompañar a la imagen de Don Juan Carlos por un misterio muy pequeño que sólo apareció al final del discurso y en un rincón.
(…)Ha habido quien ha definido estos discursos del nuevo Rey como "puro laicismo" y la actuación de ambos monarcas como una forma de enseñar a los católicos españoles que la religión debe permanecer en el ámbito privado.
(…) A nadie extraña, por otra parte, esta actitud de Doña Letizia, a la que sus familiares han definido en entrevistas como "católica de eventos" y que sorprendió a todos negándose a hacer la genuflexión en varios actos religiosos.”
 
Hasta aquí las "perlas" de La Gaceta".
 
Así que ya lo saben, por mucho que el artículo 16.3 establezca que “ninguna confesión tendrá carácter estatal”, algo que parecía haber pasado a segundo plano durante el reinado de don Juan Carlos I, el actual rey y su esposa se han convertido para algunos medios de comunicación en diablos con largos rabos y pezuñas al poner las cosas en su sitio, dando “al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.
 
Con lo cual se confirma una vez más que en este país cainita de las dos Españas, nunca llueve a gusto de todos…
 
Margarita Rey
 
 
 

REVISTA DE PRENSA




"El pulso que tiene a Grecia abocada al drama y a la miseria y a la Europa alemana del euro al borde del precipicio es el hilo conductor de las portadas de hoy". Así abríó ayer El Periódico su “Revista de Prensa”:

“El drama que tiene al borde del abismo a la Grecia de Alexis Tsipras y a la Europa alemana de Angela Merkel es el hilo conductor del quiosco de hoy: la decisión del BCE de Mario Draghi inyectar 3.000 millones de euros a la banca helena para evitar el corralito ante la fuga de divisas es el hilo conductor de las portadas de las primeras ediciones de los diarios de Madrid y Barcelona: manda en las de 'La Razón', 'El Mundo', 'El País', 'La Vanguardia' y EL PERIODICO, y asoma en las 'El Punt Avui' y 'Ara'.

Editorialmente, 'El País' ("Un acuerdo necesario. Grecia debe cumplir; la eurozona no puede correr riesgos por cantidades menores"), 'El Mundo' ("Europa tiene mejor futuro con una Grecia dentro del euro") y EL PERIODICO ("Grecia (y la UE), al borde del precipicio") denuncian el desencuentro y la intransigencia de ambas partes en ese pleito de poder --insoluble en el mundo real, virtual y hasta el de las finanzas-- mientras los ultras de la caverna mediática, 'Abc' ("Syryza conduice a Grecia al desastre") y 'La Razón' ("No hay soluciones máginas para Grecia"), responsabilizan exclusivamente del fiasco a la izquierda radizcal de Syriza, Tzipras, Varoufakis y compañía.

SORAYA SE PLANTA, COSPEDAL DECLINA
En cualquier caso, el único diario que no lleva el tema a portada es 'Abc', que la destina a rendir pleitesía al primer año de reinado de Felipe y Letizia. En cuanto a la política doméstica de España lo más llamativo parece la entrega 'Abc' que intenta reconstruir el gatillazo reformador de Mariano Rajoy, tanto en el PP como en el Gobierno central.

El presidente decidió asumir el control del partido que preside y rejuvenecerlo tras el motín de los barones por los malos resultados electorales del 24-M y plantearse una reforma amplia del Ejecutivo. Pero María Dolores de Cospedal, secretaria formal y menguante del PP, declinó la oferta de convertirse en vicepresidenta segunda del Gobierno alegando, entre otras cosas, que quedan solo cinco meses para las elecciones generales. Y Rajoy abortó los planes de una crisis gubernamental amplia tanto por la premura de tiempo como por "la contundente respuesta de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría". Total, que ante la imagen de desintegración y del sálvense quien pueda por la cascada de deserciones de los barones descabalgados del poder el 24-M y ante el desencuentro con sus segundas en el Ejecutivo y en el partido, Rajoy ha acabado designando a su jefe de gabinete en la Moncloa, Jorge Moragas, "para poner orden entre Cospedal y Santamaría". Eso es lo que cuenta Mayte Alcaraz en una crónica complementada con la columna diaria de Curri Valenzuela.

Con independencia de ello, el ascenso de jóvenes que den bien en televisión y puedan plantar cara a los candidatos de C's en la segunda fila de mando del PP es interpretada por 'El País' como una operación de Rajoy destinada a poder ganar en minoría en las urnas de noviembre con la esperanza de poder seguir gobernando el reino con el apoyo externo de C's.

DE MAILLO Y MORAGAS
Y sobre los ascendidos, la prensa afín al PP se abstiene de pedir la dimisión de Fernando Martínez-Maillo, flamante vicesecretario de organización, pese a que está citado como imputado en un caso de presunta corrupción de Caja España. Y eso que hace tres días pedía desaforadamente la de Rita Maestre, concejala y portavoz de la alcaldesa Manuela Carmena, porque está imputada por un presunto delito de expresión perpetrado en la capilla de la Universidad Complutense. Y tampoco se ha recordado estos días en la prensa de la capital del reino algo de Moragas que sí se recuerda en la capital de principado: Ahí va el apunte de Antoni Bassas ('Ara') de hoy:

"Rajoy ha convertido su cabeza de gabinete, Jorge Moragas, en el nuevo hombre fuerte. (...) Es toda una declaración de intenciones sobre Catalunya, porque a Moragas le corresponde el dudoso honor de ser el autor del segundo SMS más famoso de la legislatura (el primero es lo “Luis, sé fuerte” de Rajoy a Bárcenas), el que envió a Victoria Álvarez, amante del hijo mayor de Pujol: 'Si dieras una entrevista y lo explicaras todo, salvarías España y yo te haría un monumento. Besazo'. El mensaje fue enviado cinco días antes de las elecciones catalanas del 2012 y revela el celo con que trabajan los que quieren ganar desde las cloacas del Estado lo que no han sabido ganar a las urnas".

RIVERA OPTA A LA MONCLOA
Por lo demás, solo 'El País' resalta en Madrid que Oriol Junqueras lanzó la propuesta de sumar a las candidaturas de Esquerra a independientes u otras fuerzas minoritarias soberanistas para competir con la lista del 'president' que quiere encabezar Artur Mas orillando las siglas de CiU y de CDC una vez rotas y desacreditas por la deriva del futuro de Catalunya. Este diario también adelanta que Albert Rivera ya tiene decidido no concurrir a las elecciones al Parlament de Catalunya del 27-S para optar a la Moncloa en las elecciones a Cortes Generales españolas de noviembre.

TITULARES DE PORTADA
El País:
"El Banco Central Europeo sale al auxilio de Grecia por la masiva fuga de depósitos. Tsipras firma un pacto energético con Putin en plena crisis con la UE"; "El asesino de Charleston quería causar una guerra racial en EE UU"; "Los trabajos mejor pagados de España. El INE revela que las eléctricas, la banca y las petroleras ofrecen los mejores sueldos"; "Carmena habla con los grandes banqueros para parar los desahucios"; "Rivera opta por ser candidato a la presidencia del Gobierno".
El Mundo:
"Grecia ningunea a la UE pese a que Draghi evita su 'corralito'"; "Última oportunidad en Aeroclub Bangui. Refugiados de la guerra religiosa en Centroáfrica ocupan los aviones y las pistas abandonadas por cazadores de elefantes y buscadores de diamantes"; "Madrid será la primera región que regulará la actividad de los 'lobbies' en la política"; "Rebelión contra la condecoración al empresario que arruinó a todo un pueblo".
Abc:
""Este año he reafirmado mi vocación de servicio a todos los españoles. Felipe VI condecora en el primer aniversario de su reinado a 38 ciudadanos anónimos por su conducta ejemplar. "Vosotros sois los que hacéis grande a España"".
La Razón:
"El BCE salva a Grecia hasta el lunes"; "España, con su Rey. Casi el 75% valora muy positivamente el reinado de Felipe VI"; "Moragas asumirá de facto funciones de la Secretaría General del PP tras los cambios"; "La entrada en vigor del nuevo Código Penal evitará que Aguirre sea juzgada por el incidente de tráfico".
Ara:
"Ada Colau: 'Com a alcadessa, tinc interessos comuns amb Mas'"; "Injecció als bancs grecs
per evitar el 'corralito'"; "Fi de curs: fracassa la fórmula Wert per al castellà"; "Samar, refugiada siriana a Barcelona: 'Quan la gent em veu, sap què ens ha fet Al-Assad'".
El Punt Avui:
"Divorci en marxa a Madrid. CDC i Unió acorden actuar com a dos subgrups al Congrés, amb els seus portaveus corresponents. Mas i Duran es reuneixen al Palau de la Generalitat per solemnitzar el trencament de la federació"; "Sónar, ritme d’alt nivell"; "El risc de ‘corralito’ a Grècia activa el BCE"; "Acaba el curs amb la llei Wert qüestionada"; "Bartomeu entra en la cursa i exhibeix triplet i trident ".
La Vanguardia:
"El BCE da aire a la banca griega ante la fuga de dinero"; "Adiós al cole. Los escolares catalanes iniciaron ayer sus vacaciones, que se prolongarán hasta mediados de septiembre"; "La dirección de Unió se la juega con una propuesta para ir al 27-S. Mas fija hoy el rumbo de CDC tras la ruptura de la federación"; "Dinamarca gira hacia la derecha y se vuelve euroescéptica"; "Un ojo biónico contra la ceguera"; "Colau ordena a la Urbana de paisano dejar el Sónar".
EL PERIÓDICO:
"Grecia, en la uci"; "Regreso a Waterloo. Miles de figurantes recrearon ayer en una ceremonia de reconciliación la batalla de Waterloo, librada hace 200 años en esos mismos campos y que supuso la derrota de la Francia de Napoleón a manos de una coalición europea"; "La cifra de refugiados en el mundo roza los 60 millones"; "Mas y Duran se reúnen para tratar de la ruptura"; "Bartomeu: triplete y tridente".
 
 
 
Fuente: El Periódico
Autor: XAVIER CAMPRECIÓS
 
 
 
 
 

PENSAMIENTO






Para los que se llaman conservadores,
progresar es permanecer inmóvil”.
 
M.M.
 
 
 
 
 
 

domingo, 14 de junio de 2015

Atalaya: El PP, ¿de capa caída?





Los resultados de las elecciones municipales y autonómicas ¿pueden considerarse como síntoma del fin del PP como heredero del régimen franquista y quizá su remodelación hacia el necesario partido conservador, que no reintroduzca el bipartidismo, sino que se convierta, no en bisagra, sino en fiel de la balanza democrática?

El o los partidos que gobiernen después de las elecciones generales supuestamente de noviembre, en especial las formaciones de izquierda, en el supuesto de que las ganen, tendrán que proceder con mucho tacto político, para que la derecha, apoyada siempre por el capital, no pueda lanzar la consigna de “frente popular”, pretexto para que el golpista general africanista, Franco, derribase a la Segunda República. Aunque hoy un golpe militar sea absolutamente impensable, en todos los sistemas hay populistas furiosos de poder que se imponen como “salvapatrias”.
 
La España actual precisa de una reforma de su constitución, que los españoles se dieron en 1978 como comienzo de la transición. La transición se hizo en condiciones muy difíciles para la izquierda, por existir todavía los poderes fácticos del franquismo, incluida “la Santa Madre” Iglesia. En estas circunstancias, el rey Juan Carlos, asesorado desde fuera y desde dentro (Torcuato Fernández Miranda) sobre el plan a seguir, hizo posible la “pacífica revolución” con una gran maestría, captándose las simpatías de quienes no podían soportar más la arbitrariedad de un régimen fascista: en primera línea, el capital español que, por culpa del “caudillo” y sus secuaces, veía cerrada las puertas de la a la sazón Comunidad Económica Europea. También volvían preocupados observadores extranjeros, entre ellos de Washington, aún asustados por la “Revolución de los Claveles” en Portugal, donde los comunistas tuvieron al principio mayoría. Los ruegos de la Casa Blanca de que su aliado militar de tapadillo se democratizase, cayeron en saco roto hasta fallecido el dictador (que tanto se añora en el PP que aún conserva símbolos fascistas en lugares públicos (plazas, calles) como el “Valle de los Caídos”, donde están sepultados bajo una losa de varias toneladas,  los restos embalsamados del “Caudillo de España por la Gracia de Dios”.
 
Juan Carlos, principalmente con el apoyo de Washington y de Alemania (SPD-socialdemócratas-Sindicato del Metal), así como con la esencial labor del ex jefe nacional del Movimiento, Adolfo Suárez, supo llevar con mano segura a una España tiranizada a una España democrática. En la izquierda socialista fue un auténtico pilar para los planes del Rey el sevillano Felipe González, que como posterior presidente del Gobierno supo apartar los pedruscos franquistas en el camino hacia la democracia, una monarquía, parlamentaria.

No me duelen prendas. El camino del capital español rural hacia un capital competitivo también en el Exterior (España por fin ingresó en la CEE, después UE) fue abierto en vida del dictador por los tecnócratas del Opus Dei, que desplazaron a los falangistas de su poder, entre ellos al Jefe de la Falange, Manuel Fraga Iribarne, que fundó al comienzo de la transición “Alianza Popular”, un batiburrillo de agrupaciones de ideología ultra conservadora que aglomeraba ideologías tan dispares como el monarquismo y el franquismo. Fue por ello que AP fracasó estrepitosamente, hasta que Fraga, en 1989, refundó su desfallecida federación de asociaciones políticas en un partido unificado, el Partido Popular, que, paso a paso, consiguió convertirse en la primera fuerza política de España.

Lejana está La Transición y sus dos principales artífices, fuera de combate: Adolfo Suárez, bajo tierra,  y el Rey Juan Carlos I, jubilado. España, a estas alturas, necesita un cambio profundo, pero manteniendo de momento la función de la Corona como soporte de la convivencia de los españoles. Aún existen abismales diferencias en el reparto de los ingresos, entre ricos y pobres. En vez de que unos cuantos sinvergüenzas se repartan el dinero de todos, una justa política fiscal tiene que imponer la constitucional responsabilidad social del capitalismo. El gobierno no puede servir a los capitalistas, sino imponer el cumplimiento de los acuerdos que hayan firmado Sindicatos y Patronal. Ninguna ley puede, en una democracia, sancionar o prohibir huelgas y manifestaciones pacíficas. La huelga es el arma de los trabajadores indefensos, aunque también la patronal dispone de otras armas más poderosas: el lock-out o cierre de la empresa, sin el pago de salarios. Aquí si tiene el gobierno la obligación de intervenir como mediador en un conflicto que arruina a una clase ya de por sí en precario.
 
En mi opinión, el multipartidismo, que propicia los reinos de taifas, no siempre es bueno para la democracia pues requiere de una gran madurez política que no suele ser precisamente uno de los principales atributos del pueblo español. Puede acabar en la anarquía, en la llamada “democracia asamblearia”. En suma, en un guirigay de grupitos que, con ese cainismo irracional que nos caracteriza, quieren alzarse con el poder. ¡Ejemplos suficientes tenemos a lo largo de toda nuestra Historia!

Menos en la corrupción, la izquierda ha de seguir el ejemplo de la derecha, más cohesionada en su lucha “por la conquista del Estado” (del poder) que ha dejado el país lleno de escombros tras el desmantelamiento del Estado de bienestar y la derogación de las leyes sociales desarrolladas por el PSOE, lo que significa un retroceso sin igual en nuestra joven democracia. El principal objetivo del PSOE debería ser ahora la restitución de las reformas que él propugnó y llevó a cabo en sus distintos mandatos y que la mayoría absoluta del PP ha conseguido cargarse de un plumazo en esta legislatura. De ello dependen también la ampliación y estabilidad de nuestra democracia y sus instituciones.
 
Tampoco estaría de más romper el tabú de la reforma constitucional. Mientras que –por poner un ejemplo– la ley fundamental alemana se ha revisado en 53 ocasiones,  nuestra Carta Magna de 1978, redactada bajo las particulares circunstancias de la reciente muerte del dictador y con el ruido de sables de algunos sectores del ejército como telón de fondo, se ha quedado obsoleta y requiere ser revisada en algunos aspectos. Hasta ahora, la única reforma ha sido la del Art. 135, con Zapatero todavía al frente del ejecutivo, aprobada por vía rápida con el consenso de PSOE y PP, y que el Partido Popular amplió en varias ocasiones tras su llegada al poder. Una polémica enmienda impuesta por el Banco Central Europeo y la UE para salvaguardar la estabilidad presupuestaria, que únicamente prioriza y beneficia a los bancos, nuestros acreedores. Al PP, desde la impunidad del rodillo de su mayoría absoluta, le sirvió de pretexto para justificar la cadena de recortes sociales, sacrificios y privatizaciones.
 
Ahora, en las autonómicas y municipales, el PP se ha pegado un espectacular batacazo, dejándose 2,5 millones de votos por el camino. Un merecido castigo en las urnas por sus inhumana política de austeridad. Por primera vez, se han oído críticas abiertas de los barones al inmovilismo de Rajoy. ¿Principio de descomposición o de regeneración?
 
Pero volviendo a la Constitución. Reformarla no va a ser tarea fácil y no sólo por las dificultades a la hora de llegar a un acuerdo sobre las modificaciones. Su artículo 168 obliga a que cualquier revisión de la Carta Magna, total o parcial, que afecte a cuestiones como la Corona, los derechos humanos o la unidad de la nación, tiene que ser aprobada por mayoría de dos tercios de cada Cámara, así como a la posterior disolución de las Cortes. Como punto final, la reforma debe ser aprobada en referéndum popular.

Si las predicciones sobre la fragmentación del mapa político después de las próximas elecciones generales se cumplen, habida cuenta del afán de protagonismo reinante, parece casi inviable que dos tercios de los componentes de la Cámara Alta y de la Cámara Baja sean capaces de dejar a un lado sus egoísmos partidistas y personales para ponerse de acuerdo sobre un tema de tanta enjundia, como lo fueron los padres de la Constitución de 1978.
 
 
 
 

REVISTA DE PRENSA




Como era de esperar, El Periódico de Barcelona no se anda con chiquitas a la hora de titular los acontecimientos de ayer. Xavier Martínez comenta así la Revista de Prensa de la edición de hoy:
"La derecha mediática abomina de la "negra España municipal", que personifica en Carmena y Colau
'Abc' condena que el país consume "su giro radical a la izquierda' y 'La Razón' culpa al PSOE de entregar el poder a Podemos
 
Mientras que los diarios de Barcelona, entre ellos EL PERIÓDICO, optan por destacar en sus portadas el 'fenómeno Colau' al acceder a la alcaldía y por recoger la imagen de apoyo popular expresado en la plaza de Sant Jaume, la derecha mediática deja constancia de su profundo malestar por los resultados de las elecciones municipales tanto en la primera página como en los editoriales. "Una negra España municipal" es el titular de 'La Razón' en la resaca de los pactos electorales que tan caros le han salido al Partido Popular por la pérdida de ayuntamientos. El diario de Francisco Marhuenda denuncia la "nefasta forma de hacer política que consiste en aislar a un partido democrático como el PP" y carga contra lo que denomina "frentes populistas". El diario mete a todos (casi) en el mismo saco, identificados -dice- con el chavismo y el castrismo "y cuya trayectoria -añade- no es ajena a la desobediencia e incivismo e incluso la violencia". De nada sirvió para ‘La Razón’ que la imagen del acceso a la alcaldía de Manuel Carmena y Ada Colau se asemejasen más a una fiesta que a un acto político, e incluso en el caso de Barcelona a una boda con la novia en la calle cubierta de confeti. Lejos de ello, el rotativo también advierte al partido socialista: "El abrazo del oso de Podemos se empezó a sentir ayer en un PSOE segundón y ninguneado".
 
LAS CUENTAS DE CARMENA Y COLAU
Sobre una fotografía a toda página de Carmena y Colau, 'Abc' titula en su portada que "España consuma su giro radical a la izquierda" y subraya que las dos alcaldesas prometen el cargo 'por imperativo legal'. Precisamente este espíritu rebelde es contra el que carga en su editorial ("Un futuro inestable y conflictivo"), en el que reclama a Mariano Rajoy una reacción inmediata para atar muy corto a los ayuntamientos donde mandan las fuerzas emergentes de iniciativa ciudadana. El diario madrileño anima al presidente del Gobierno a "aplicar los mecanismos de disciplina financiera establecidos en la ley de estabilidad presupuestaria y a impugnar en los tribunales, incluido el Constitucional, las decisiones con las que los nuevos ayuntamientos y los futuros gobiernos autonómicos quieran hacer oposición a Rajoy hasta las próximas generales". Traducido: 'Abc' llama al presidente a frenar cualquier coste en político social que pueda desequilibrar las prioridades presupuestarias. Desde la identidad ideológica, 'La Razón' pone incluso sus cifras. Osa asegurar en páginas interiores que el bastón de mando de Colau, sus medidas de corte social, provocará 250 millones de déficit, y las de Carmena, en Madrid, les costará 720 euros a cada familia, porque aumentará los gastos en 900 millones.
 
APLAUSO A LOS PACTOS
Sin hacer números ni en montarlos, 'El País' destaca que Madrid y Barcelona ponen a prueba las promesas de las fuerzas del cambio y en su editorial ("Comienzo del cambio") se limita a recoger que los partidos emergentes determinan los pactos del nuevo mapa municipal. En el editorial, este rotativo destaca la obviedad, que el cambio se ha producido con la normalidad que cabía esperar. "No sabemos -concluye- cuánto darán de sí los nuevos alcaldes y los futuros presidentes autonómicos, pero los pactos electorales han dado resultado. La gobernabilidad está asegura: cualquier otra opción era impensable". Por su parte, 'El Mundo' habla de "revolución en los ayuntamientos", pero recuerda en su editorial que a este diario no le gustan los programas de Podemos ni de las plataformas que se han formado en torno a este partido y carga otra vez contra los pactos que han hecho del PP "el gran derrotado de la jornada". Por eso, el diario madrileño emplaza a los políticos que corresponda a abrir el debate para reformar la ley orgánica de régimen electoral para que gobernara en los ayuntamientos la lista más votada.

TITULARES DE LAS PORTADAS
El País: "Madrid y Barcelona ponen a prueba las promesas de las fuerzas del cambio"; "Rajoy presionó a Rivera para que el PP mantuviera capitales andaluzas"; "Hillary Clinton apela al voto de izquierda en el primer mitin de su campaña".
El Mundo: "Revolución en los ayuntamientos"; "Los alcaldes de los nuevos partidos emplean fórmulas de desafío institucional. 'Acercaremos la política a la calle', coinciden Colau y Carmena"; "El PP deja de gobernar a más de 16 millones de habitantes para hacerlo sobre menos de seis, mientras que el PSOE pasa de cuatro a ocho millones"; "Rajoy culpa a la izquierda por sus pactos 'excéntricos y sectarios' y el PSOE le llama 'indigno' y le pide que respete la 'democracia'".
Abc: "España consuma su giro radical a la izquierda. Manuela Carmena y Ada Colau prometen el cargo de alcaldesas 'por imperativo legal' y entre gritos de 'sí se puede'".
La Razón: "El PSOE hace de bisagra y entrega el poder a Podemos"; "Así piensan los concejales de Carmena: antisemitismo e incitación a la violencia"; "Don Juan Carlos a Felipe VI: 'Qué pena no haberlo hecho antes'"; "Treinta años de España en la UE: de la euforia a la convulsión".
La Vanguardia: "Colau pide paciencia para transformar Barcelona"; "La izquierda desaloja al PP de las grandes ciudades"; "Mapfre desembarca en Barcelona con Van Gogh".
EL PERIÓDICO: "Alcaldesa de todos. Ada Colau pide a los barceloneses que sean exigentes con su gestión"; "Carmena acaba con 24 años de PP en Madrid y propone las primeras medidas"; "Badalona releva a Albiol en un clima de alta tensión"; "Ribó promete mandar sin vara en Valencia y los populares pierden media Andalucía"; "Pelotazo inmobiliario en Llavaneres del director de Caixa Laietana"; "Degustar en el mercado"; "Silicon Valley domina el mundo".
Ara: "Alcaldessa Colau: 'Feu-nos fora si no fem el que hem promès'"; "Els seguidors d'Albiol intenten entelar la proclamació de Dolors Sabater a Badalona"; "Juli Fernández (ERC) enceta l'etapa post-Bustos a Sabadell amb un pacte de mínims".
El Punt-Avui: "L'hora de governar. Més de nou-cents municipis de Catalunya proclamen els seus alcaldes"; "L'hora de la veritat per a Unió davant el procés"; "L'escenografia catalana tindrà veu pròpia".
 
Fuente: El Periódico
Autor: Xavier Martínez

 
 

PENSAMIENTO





El dinero no huele,
pero la corrupción apesta

M.M.



viernes, 12 de junio de 2015

Atalaya: Multipartidismo



No sabemos lo que es peor, si el bipartidismo o el multipartidismo, que estamos viviendo estos días después de las municipales y autonómicas.

En su día opinamos que el bipartidismo podía contribuir  a la estabilidad, concertando pactos con el mayor partido de la oposición, que puede incluso llegarse a una coalición entre los dos partidos mayoritarios, como es el caso de la estable Alemania, donde actualmente gobierna Frau Merkel (de la conservadora CDU), apoyada en el partido socialdemócrata, SPD. El lado negativo del bipartidismo es que uno de los dos partidos, el más votado, pueda obtener cada vez la mayoría absoluta, con lo cual, si se eterniza en el poder, elimina la alternancia en la presidencia del gobierno.

Sólo una línea muy tenue separa a la democracia de la dictadura. Ya ha habido casos de un triunfo absoluto de la más espantosa  dictadura en las urnas: por ejemplo, los genocidas Hitler y sus nazis, después de la calamitosa situación de Alemania al ser derrotada en la Primera Guerra Mundial. En aquella situación de miseria nacional, la República de Weimar fue un espantapájaros. Sólo los cuervos con la cruz gamada, permanecieron.

En España, afortunadamente, la situación es muy distinta. Aunque todavía quedan sacrificios por hacer, hasta en Bruselas se reconoce que el país puede recuperarse.

Lo que sí ha cambiado es el paisaje político. Se han celebrado comicios municipales y autonómicos, en los que el PP ha sufrido sensibles pérdidas (más de tres millones de votos como el PSOE, (los ciudadanos están ya hartos, pero sigue siendo la primera fuerza política en España). También el PSOE ha perdido más de tres millones de votos, manteniéndose como el partido más fuerte de la oposición. Pero mientras tanto han surgido en nuestro país nuevas fuerzas políticas, los llamados partidos emergentes, que, con muchos menos votos que PP y PSOE pueden, sin embargo decidir el futuro rumbo de la democracia española. Hay partidos emergentes que atraen la atención de los grandes como muletas para acceder al poder. Quizá el más fuerte e inquietante sea Podemos. Un pacto con este partido radical de izquierda es temido por la derecha. El PSOE teme a Podemos porque se dirige a su mismo electorado, pero con tesis más radicales. El gran PSOE podría convertirse en un ratón a merced del gato, sin el que no podría gobernar. Podemos ya ha dejado por el camino una estela de pequeños partidos, como IU, que prácticamente han sufrido implosión.
 
Entre los demás partidos emergentes merece citarse a Ciudadanos, que se posiciona en un centro equidistante del PSOE y del PP. Ciudadanos tiene una larga lista de exigencias sin las cuales no quiere firmar nada. Puede pactar tanto con el PP como con el PSOE. Gracias a Ciudadanos se ha hecho posible por fin la investidura de Susana Sánchez (PSOE).

Las democracias multipartidarias son más difíciles de gobernar por las muchas tendencias e intereses en juego. Las constituciones democráticas no se cambian a cañonazos, sino tras un consenso  bien meditado y sensato. Algún partido emergente que quiera cambiar a España (en efecto, hacen ya falta cambios) u obra con sosiego o será desterrado del mapa político por la sociedad.
 
 

Adiós Pierre, James y Christopher



Desde el pasado sábado el cine y la música están de luto. Entre el sábado y el domingo nos dejaron para siempre Pierre Brice (86), James Last (86) y Christopher Lee (93). Puede que a alguno de ellos no le pongan cara, pero estoy convencida que se acordarán si les refresco la memoria.
 
Empezaré por Pierre Brice, nombre artístico del barón francés Pierre Louis Le Bris, el actor que encarnó en los años 60 en la gran pantalla, nada menos que once veces, a Winnetou, el jefe apache creado por el escritor alemán Karl May. En mi opinión, Pierre era incluso más apuesto que Erol Sander, el galán de origen turco, omnipresente en la actualidad en la televisión alemana, que ha sido el último intérprete de ese indio bueno, justo y amante de la paz famoso en todo el mundo.
 
No hace mucho volví a verle en un canal regional protagonizando una de esas viejas películas de la saga del indio Winnetou que rodó hace ya medio siglo junto a otros guaperas de la época: el ex Tarzán Lex Barker, en el papel de su amigo Old Shatterhand y el por aquel entonces ya entradito en años, Stewart Granger como Old Surehand. Finalmente, cuando se hartó del personaje, se le vió en algunos spaghetti westerns y en diversos papeles en series de la televisión alemana. Después, se dedicó principalmente a actuar y dirigir obras de teatro y, ya retirado, a escribir, promocionar  jóvenes talentos y a obras de caridad (recogió más de 2.000.000 de euros para el tercer mundo). Por todo ello y por su contribución a la amistad entre franceses y alemanes, le fueron concedidas La Cruz de Mérito de Primera Clase alemana (1992) y La Orden de Caballero de la Legión de Honor (2007).
 
Pierre Brice falleció el pasado sábado víctima de una insuficiencia respiratoria.
 
Otro grande que se fue para siempre el sábado tras una grave enfermedad fue el músico alemán James Last, una leyenda de la música alemana y creador del sonido "happy party".
 
Hans, nombre de pila que luego cambió porque sonaba mejor en el anglosajón James, tocaba el piano desde los 12 años. Desde muy jovencito, en plena guerra mundial, Hans tomó la decisión de dedicarse al jazz, esa música de negros tan odiada por el régimen nazi. Una vez finalizada la contienda, empezó poco a poco a forjar su carrera como bajista en diversos conjuntos. Su carrera internacional como líder de su propia orquesta empezó en 1964 cuando la discográfica Polydor le ofreció un contrato en exclusiva.  Con su “big band” viajó por todo el mundo cosechando éxitos hoy inimaginables.
 
A lo largo de su carrera, Hansi (como le llamaban cariñosamente sus amigos) vendió más de 50 millones de discos, por los que recibió más de 200 discos de oro y 17 de platino.
 
James, que vivía desde hace más de 30 años en Florida (USA), al enterarse de que estaba irreversiblemente enfermo, quiso despedirse para siempre de su público con una gira en la que le acompañaban 40 músicos, todos viejos amigos, que le llevó esta primavera a Londres, Suiza, Austria y a diversas grandes ciudades alemanas, entre ellas Colonia, donde dio su último concierto ante 6.000 personas.
 
Según declaró el músico en una entrevista del año 2014 concedida al diario BILD: “No tengo miedo a la muerte. Desde hace 20 años soy consciente de que esto se terminará alguna vez. Cuando el de allí arriba decida que ha llegado el momento, vendrá a buscarme”.
 
Su hora le llegó el sábado en Palm Beach (Florida) rodeado hasta el último aliento de todos los suyos.
 
El tercero en abandonar este mundo ha sido el actor británico Christopher Lee. Aunque su muerte, debida a problemas respiratorios que se complicaron, tuvo lugar el día 7, su familia no quiso que se supiese hasta ayer.
 
Antiguo piloto de la RAF, cuando finalizó la II Guerra Mundial su altura de 1,97 y su  aristocrático porte (su madre era la condesa Estelle Mari Carandini di Sarzano emparentada con la más rancia aristocracia italiana) le abrieron las puertas del cine. Pero sería en 1957 cuando el personaje del conde Drácula le catapultó a la fama mundial. Un Drácula que él supo interpretar como ninguno de sus predecesores, incluido el conocidísimo Bella Lugosi.

En su haber de más de 300 películas, la mayor parte de ellas de terror, cabe destacar "El hombre de la pistola de oro", un James Bond en el que interpretó a su enemigo Scaramanga o, más recientemente, "El señor de los anillos" (donde encarnó al malo malísimo mago Saruman) y la segunda y tercera entrega de "La Guerra de las Galaxias".
 
Por sus méritos por el país, Lee  fue nombrado en 2001 caballero del Imperio Británico por la Reina de Inglaterra.
 
Sin embargo, pocos saben que con más de 80 años ya Christopher Lee grabó como cantante cuatro discos con la banda heavy metal italiana Rhapsody of Fire. En 2010 quiso hacer en solitario un álbum de heavy metal sinfónico, "Carlomagno: por la espada y la cruz". Y para celebrar su 92 cumpleaños; Lee lanzó un nuevo álbum de rock duro, "Metal Knight" (Caballero de Metal).
 
El domingo pasado, la vida de esta estrella que parecía incombustible se apagó para siempre.
 
Gracias por los buenos momentos que nos habéis hecho pasar, cada uno a su manera. Allí donde estéis, descansad en paz.
 
Margarita Rey






jueves, 11 de junio de 2015

Política: Real Decreto



 


Acabo de leer en ABC una noticia que, a mi modo de ver, reviste una gran importancia. Dice así:

"El Boletín Oficial del Estado publicará este viernes un Real Decreto por el cual Su Majestad el Rey revoca el uso del título de Duquesa de Palma de Mallorca en favor de Su Alteza Real la Infanta Doña Cristina, que le fue conferido mediante el Real Decreto 1502/1997 de 26 de septiembre.

El texto del Real Decreto es el siguiente:
«De conformidad con lo dispuesto en el artículo 6 del Real Decreto 1368/1987, de 6 de noviembre, sobre régimen de títulos, tratamientos y honores de la Familia Real y de los Regentes, he resuelto revocar la atribución a Su Alteza Real la Infanta Doña Cristina de la facultad de usar el título de Duquesa de Palma de Mallorca, que le fue conferida mediante Real Decreto 1502/1997, de 26 de septiembre.

Así lo dispongo por el presente Real Decreto.
Dado en Madrid, el 11 de junio de 2015.

Firmado: Felipe, Rey, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy Brey»."

Aunque hay que esperar a mañana para ver las reacciones en la prensa nacional e internacional, la lectura es bastante meridiana. Con la posible condena de su hermana implicada en el caso Noos ante portas, don Felipe ha querido dejar bien clara su posición frente a la conducta inexcusable de la Infanta Cristina y demostrar así oficialmente a la ciudadanía –por mucho que a él personalmente le duela– su repulsa ante el comportamiento indigno de una princesa, que ha llevado a la Monarquía al borde del abismo.

Al parecer, según apunta el diario El País, "la decisión de renunciar a los derechos de sucesión dinástica siguen en manos de doña Cristina".
 
Mañana sabremos más.
 
Margarita Rey
 
Fuente: ABC

 

PENSAMIENTO




 
 

“La ilusión nos suele conducir por caminos equivocados”.

M.M.
 
 
 

 

lunes, 8 de junio de 2015

Atalaya: ¿Anuncio o amenaza?



Todavía resuenan en mis oídos las palabras de Rajoy de que querrá ser el próximo Presidente del Gobierno en las elecciones generales de noviembre. Lo mismo que Aznar usó el dedazo para encumbrar al gris Rajoy, éste utiliza el propio dedo para nombrarse presidente de la próxima legislatura, si el PP ganara las elecciones.

Aunque el PP es un búnker cerrado a la opinión pública, los medios saben que existe descontento entre los jóvenes por el (los) escándalo(s) de la corrupción de altos vuelos, por la forma autoritaria con la que el presiente dirige al partido, del que espera sumisión completa; y por la falta de democracia interna, no existiendo en estos momentos primarias. Las damas de Rajoy, Soraya Sáenz de Santa María y MarÍa Dolores Cospedal, explican y justifican los modos y maneras de su jefe y juran que en el PP reina un a fuerte cohesión. Ya veremos si Rajoy se decide por fin a modificar su gabinete, apartando a ministros que son un lastre como el de Interior Jorge Fernández Díaz (fácilmente se pudo quitar de encima al insostenible Alberto Ruiz Gallardón, pero ¿podrá ahora despedir sin contemplaciones a los ministros que le estorben?) o el señor Wert y su engendro de plan de educación.
 
Tenemos otro nuevo aviso o amenaza. Rajoy ha acusado a Pedro Sánchez de una deriva del PSOE hacia la izquierda radical y le ha advertido que no habrá conversaciones entre el PP y el PSOE si llega a algún acuerdo el PSOE con Podemos. Sánchez ya ha replicado tanto a Podemos como a Rajoy que el PSOE no se dejará llevar por derroteros distintos a los seculares socialistas democráticos.

¿Están Rajoy y su PP en condiciones de poner condiciones? Que se sepa, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, parece hasta ahora no estar demasiado por la labor de colaborar con el Partido Popular.

La derechona con la Patronal (CEOE) detrás, y el propio PP a través de los medios allegados a Génova, ya empiezan a lanzar consignas encubiertas, recordando al Frente Popular (enero 1936), compuesto por diversos partidos de izquierda (también el PSOE) ante la reaccionaria política de la derecha, principalmente de la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas), presidida por José María Gil Robles, que después fue descabalgado por Franco.